20 C
San Nicolás de los Arroyos
viernes, 24 marzo, 2023

Edición N° 4361

LOS PADRES DE LAS GEMELAS PIDIERON “NO CONVENTIR LA TRAGEDIA EN UN CIRCO MEDIÁTICO”

Los padres de las gemelas argentinas expresaron por medio de una carta que no se este “politizando la tragedia” y recuerdan que: “No se llamaba Iván, se llamaba Alana”



Los padres de Alana y Leila, las hermanas gemelas de 12 años que decidieron suicidarse en Sallent la semana pasada, están rotos por la tragedia y no quieren aumentar su pena con todo lo que rodea este caso.

“Para evitar más dolor a la familia, para dejar que los profesionales de la policía y la Justicia puedan llevar a cabo su investigación sin elementos periféricos contaminantes, para no convertir esta tragedia en un “circo” mediático ni abanderamiento político de ningún color y, sobre todo, para respetar la memoria, intimidad y dignidad de las menores y su familia, en lo sucesivo y por el momento no se van a realizar declaraciones a la prensa”, han explicado en un comunicado.

Pese a agradecer a los medios de comunicación su “labor profesional al hacerse eco y divulgar a la sociedad la tragedia que están sufriendo en estos momentos” los padres recuerdan que “el legítimo celo por la información ha provocado que, en ocasiones, se hayan publicado noticias poco veraces, infundadas e incluso contradictorias, nutridas de fuentes no siempre originarias”.



Entre estas informaciones está la decisión de Alana, la hermana que falleció, de cambiar su género y pasar a llamarse Iván, como había verbalizado a algunas amigas muy cercanas. Sin embargo, la familia desconocía esta decisión y por eso finaliza el comunicado con la frase, en mayúsculas, “no se llamaba Iván, se llamaba Alana”.

En los recordatorios entregados en el funeral el pasado domingo por la menor incluían ambos nombres, en señal de respeto a su voluntad por parte de la familia. que “agradece el apoyo prestado y solicita comprensión y respeto”.

Leila sigue ingresada en el hospital y se recupera de las heridas. Los Mossos d’Esquadra siguen investigando los motivos que llevaron a las gemelas a querer suicidarse y todo apunta a que las dos sufrieron acoso en la escuela por su origen argentino, que se vio recrudecido sobre Alana en las últimas semanas por su decisión de cambiar de género.



La menor se había cortado el pelo. En el informe entregado al juzgado de Manresa los agentes creen que la decisión de suicidarse responde a causas multifactoriales como el presunto acoso, problemas familiares o la incertidumbre e incomprensión relacionadas con la identidad de género.

La carta completa que hicieron pública

La familia quiere agradecer a todos los medios de comunicación, tanto de prensa escrita, como de audiovisual, su labor profesional al hacerse eco y divulgar a la sociedad la tragedia que están sufriendo en estos momentos.

Sin embargo, el legítimo celo por la información ha provocado que, en ocasiones, se hayan publicado noticias poco veraces, infundadas e incluso contradictorias, nutridas de fuentes no siempre originarias.

Esta avalancha en los medios de comunicación, dando por sentados hechos que no se ajustan a la realidad, pueden provocar incómodas situaciones: generando más dolor a la familia; contaminando la investigación llevada a cabo por la policía y, por último, politizando la tragedia.



Para evitar más dolor a la familia, para dejar que los profesionales de la policía y la Justicia puedan llevar a cabo su investigación sin elementos periféricos contaminantes, para no convertir esta tragedia en un “circo” mediático ni abanderamiento político de ningún color y, sobre todo, para respetar la memoria, intimidad y dignidad de las menores y su familia, en lo sucesivo y por el momento no se van a realizar declaraciones a la prensa.

En el momento que se decida hacer alguna declaración se llevará a cabo mediante NOTA DE PRENSA expresada a través del medio que la familia considere conveniente. En consecuencia, cualquier declaración posterior realizada por persona o personas que no hayan sido expresamente autorizadas por la familia deberán considerarse como no fidedignas y, desde luego, no contrastadas en su veracidad.

Una vez más la familia agradece el apoyo prestado y solicita comprensión y respeto y quiere dejar claro que NO SE LLAMABA IVÁN. SE LLAMABA ALANA.

ÚLTIMAS NOTICIAS





error: ¡Contenido protegido!