16.7 C
San Nicolás de los Arroyos
sábado, 15 junio, 2024

Edición N° 4810

Máximo Thomsen: “Pienso en Fernando y rezo todas las noches por que tenga paz”

Máximo Thomsen habló sobre su vida en la cárcel, la relación con los demás rugbiers condenados por el asesinato de Fernando Báez Sosa y comentó qué es lo que más extraña del exterior

Máximo Thomsen: "Pienso en Fernando y rezo todas las noches por que tenga paz"
Máximo Thomsen.

A cuatro años del asesinato de Fernando Báez Sosa, Máximo Thomsen rompió el silencio y concedió una entrevista exclusiva al medio Telenoche, donde explicó lo que ocurrió después de la salida del boliche Le Brique en la madrugada del 18 de enero de 2020.

En ese contexto, el ex rugbier dijo: “Yo fui a la casa a cambiarme porque estaba ahí cerca y tenía hambre. Siempre terminaba de salir y me daban ganas de comer”. Añadió que se cambió la ropa porque “quería estar más cómodo” y “tenía rota la camisa”.

En la segunda parte de la entrevista y al ser consultado si tenía sangre de Fernando en las zapatillas, Thomsen contestó: “No, me di cuenta después, cuando entraron en la casa (la policía), pero en ese momento ni idea, yo me cambié, dejé las zapatillas ahí donde tenía todas las zapatillas y me puse las ojotas y salí”. “Yo me acuerdo de que le había dicho a Lucas Pertossi, que también tenía hambre, y le dije y fuimos a comer, como todas las noches que hemos salido, siempre que terminábamos y tratábamos de ir al McDonald’s a comer o algún carrito”, agregó.



Antes de irse a comer a un lugar de comidas, Máximo comentó: “Cuando salimos él (Lucas Pertossi) me dice que algo malo había pasado porque estaba la ambulancia y como lo vi preocupado, le dije que podía haber sido algo de la otra pelea, la de la esquina, o cualquiera. Para mí en lo que entraba algo grave era que un chico estuviera en el hospital, no veía otra gravedad, porque no lo tenía presente y le dije ‘si pasó algo grave, mañana vamos al hospital o a la comisaría’, pero fue muy rápido, para mí todo fue en un abrir y cerrar de ojos”.

Por otro lado, Thomsen aseguró que está arrepentido “cien por ciento”. “Yo nunca me quise esconder. A mi mamá siempre le dije lo mismo, desde el primer día hasta hoy que le sigo diciendo lo mismo porque no me gusta mentir”, afirmó y en esa misma línea agregó refiriéndose a su madre: “Yo primero no quería que viniera, no quería que pasara por todo esto. Cuando entró, me abrazó y estábamos ahí y yo le dije, porque mi mamá no quería creer, ella quería creer que yo no había sido, que yo estaba lejos, y yo le dije ‘no mami, yo estuve ahí, yo participé, yo pegué’, y le dije ‘perdón’, aunque a esta altura el perdón ya no es suficiente”.

“Lo único que pasó es que me siguieron apuntando a mí y me siguieron cargando con muchas cosas que yo no hice. Y yo si tengo que pagar algo, lo tengo que pagar por lo que hice, no por lo que dicen que yo hice. Yo soy un amigo más que estaba ahí, y pasó lo que pasó, pero siempre quise hacerme cargo de lo que sí hice, porque los errores se pagan. Es una realidad. Y yo estoy aca pagando por mi error, pero quiero que me culpen por lo que pasó”, aseveró.



También Thomsen contó que sienten que lo adjudican por “tener intención de matarlo”. “A mi jamás se me hubiese cruzado por la cabeza. Hasta el día de hoy no lo asumo, no entiendo cómo tampoco la gente puede pensar tan fácilmente que uno tuvo intención de matar a una persona. La vida es lo más preciado que tenemos, no es algo que se decida de un momento para otro, no tiene que estar en la cabeza de nadie”.

Máximo dio detalles de como transcurre sus días en el penal: “Tenemos cuatro horas de patio que salimos y compartimos con el resto de los detenidos, es horrible porque estás mucho tiempo encerrado y lo único que te da cierta fuerza para poder sobrellevar todo lo feo, es que tenemos visitas una vez a la semana y es lo que más esperamos nosotros, poder ver a nuestra familia. Uno lo sobrelleva de la manera que puede, pero por lo menos lo estamos sobrellevando y eso es lo que a uno le da fuerza y decir ‘tengo que luchar por estar con ellos afuera'”.

Finalizó la entrevista con un mensaje hacia la familia de Fernando: “Yo siempre quise pedir perdón, pero también sé que el perdón no es suficiente porque uno puede decir ‘me está diciendo perdón’, pero no puedo recuperar nada de lo que pasó. Ojalá pudiese recuperar eso que pasó. Lo único que tengo para decir es ‘perdón, perdón y perdón y que ojalá descanse en paz y pueda encontrar paz en su corazón’. No pido que me perdonen porque sé que si yo estuviese del otro lado, capaz que pensaría igual que ellos, pero solo que sepan que lo que dicen que pasó no es así, es distinto”. “Rezo todas las noches porque (Fernando) tenga paz”, terminó Thomsen.



error: ¡Contenido protegido!