Diario El Norte

Fútbol

Gral. Rojo festeja un título que coronó una tarde ideal

14 Diciembre 2014 (07:00)

El Chacarero se quedó con el Clausura y luego del encuentro, los protagonistas disfrutan y repasan de la cuarta estrella en la historia para el club, pese al bochornoso final..La floja actuación de Mansilla dejó al Náutico con bronca.

Facebook Twitter Compartir en Whatsapp

Gral. Rojo festeja un título  que coronó una tarde ideal
Foto 1/1    Gral. Rojo cosechó su cuarto título en la Liga Nicoleña.

El partido era historia, el clima se había aflojado y las emociones empezaban a aflojar en el local que ensayaba el festejo con algunos hinchas que ingresaron a la cancha para celebrar. Poco a poco, gran parte de los protagonistas del título, ya sin camisetas, hablaban en exclusiva con EL NORTE.

Santiago Fiore, uno de los líderes de la defensa exclamó: “Es el segundo torneo que consigo en el club, es una alegría enorme. Para mi fue una especie de revancha, porque no nos salieron las cosas como pensábamos en el Federal, pero salir campeón de la liga es muy importante, no los descuidamos y por suerte se nos dio”. A lo que luego agregó:“Hubo partidos muy importantes en los que por ahí no jugamos bien, pero ganamos y eso fue fundamental para quedarnos con el título. Fue todo muy especial por la despedida de Damián, se nos dio todo, salió redondo”.

Uno que arrancó desde el banco la final, pero que con su ingreso ayudó a revertir la historia, Javier Romero confesó: “El partido lo arrancamos muy bien, tuvimos cuatro situaciones de gol y ellos con jugadores muy peligrosos en la primera que chance se pusieron arriba y  se nos venia el mundo abajo, pareció que no jugamos y veíamos como ellos se jugaban la vida en cada pelota. Lo corregimos en el entretiempo. Después sacamos la chapa de campeón y lo ganamos con mucho amor propio". Lo que cerró aclarando: "Creo que el gol del Ogro fue la frutilla del postre del año, fuimos justos campeones porque jugamos más de 20 partidos en el año y le dimos una alegría enorme a la gente que tanto trabaja por nosotros".

Lucas Bazán, todavía agotado por el esfuerzo aseguro: "Nos merecíamos esto, pudimos festejar el torneo después de no poder avanzar en el Federal, porque nos pusimos lo dos objetivos y al menos somos campeones del local", mientras varios hinchas se acercaban para sacarse una foto con el.

La palabra de un histórico
Uno de los hombres de la tarde, el histórico Damián Casadei casi al borde de las lagrimas señaló: "Ni lo soñe ganar este torneo así, creo que en once años nunca ganamos un partido de esta forma y se dio todo esta tarde, en mi último partido. Todavía no caigo, más no puedo pedir, estoy en un club que me dio todo". Con respecto a la jugada del gol del triunfo confesó que no vio la jugada "porque me estaban atendiendo, sólo escuche como explotó el estadio y enseguida lo tuve a Oscar Capra arriba gritando, fue un desahogo muy lindo y terminar así es hermoso". Ahora si, ya con los ojos vidriosos sentenció: "No se ni como llegué a General Rojo y nunca pense estar once años en un club y en un pueblo como este, que me adoptó y en donde voy a seguir trabajando, no me alcanzan los agradecimientos. Tanto para Néstor, como la gente, mis amigos del equipo y la dirigencia".

El goleador del Chacarero en el año, Eugenio Sabedra declaró: "Teniamos que salir a ganar, se nos complicó con el gol de Varas pero lo pudimos sacar adelante, con mucho amor propio y más cuando van pasando los minutos sin poder convertir. Los dos goles llegaron sin pelotazos y ganamos la final con ganas y con mucho huevo". Mientras que para el final se guardó unas palabras para Casadei "Era un marco hermoso, el retiro de mi amigo Damián y se dio lo ideal para nosotros que era ganar. Hace un año atrás estaba pasando una lesión que no le deseo a nadie y hoy puedo festejar con mis compañeros ser campeón y uno de los goleadores del torneo. Es una alegría enorme para mucha gente que tanto trabaja".

Bronca regatense
Por su parte, Patricio Mugica Díaz uno de los referentes de la cúpula directiva de Regatas, con mucha bronca con el juez del encuentro confesó: "El arbitraje de Mansilla fue lamentable, claramente nos perjudicó porque el partido ya estaba terminado y nos tiró por la borda el trabajo que realizamos todo el año".