26 C
San Nicolás de los Arroyos
martes, 25 enero, 2022

Edición N° 3939

LOS VACUNADOS CON ASTRAZENECA PODRÁN VIAJAR SIN RESTRICCIONES POR EL MUNDO

El proceso de fabricación de la vacuna contra el COVID-19 que lleva adelante el hub biotecnológico mAbxience, de Argentina, y Liomont, de México, fue precalificado por la OMS para su uso de emergencia.

Fundada en 2009, mAbxience, el laboratorio argentino fue elegido por su par británico para la elaboración del principio activo de su vacuna


El proceso de fabricación de la vacuna contra el COVID-19 de AstraZeneca que lleva adelante el hub biotecnológico argentino mAbxience, del Grupo Insud, junto al laboratorio Liomont, de México, fue precalificado para su inclusión en la lista de uso de emergencia por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Esta categorización implica que, quienes hayan recibido las dosis del desarrollo del gigante anglo-sueco con la Universidad de Oxford que fabrican los laboratorios latinoamericanos, podrán viajar a cualquier lugar del mundo sin restricciones.

El laboratorio argentino es el brazo local para la fabricación del insumo fundamental (principio activo). En primer lugar el desarrollo de AstraZeneca fue aprobado para uso de emergencia con una documentada Fase III, y luego recibió la aprobación del organismo regulatorio del Reino Unido (MHRA según sus siglas en inglés) tras lo cual hizo lo propio la agencia argentina, ANMAT. Según el proyecto inicial, se están fabricando 22,4 millones de dosis de vacunas para Argentina y 150 millones de dosis para la región.



El proceso de producción de la vacuna de Oxford-AztraZeneca comienza en la Argentina a través del centro biotecnológico mAbxience, del Grupo Insud, liderado por el médico y empresario Hugo Sigman, mientras en México, el laboratorio Liomont se encarga de completar el proceso de estabilización, fabricación y envasado del inoculante.

Fundada en 2009, mAbxience, fue elegido por su par británico para la elaboración del principio activo de su vacuna.

Como todos los desarrollos se ha demostrado que la vacuna de AstraZeneca brinda protección contra enfermedades graves y hospitalizaciones.

Con la aparición de la supercontagiosa variante Ómicron, tras su predecesora Delta, los distintos desarrolladores de vacunas contra el COVID-19, incluido AstraZeneca comenzaron a analizar la aplicación de una tercera dosis para elevar el nivel de anticuerpos.

ÚLTIMAS NOTICIAS





error: ¡Contenido protegido!