LOS DOS NÚMEROS (APROXIMADOS) QUE SERÁN CLAVES EN LA ELECCIÓN DE SAN NICOLÁS: 9200 Y 1400

El primero expresa la cantidad de votos que un espacio deberá reunir en noviembre para incorporar al menos un concejal en el deliberativo local. El segundo atañe a todos en las PASO: es la cantidad aproximada de votos que deberán cosechar para superar el piso del 1,5% que exigen las primarias. Naturalmente, los números finales dependerán de la participación del electorado y de los votos positivos expresados en las urnas.

De acuerdo con sus objetivos y sus posibilidades, cada espacio político ensaya arduas álgebras de cara a las venideras elecciones.

Leandro Madeo
diarioelnorte@diarioelnorte.com.ar

Con un total de 19 listas en competencia –récord absoluto desde que en 2011 comenzó a implementarse el actual sistema electoral–, el objetivo central no es idéntico para todos los espacios embarcados en la Legislativa modelo 2021. Algunos apuestan, efectivamente, a adjudicarse algunas de las 10 bancas del Concejo Deliberante que se ponen en juego; otros espacios más modestos por ahora solo piensan en superar el piso del 1,5% de las adhesiones que exigen las primarias para poder seguir en carrera hacia la elección general del 14 de noviembre próximo. Y aun más: tanto dentro de uno como de otro grupo, hay listas a las que se presenta este próximo domingo el desafío extra de superar una interna.

Cada uno de esos objetivos se logra con votos. ¿Cuántos, para cada caso? Es imposible saberlo con certeza de antemano, porque dependerá primero del nivel de participación y, en segundo término, de la cantidad de votos positivos expresados en las urnas nicoleñas.

Pandemia mediante, el primero de los datos es el más difícil de predecir. Y, a su vez, ese número condiciona al segundo. De todas maneras, pueden hacerse (y se hacen en cada sede partidaria) algunas presunciones: aproximaciones numéricas basadas en los valores estadísticos que dejaron en San Nicolás las últimas elecciones de idéntica naturaleza.

En las legislativas de 2013 las fuerzas políticas que lograron representaciones en el Concejo Deliberante debieron superar los 8901,1 votos: ese fue el cociente que operó para el reparto de los cargos locales en juego, surgido de la división por 10 –tal fue la cantidad de bancas en juego– del total de votos positivos expresados en aquella elección. ¿A qué se denomina «voto positivo»?: a todo voto formulado en favor de cualquiera de las listas en competencia. No cuentan, por lo tanto, los votos en blanco ni los nulos.

Cuatro años más tarde, en las legislativas 2017, el cociente que marcó la diferencia entre acceder o no a alguna de las bancas en juego fue de 9314,3.

En las generales legislativas de 2013 la participación del electorado (es decir, la cantidad efectiva de ciudadanos que depositaron su sobre en una urna) fue del 81,88% en San Nicolás. En 2017, del 79,70%. En ambos casos, la cantidad de votos positivos expresados fue del 90%.

Aproximación

Para intentar determinar, entonces, un probable cociente para las venideras Legislativas 2021, pueden ayudar las medias que dejaron los comicios de 2013 y 2017: una participación promedio del 80% y un caudal de votos positivos del 90%.

De cara tanto a la primaria de este domingo como a la general de noviembre, el padrón nicoleño está compuesto por 126.656 electores. Habrá que ver si el nivel de participación se asemeja al de las dos últimas elecciones legislativas (sobre todo en un contexto de pandemia que provocó que en las elecciones provinciales celebradas este año en Misiones, Jujuy, Salta y Corrientes el ausentismo fue alto y osciló entre el 30 y el 40%).

Como sea, si se da una participación del 80% en las generales (de nuevo: porcentaje surgido de la media de las dos últimas legislativas), habrá en San Nicolás un total de 101.325 electores concurriendo a las urnas. Para determinar un cociente de acceso a una banca de concejal, aún resta pasar ese número por el filtro que excluya votos en blanco y nulos.

Con el antecedente del 90% de votos positivos de los últimos dos comicios, pueden suponerse unos 91.192 sufragios emitidos en favor de cualquiera de las listas en competencia. Dividido por la cantidad de 10 bancas en juego, ese número arroja un cociente de 9119,2. Para redondear: 9200 votos, como piso para acceder al reparto de bancas.

Ese es, aproximadamente, el número clave de los espacios (los pocos espacios, por cierto, en una elección que se prevé que estará fuertemente polarizada) que tienen como objetivo acceder a uno o más asientos en el Palacio Legislativo de Sarmiento y Lavalle.

El piso del 1,5%

En tanto, ¿en qué numero pueden pensar los espacios que llegan a la elección del domingo con el objetivo más modesto de superar la ronda primaria? En ese caso, el número mágico es 1368. Para redondear, 1400: esa es la cantidad aproximada de votos que garantizaría superar el piso del 1,5% de adhesión que exigen las PASO para habilitar a participar en la elección general, decisiva, del 14 de noviembre.

En cuanto al tercero de los objetivos, el de superar cualquiera de las tres internas que plantea el escenario electoral local, alcanzará a cada lista con ser la más votada dentro de su espacio de referencia.

Solo eso. Aunque también hay un asterisco adicional que no interesa tanto a los animadores de las internas en «Juntos» y en el «Frente de Todos», sino más bien a las listas de la contienda dentro del «Partido Unión Celeste y Blanco»: deberán reunir, juntos, el piso del 1,5% de las adhesiones.