Diario El Norte

Locales

Argentina mejoró en seguridad vial, aunque aún se producen unas 5 mil muertes anuales por el tránsito

29 Mayo 2015 (20:33)

Facebook Twitter Compartir en Whatsapp

 Argentina mejoró en seguridad vial, aunque aún se  producen unas 5 mil muertes anuales por el tránsito
Foto 1/1   

 Una estadística internacional colocó a la Argentina entre los 33 países con mejor seguridad vial del mundo, y aunque se destacó la reducción de accidentes con respecto a 2010, aún se producen un promedio de 5 mil muertes anuales.
El relevamiento realizado por el IRTAD (International Transport Forum) fue dado a conocer en la Cumbre Anual del International Transport Forum (ITF), y coloca a Argentina en el puesto 30, con una tasa de muerte en accidentes de 12,3 cada 100 mil habitantes, y muy cerca de otros países tales como Corea y Estados Unidos.
“Argentina es uno de los dos únicos países de América Latina que forman parte de ese ranking del IRTAD, junto a Chile”, explicó a DIB el director ejecutivo de la Agencia de Seguridad Vial Nacional, Felipe Rodríguez Laguens. Y aunque admitió que aunque “aún falta seguir mejorando”, sostuvo que “para nosotros es una distinción porque estamos en un ranking que encabezan países del primer mundo”.
Los caminos menos peligrosos entre los 33 países relevados son los de Suecia, que tiene 2,7 muertos por año por cada 100 mil de población, y le siguen el Reino Unido, Suiza, Dinamarca, Israel y Holanda.
El presidente de la Federación Internacional del Automóvil (FIA), Jean Todt, quien estuvo a cargo de la presentación del informe, dijo en declaraciones al diario La Nación que Argentina "ha hecho las cosas muy bien", aunque admitió que "es posible hacer más", porque aún se producen unas 5 mil muertes anuales por el tránsito, según datos de la Agencia de Seguridad Vial Nacional (ASVN).
Rodríguez Laguens, en tanto, destacó que “desde la creación de la ANSV en 2009, a cargo del ministro del Interior y Transporte, Florencio Randazzo, las víctimas en siniestros viales bajaron un 12 por ciento en términos absolutos y un 50 por ciento en función al crecimiento del parque de vehículos”.