12.3 C
San Nicolás de los Arroyos
jueves, 30 mayo, 2024

Edición N° 4793

Luciano Castro, enfurecido con un periodista: “Me genera violencia tu cobardía”

El actor se enojó con el cronista de Intrusos y lo tildó de “falso”.

Castro habló con la prensa y expresó su enojo con un cronista de Intrusos. “Todo el tiempo me gastan, nadie me respeta. Los mismos que me gastan son los que después cuando me ven me dicen que soy Marlon Brando. Eso es lo que me genera violencia, tu cobardía. No que yo haga el video enamorado con mi novia en la bañera, que lo haría 10 veces más”, afirmó el actor, en diálogo con Socios del Espectáculo.

“Los que me violentan son los que me ningunean, no solo a mí, sino después a mis compañeros. Porque mis compañeros me cuentan todo, porque yo soy un demente, pero no soy un mal tipo”, siguió.

“Cuando me dicen, ‘eh, Guati, no sabes cómo te ninguneá, me dijo esto de vos’. Yo, ah, después Guati viene y me da besos, me habla, me dice, eh, ‘Luchito’. Es un falso, entonces. Y de esos hay varios. A mí realmente no me molesta que hablen, a mí me molesta el modo. La ninguneada, la falta de respeto. El no pensar, mucha gente que se llena la boca diciendo, ‘ay, los chicos’, que tienen hijos y se olvidan en dos minutos. Ahí es donde me empieza a doler a mí”, explicó.

Muy enojado, Castro afirmó que no es una persona irrespetuosa: “Hace 40 años que laburo de esto. Yo nunca le falté respeto a nadie. A nadie. Jamás viví la miseria de nadie. Tampoco esperé que a nadie le vaya mal. Nunca disfruté que a nadie le vaya mal. Y nunca le pisé la cabeza a nadie. Te puede gustar o no lo que hago, eso ya es subjetividad. Entonces, en base a eso, en base a la subjetividad, si me está faltando respeto o me descansa ya un hombre grande, con 50 años, con 40 años de laburo, ¿y está bien o mal que me enoje o que me moleste? Tiene lógica”.

Por último, Luciano aseguró que no pudo promocionar su obra “El Beso” porque siempre le hacen preguntas de otros temas: “¿Yo salgo a cruzarlos, salgo a agraviarlos, salgo a descalificarlos? No. Al contrario, yo la paso mal. Porque yo tenía que vender un espectáculo, y lejos de promocionar el espectáculo, arruiné la promoción del espectáculo. Y soy responsable, y aparte soy líder de ese espectáculo. Y lo perjudiqué”.

error: ¡Contenido protegido!