8 C
San Nicolás de los Arroyos
viernes, 19 agosto, 2022

Edición N° 4145

LUEGO DE LAS CRÍTICAS DE CFK, EL PRESIDENTE DEFENDIÓ A LAS ORGANIZACIONES SOCIALES



El presidente Alberto Fernández rechazó hoy las críticas de la vicepresidenta, Cristina Kirchner, contra las organizaciones sociales y afirmó que “el problema de la Argentina no está en los necesitados”, aunque reconoció que algunas agrupaciones hacen “picardías”.

“El problema de la Argentina no está en los necesitados, definitivamente, sino que la Argentina crezca. Tenemos que crear muchos más empleos para que los que hoy reciben un plan social puedan ser empleados formales y gozar de todos sus derechos”, sostuvo el mandatario.



Al encabezar el lanzamiento del Foro Mundial de Derechos Humanos en el Museo del Bicentenario de la Casa Rosada, el jefe de Estado destacó el rol de las organizaciones sociales, que “han trabajado denodadamente para que la Argentina no explote”.

“Le quiero agradecer a las organizaciones sociales que estuvieron al lado nuestro ayudándonos a contener definitivamente a esos sectores vulnerables llevando solidaridad y compromiso donde no existía”, señaló.

Y añadió: “Quiero agradecérselos aún cuando algunas hagan picardías, que nosotros no convalidamos. Lo que no es bueno es generalizar”.

Fernández siguió: “Acuérdense, hagan memoria. Cuando nosotros llegamos, la verdadera discusión era cuánto tiempo va a pasar para que en la Argentina haya un estallido social, cuánto tiempo va a pasar para que ocurra el primer saqueo, cuánto tiempo va a pasar para que la gente se levante demandando comida. Nada de eso pasó y en gran medida es porque las organizaciones sociales estuvieron acompañándonos, estuvieron al lado de los más necesitados, de los mas vulnerables”.

Durante su discurso de ayer en la CTA, Cristina Kirchner pidió reducir planes y cuestionó el funcionamiento de los fondos sociales en el interior de su propio Gobierno.

“Eso no es peronismo, el peronismo es laburo, trabajo. El peronismo no es depender de un dirigente barrial para que me dé el alta y la baja”, fue una de las frases más contundentes de la vicepresidenta.

Además del Movimiento Evita, el gran sostén político en los barrios del presidente Alberto Fernández y motivo de disputa interna en el oficialismo, las otras grandes apuntadas fueron las organizaciones piqueteras, que salieron a responderle.

ÚLTIMAS NOTICIAS





error: ¡Contenido protegido!