Diario El Norte

Básquet

Hernán Montenegro: “Tinelli va a destrozar el básquet”

07 Octubre 2015 (00:00)

El “Loco” estuvo días atrás en nuestra ciudad brindando su charla “El factor humano en el Deporte” en la UTN. Luego, con EL NORTE, charló de todo: de su pasado, sus actuales disertaciones y el básquet que tanto ama. Ahí, disparó contra el conductor de TV, que puso a “su” San Lorenzo en la Liga Nacional. “Lo va a destrozar, como hizo con el voley”, tiró.

Facebook Twitter Compartir en Whatsapp

Hernán Montenegro: “Tinelli va a destrozar el básquet”
Foto 1/1    El “Loco” y una charla imperdible en San Nicolás.

Ezequiel Guisone
secciondeportes@yahoo.com.ar
 
Para entender lo de “Loco” solo bastaba con verlo dentro de la cancha de básquet. Hernán Montenegro era de esos jugadores temperamentales, que se peleaba con todo el mundo y marcaba diferencias partiendo de su enorme talento. Fue el primer argentino elegido en un Draft de la NBA, de donde se fue porque le parecía “un mundo muy frío”. Tuvo varios amagues de retiro, como si le costara despegarse de ese deporte que tanto le había dado. Pero se la rebuscó para encontrar la manera de mantener esa adrenalina viva. Sigue siendo “el Loco” por su histrionismo, por su verborragia, y dentro de esa marea de palabras, de experiencias, de anécdotas risueñas y otras no tanto, siempre te deja algo. De allí surge el reconocimiento de su charla “El factor humano en el deporte”, con la cual recorre el país desde hace un par de años. “Es una cuestión de manifestación, contar lo que uno siente, lo que le pasa, y tener una mirada de lo que yo viví propiamente dicho, no de lo que le pasa a los demás. Hoy puedo hablar porque obviamente el tiempo pasó, puedo dar una mirada de lo que sucedió y es referencial de lo que yo viví, y darme cuenta que lo que estaba viviendo en algún punto era una película, que estaba buena, pero que no dejaba de ser eso”, contó Montenegro una vez finalizada su disertación en el marco del Simposio que se realizó la semana pasada en la UTN. “Es una forma de continuar con la parte adrenalínica, pararte delante de la gente como cuando jugabas. La diferencia está en que ahora estás desde otro lugar, desde lo intelectual y lo espiritual, o sea que vos transmitís lo que querés transmitir, y lograrlo no es fácil”, agregó.
Por su manera de ser, uno lo imaginaba como entrenador inmediatamente después del retiro, pero no fue así. “Es una materia pendiente. Capaz que ahora de viejo por ahí alguna vez lo hago, he hecho tantas cosas en mi vida que no lo descarto”, dijo entre risas, y agregó: “El tema es que me cansé mucho, no del laburo, sino del ambiente”.

Un tipo exitoso
Buena parte de la charla tiene que ver con la vida de los deportistas profesionales, cómo se manejan de cara a lo que les llegará a la hora de retirarse y la importancia del entorno. “Los deportistas hemos sido medianamente exitosos en un ámbito de la vida, pero el entorno te hace creer que sos exitoso y no es así. Vos tuviste éxito en una historia de tu vida. Para mí éxito es lo otro, sentirte bien con lo que hacés, con lo que desarrollás, con lo que te apetece, con tus inquietudes… esa para mí es una persona exitosa. Una persona exitosa vive bien, no malvive. La mayoría de los deportistas tenemos la desgracia que terminamos y malvivimos, añoramos el pasado… no hay nada peor que añorar lo que uno fue”, expresó Montenegro, que suele ser contratado por empresas para dar charlas a los empleados. “Buscan mucha gente del deporte porque nosotros tenemos una mirada de las situaciones… hoy una empresa te contrata y te dice ‘en seis meses tenemos que ganar 25 millones de dólares’, ¿y cuánto ganaste este último mes? ‘Uno; hay que ganar 24’. Te doy este ejemplo porque lo que buscan es resultado rápido. Y lo más cercano al resultado rápido es el deporte; vos armás un equipo en 10 días, en 25 estás jugando y si tenés suerte en seis meses sos campeón. Los empresarios piensan ‘¿cómo hago para hacer reaccionar a esta manga de pelotudos y hacerles creer en algún punto que en poco tiempo podemos lograrlo?’, entonces llevan deportistas, entrenadores… es algo que se hace a nivel mundial”.
Mira su celular, pero no arranca. Se le rompió a la mañana y no volvió a prenderse. Primero se preocupó, pero después se relajó. “Es buenísimo, nadie me rompe las pelotas. Es como volver a los 80”, dijo entre risas.

