10 C
San Nicolás de los Arroyos
sábado, 28 mayo, 2022

Edición N° 4062

MORONI, ZABALETA Y RAVERTA DIERON DETALLES DE LA IMPLEMENTACIÓN DEL REFUERZO DE INGRESOS



El ministro de Desarrollo Social, Juan Zabaleta, aseguró esta noche que el bono para jubilados y trabajadores informales anunciado por el Gobierno es “un refuerzo necesario para fortalecer la política de ingresos de aquellos argentinos que la están pasando mal”, en tanto que su par de Trabajo, Claudio Moroni, dijo que estos pagos “van a ser financiados por el Tesoro” con los recursos actuales, ya que “hay mayor recaudación y suficiente capacidad como para afrontar estas erogaciones”.

Por su parte, la titular de la Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses), Fernanda Raverta, explicó que “es bastante sencillo determinar los más de 6 millones de jubilados que tienen ingresos de hasta dos jubilaciones mínimas” que están comprendidas en la ayuda, mientras que para los no registrados “hay mecanismos que tiene nuestro organismo y otros para cruzar las bases de datos y ser lo suficientemente efectivos a la hora de asignar estos recursos”.



Los funcionarios efectuaron estas declaraciones a la prensa en el Patio de las Palmeras, de la Casa de Gobierno, tras el acto que encabezaron en el Salón Blanco el presidente Alberto Fernández y el ministro de Economía, Martín Guzmán.

Zabaleta, Moroni y Raverta brindaron detalles sobre el refuerzo de ingresos para trabajadores informales y de casas particulares, monotributistas, jubilados y pensionados.

Raverta dijo que a partir de mañana “vamos a informar cómo va a ser la inscripción” para percibir el beneficio, así como los requisitos que deberán cumplir.

En el caso de los jubilados, dijo que van a poder percibirlo aquellos que cobren una jubilación y una pensión que sumados no superen el monto de dos jubilaciones mínimas.



En cuanto a la determinación de quiénes pueden percibir el beneficio, Raverta precisó que “la Anses tiene el registro de la relación de dependencia y en términos patrimoniales será consultado, y obviamente a partir de un diálogo entre sistemas el área de AFIP con los organismos que correspondan se verá cómo hacer para que nadie que tenga patrimonio pueda hacer uso de ese beneficio”.

Moroni, a su vez, indicó que las sumas que demande el pago del bono “van a ser financiadas por el Tesoro Nacional con los recursos actuales porque se planteó claramente que esto no va a alterar las proyecciones de déficit porque estamos creciendo, hay mayor recaudación y hay suficiente capacidad como para afrontar estas erogaciones definidas hoy”.

Aseguró que el crecimiento que se registra en la economía “permite que pueda financiarse con recursos normales ya previstos tributariamente, y alguna reasignación de partidas, pero dentro del mismo presupuesto” y que “no afecta” las previsiones del acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Para el titular de Trabajo, “los controles de políticas públicas, ya tuvimos experiencia en otras políticas fuertes de transferencia como fueron la ATP y el Repro, entre otras, donde hay cruces de las bases de datos que pueden determinar la capacidad patrimonial incluso de aquella gente que no declara sus ingresos”.



“De modo tal que van a estar todos los recursos del Estado en materia de información como para registrar estas cosas”, aseguró, y sostuvo que la decisión “no está pensada como una medida de fiscalización” del trabajo no registrado.

“No le vamos a pedir a la gente que denuncie quiénes son sus empleadores sino que declare simplemente su situación de trabajador no registrado, porque esta no es una medida que busque detectar infracciones, que lo debemos hacer por los mecanismos habituales, sino ayudar a aquel que esté en la situación de ser asistido”, enfatizó el ministro de Trabajo.

Zabaleta, en tanto, señaló que “se trata de un refuerzo necesario de la política de ingresos, porque sabemos cuál es el problema que está atravesando la Argentina: tenemos un índice inflacionario muy alto, y a partir de eso tomamos la decisión, como decía el presidente Fernández, de asistir primero los que menos tienen, y eso tiene que ver con los trabajadores informales”.

“Estamos convencidos de que hay que redistribuir mucho más hacia los que menos tienen, hay una etapa nueva en la pospandemia; la Argentina está creciendo, y estos fondos para estos refuerzo de ingreso salen de este crecimiento “, consideró el ministro de Desarrollo Social.

“Cada argentino que necesite en el futuro del acompañamiento del Estado, allí siempre va a estar, no tengan ninguna duda, vamos a ir evaluando mes a mes y a lo largo de este año seguir trabajando para asistir a sostener a millones de argentinos que la están pasando mal”, concluyó Zabaleta.

ÚLTIMAS NOTICIAS





error: ¡Contenido protegido!