17.6 C
San Nicolás de los Arroyos
martes, 16 noviembre, 2021

Edición N° 3868

MIDAS, LA GATA QUE NACIÓ CON CUATRO OREJAS



Las mutaciones genéticas en mascotas es algo más frecuente de lo que uno se piensa. Al igual que los seres humanos, los perros, los gatos y cualquier otro animal pueden sufrir alguna alteración en sus cuerpos que pueden afectar a su tamaño, extremidades, colas u orejas, por poner un ejemplo.

Este tipo de malformaciones hacen que estas mascotas no encuentren familias que quieran adoptarlas, ya que a la gente le cuesta hacerse cargo de animales de estas características, por lo que suelen pasar años e incluso su vida en refugios o centros de acogida.



Las mutaciones genéticas en mascotas es algo más frecuente de lo que uno se piensa. Al igual que los seres humanos, los perros, los gatos y cualquier otro animal pueden sufrir alguna alteración en sus cuerpos que pueden afectar a su tamaño, extremidades, colas u orejas, por poner un ejemplo.

Este tipo de malformaciones hacen que estas mascotas no encuentren familias que quieran adoptarlas, ya que a la gente le cuesta hacerse cargo de animales de estas características, por lo que suelen pasar años e incluso su vida en refugios o centros de acogida.

ÚLTIMAS NOTICIAS





error: ¡Contenido protegido!