Algo de básquet
Con semejante referencia adelante, imposible no hablar de “la naranja” y de la Liga Nacional, teniendo en cuenta que el “Loco” próximamente comenzará a comentar partidos junto a José Montesano por TyC Sports. Y el regreso de San Lorenzo de la mano de Marcelo Tinelli fue el disparador. “Tinelli va a destrozar el básquet, como hizo con el vóley. Para mi es el karma negro más grande que tiene este país, en todos los niveles”. Y fue por más: “Mirtha Legrand y Tinelli son lo peor que le pasó a la Argentina”, tiró.
“Al básquet le hace un mal, no tengas la menor duda. Y ya lo hizo, porque los clubes tienen un presupuesto, entonces vos querés a fulanito, le ofrecés cuatro pesos, y viene el boludo éste, para joderte, y le paga diez. Lo hizo con el vóley, lo destrozó. ‘Vino Tinelli, ¡qué lindo! ¡Vamos a ganar plata! ¡¡¡Mentira!!! ¡¡¡Se fundieron!!!” se despachó Montenegro, rompiendo cualquier monotonía. “Primero desaparecieron los clubes de vóley históricos y armaron todos esos clubes de fantasía que no se entienden cómo son. Puso el listón allá arriba, y después se fue y no dejó un carajo de nada. ¿Sabés quién salvó al voley? Julio Velazco. Ese es un monstruo, ¡hablemos de Velazco!”.
“Una plaza como San Nicolás, o como cientos de lugares que son basquetboleros en todo el país, no existen más porque no tienen acceso a ese listón de guita que no tiene nada que ver con nada, en una Liga paupérrima, porque la Liga es mala. Hoy los chicos que juegan el Torneo Federal saltan a la Liga Nacional y prácticamente no hay cambio deportivo, los pibes te juegan igual, lo que habla bien del Federal, pero habla mal de la Liga. Yo no conozco jugadores de fútbol que pasen de jugar un Regional a ser el nueve de Boca”, sentenció.
“Este tipo de ‘arribismo’ como el de Tinelli ya lo he visto muchas veces. Es como cuando en mi época las provincias no tenían idea de básquet, y el gobierno ponía 3 millones de dólares para armar un equipo. Nos contrataban, íbamos, nos llevábamos la plata, nos íbamos y no quedaba nada, desaparecían. ¡Y salieron campeones!”.

La selección
“La selección tuvo una virtud. A diferencia de otros deportes, el básquet está haciendo una transición con dos monstruos adentro como Scola y Nocioni, que más allá de lo deportivo es el tema de lo que los tipos transmiten hoy”, analizó el bahiense. “Esos pibes que fueron al Preolímpico ya están marcados, la línea la tienen adentro, se la bajaron estos tipos jugando con ellos. Otros deportes no tienen esa suerte, se quiebra una generación y llega otra nueva, no hay un lazo entre lo que sucedió y lo que tiene que venir. Pasa con el fútbol, se retiró Diego y todavía se lo extraña, porque no hubo una transición coherente en ese sentido”.
Respecto del futuro, señaló: “Te tocó una época bárbara, disfrutalo, pero ya está. El básquet es muy claro, Argentina tuvo la Generación Dorada donde triunfó porque tuvo jugadores de calidad en todos los puestos. Hoy no tiene esa calidad en todos los puestos.
Argentina ganó sus Olimpíadas clasificando, a nivel de básquet creo que hay que quedarse con eso. Es más, a no ser que Manu quiera volver, ojalá que Carlitos Delfino se recupere del pie -que lo dudo-, más el Chapu, Scola, que Prigioni pueda ir, eso es una cosa, ahora si esos jugadores no pueden estar yo iría a los Olímpicos con todos pibes, porque ese evento le da a un jugador algo que no te lo da ningún tipo de competencia, vas a dar un salto de calidad compitiendo en lo más alto, por más que te comas 40 por partido, pero bueno, hay que tener cojones”, tiró, y les dejó un mensaje a los que pretenden exigirle a esta nueva generación los logros de la anterior: “A los que no entienden un moco, les digo que dejen de soñar muchachos. Hagan como yo, que sigo viendo a Maradona todos los días por Youtube”.