19.2 C
San Nicolás de los Arroyos
miércoles, 8 diciembre, 2021

Edición N° 3889

LOS DESPEDIDOS DE CARBOQUÍMICA DENUNCIAN QUE LES LIQUIDARON MAL LAS INDEMNIZACIONES



La fábrica Carboquímica, que la semana pasada echó a todos sus trabajadores sin causa, sigue siendo noticia. La empresa que producen brea, bitumen, creosota creocarbo, aceite fenolado, aceite solway y aceite de antraceno, en marzo de este año fue condenada por el Juzgado Federal de San Nicolás a partir de una causa iniciada por la denuncia de la ONG Fomea.

 La firma debía “realizar tareas de recomposición ambiental” tras determinar la Justicia que “generó un desastre ambiental en las costas del río Paraná. El Organismo para el Desarrollo Sostenible (OPDS) también fue responsabilizado por incumplir “su misión legal”. El fallo de la Justicia Federal tuvo otro agregado que sumó importancia: no solo se condenó a la empresa denunciada, sino también a la propia provincia, luego que se comprobara que su organismo de control, el OPDS, había “incumplido su misión legal”, algo que para los jueces de la causa resultó significativo.



El Norte habló con los empleados, quienes señalaron que la compañía sigue trabajando, liquidó mal las indemnizaciones y, por otro lado, no dejó a los operarios retirar sus pertenencias. En total fueron siete los despedidos y ninguno recibió lo que le corresponde, informaron a este medio.

 “No dieron la liquidación, nos pagaron mal, no nos dejaron retirar nuestras cosas. La fábrica sigue operando pese a estar clausurada. Tienen gente trabajando en negro y en muy malas condiciones laborales”, dijo un trabajador al tiempo que remarcó: “La fábrica está clausurada y nadie hace nada, y sigue trabajando”.



Reclamo

Los trabajadores hablaron sobre el  momento que viven y de la falta de acompañamiento por parte de autoridades del estado municipal, dirigentes sindicales, concejales y el propio Ministerio de Trabajo. “Nadie de la Municipalidad de Ramallo habló con nosotros, nadie se acercó a hablar. Hay muchas irregularidades en la empresa y miran para otro lado”, se quejaron.

Luego reiteraron: “Nos liquidaron hoy mal las indemnizaciones. Se cagaron en la ley. El jueves a las 10.00 tenemos una reunión con el Ministerio de Trabajo, nos dicen que es virtual. Hoy llamamos y nadie hizo nada, se cagan en todos, sacan camiones de brea y nadie hace nada. Ellos tienen gente trabajando adentro con total impunidad. Nosotros pensamos que alguien pone plata y alguien la recibe, porque  nadie hace nada”.



Fueron  siete operarios los despedidos. La compañía que se encuentra ubicada en la punta norte del partido de Ramallo además tiene personal contratado, informaron a este medio. “Cuando nos echaron, nos hicieron trabajar todo el día como perros y cuando nos íbamos nos mostraron una fotocopia de despido, sin causa, sin ningún motivo.  Todo fue sin demasiadas explicaciones, nos echaron sin motivo. Recibimos la fotocopia del telegrama, no un telegrama de despido”, recordaron.

Los trabajadores fueron despedidos sin causa por parte de la empresa, y el salario estaba entre 20.000 y 30.000 pesos por mes cuando el convenio colectivo de trabajo marca para el sector alrededor de 80.000 pesos mensuales.

Consultado sobre si habían tenido en estos días algún acercamiento con dirigentes sindicales, expresaron: “Nosotros no tenemos gremio, nada y nadie se acercó. Estamos completamente solos en esto”.



“La empresa produce brea, naftalina, derivados del alquitrán. La planta estaba clausurada por el OPDS, le clausuró vestuarios, comedor, porque la gente no puede estar ahí dijeron. Ahora hay trabajando en negro cinco o seis personas en condiciones muy malas”, concluyeron. 

La empresa fue condenada porque “generó un desastre ambiental en las costas del río Paraná, contaminando severamente con restos del destilado de alquitrán de hulla un amplio sector de aledaño a la planta, afectando suelo, barrancas, bosques nativos, humedales y el propio curso del río Paraná. La contaminación constatada afectó la biodiversidad de ese valioso entorno natural”.

ÚLTIMAS NOTICIAS





error: ¡Contenido protegido!