8.4 C
San Nicolás de los Arroyos
jueves, 25 julio, 2024

Edición N° 4847

Milei negó que el FMI haya pedido una devaluación y habló de 0% en inflación de alimentos

El presidente se encuentra en República Checa, donde hoy mantendrá un encuentro con el Primer Ministro local.

El presidente Javier Milei negó que el Fondo Monetario Internacional (FMI) le haya pedido a su gestión que devalúe en un 30%, no quiso poner fecha para el levantamiento del cepo y dijo que en la tercera semana de junio la inflación de alimentos fue del 0%. Habló desde República Checa, donde hoy mantendrá un encuentro con el Primer Ministro local, Petr Fiala, en su viaje por Europa, su novena gira internacional.

“El levantamiento del cepo tiene que ver con terminar de sanear el balance del Banco Central, es exterminar todos los mecanismos por los que se emitía dinero”, explicó Milei en diálogo con radio Mitre.

“Eliminamos la cuestión fiscal, tenemos superávit; por otro lado, en la cuestión financiera con todo lo que es el traspaso de la deuda la mayor parte ya está en bancos públicos, pero hay un problema delicado que es el tema de los puts (una serie de contratos en pesos) y esto me parece que vale la pena mencionarlo para mostrar la perversidad del gobierno anterior”, insistió el presidente respecto de ese instrumento financiero.

Milei indicó que durante el gobierno de Alberto Fernández el sistema financiero local no quería prestarle al Tesoro, sino al Banco Central. “En ese contexto, para que no quedara reflejada en el balance del Banco, se les entregó unos puts por lo que en el balance figura el valor de los puts que están para ser ejercidos”, indicó el mandatario desde Praga y sumó: “Estamos hablando de cuatro puntos del PBI. Y no solo es responsabilidad del gobierno anterior sino de un técnico del FMI que hizo la vista gorda con esto, alguno con vínculos con el foro de San Pablo”-

Al ser consultado sobre la inflación cero que se registró en la tercera semana de junio en alimentos y bebidas, Milei se mostró conforme y dijo: “Eso significa que vamos por el camino correcto”. Y añadió: “Todavía falta mucho, pero empiezan a aparecer indicios de que las cosas están funcionando”.

El presidente apuntó así a quienes critican su gestión y que tienen “niveles groseros de deshonestidad brutal”. “Todos sabemos que la inflación mayorista es la que predice y anticipa a la minorista y la realidad es que la inflación en diciembre fue del 54%, un 17 mil anual, y la inflación tanto en abril como en mayo fue del 3,5%, unos 50 anualizados”, marcó.

“Pasar de eso sin que haya una hiperinflación que haga fácil la estabilización o que se hagan acuerdos para fijar precios y que no se reconozcan los logros habla de la miseria o la incompetencia de otros colegas, pero que no hay país en el mundo donde no nos reconozcan nuestra tarea titánica en términos de bajar la inflación”, se defendió el titular del Ejecutivo.

“El problema argentino no es monetario, sino de competitividad y eso no se arregla devaluando. Es como creer que se puede incrementar la cantidad de carne que come por el simple hecho de imprimir dinero. La riqueza no se imprime, la riqueza se genera”, apuntó.

DIB

error: ¡Contenido protegido!