LO QUE SE DIJO EN LA MANIFESTACIÓN DEL CAMPO

El acto comenzó más tarde de lo previsto, ya que se optó por esperar al gran de número de persona que seguían arribando. Cerca de las 10:30 los locutores dieron la apertura formal nombraron a todos los sectores participantes: Sociedades rurales de distintas provincias, Confederación Argentina del Campo, los gauchos de Güemes, entro otros. En el predio, de no más de 100 metros cuadrados, donde estaba ubicado el escenario, se aguardó por la llegada de los distintos oradores que darían lectura a diferentes manuscritos que expresaban los reclamos.

Había una inmensa cantidad de familias, niños jugando en el pasto con banderas Argentinas, mates y facturas que llenaban las panzas de quienes asistieron al lugar. EL NORTE dialogó con manifestantes como Roberto, un chacarero de la provincia de Entre Ríos que llegó la noche anterior junto a su esposa, Lidia. “Vine para demostrarle a este Gobierno que están perjudicando a todos los argentinos. Tengo una chacra en Entre Ríos, donde trabajo día y noche sin descanso y las cargas impositivas que impone el Gobierno me está matando”, esbozó Roberto.

“Con la constitución bajo el brazo le vengo a exigir a este Estado que empiecen a beneficiar a quienes realmente trabajamos, no a los chorros, drogadictos y delincuentes que siempre son salvados por esta gente. Si violás quedas impune, pero si no queres pagar un impuesto inventado, como lo es el de las Grandes Fortunas, te persiguen, te escrachan, te quieren hacer creer que le estás fallando al país, cuando son ellos los que nos fallan a nosotros”, agregó Lidia antes la consulta de este medio sobre su participación en la manifestación.

Sin embargo, no solo los dueños de campos estaban enfurecidos con la presidencia de Alberto Fernández, también había argentinos apoyando la lucha. “Soy una contadora de CABA, vine para solidarizarme con estas personas que son las que levantan el país, las que dan trabajo y cuidan el bien común de todos. Mi familia y yo queremos expresar nuestro apoyo al sector turístico también, porque todavía no hay una sola medida para ayudarlos, los dejan en la calle”, aseveró Noelia.

“Nosotros venimos desde Salta, desde muy lejos, solamente para mostrarle a este Gobierno de brutos que las medidas que toman son simplemente erróneas. No beneficia a nadie, ni siquiera a los que los votaron. Prometieron carne sobre la mesa y solamente hay polenta, es un desastre y muy triste pensar que alguien puede simpatizar con esta manga de idiotas”, vociferó Adolfo, un empresario del norte argentino.