Diario El Norte

Locales

Se entregó el menor que le disparó a un chico y lo dejó en coma

10 Agosto 2017 (17:48)

El menor de 17 años que le disparó a un chico de 13 años el pasado sábado dejándolo en coma en el hospital, se entregó por propia voluntad en la comisaría. El joven, quien se hallaba prófugo, estaba cumpliendo arresto domiciliario al momento de efectuar el fatídico disparo. Un barrio convulsionado por estos hechos.

Facebook Twitter Compartir en Whatsapp

Se entregó el menor que le disparó a un chico y lo dejó en coma
Foto 1/1    El menor herido sigue internado en grave estado.

Este jueves personal de la Comisaría San Nicolás Tercera, juntamente con personal de la Delegación Departamental de Investigaciones San Nicolás, procedió a la detención del menor imputado por haberle disparado a un chico de 13 años el pasado sábado a la noche. 

El joven, que era buscado intensamente  desde ese atroz hecho, se entregó ayer por propia voluntad en la comisaría. 

Inmediatamente fue trasladado a sede judicial a fines de la indagatoria. 

El menor herido se encuentra alojado en el área de terapia intensiva del nosocomio local, con muerte cerebral, en grave estado de salud y con riesgo de vida. 

El fiscal de menores que entiende en la causa es el Dr. José María Guadagnoli quién le tomó declaración al imputado. 

Según la información policial ese fatídico día el menor de 13 años iba caminando con su primo de 18 años por calles Chiclana y Martínez en dirección a la casa de su tío. 

En cierto momento, y según lo manifestado por los parientes de la víctima, se encontraron con el joven agresor, a quien conocían ya que eran supuestamente amigos, el cual desde una distancia de quince metros les gritó y les comenzó a efectuar disparos. 

Los jóvenes corrieron en dirección a la casa del tío. 

De hecho el dueño de la vivienda salió al escuchar las detonaciones y tratar de detener la locura. 

El primo alcanzó a entrar pero no así Tomás quién cayó de golpe al recibir un impacto en la cabeza. 

Según los datos suministrados a este medio, en ese instante el agresor huyó y el tío de la víctima, al ver a su sobrino en el piso, se desesperó y trató de darle asistencia. 

El momento, por la información suministrada, fue de mucho dramatismo ya que el menor sufría convulsiones y respiraba entrecortado por la sangre que era mucha y lo ahogaba. 

Rápidamente  fue asistido por la ambulancia y trasladado al hospital donde lucha por su vida.


Barrio preocupado

EL NORTE estuvo en el barrio Parque Norte hablando con los vecinos quienes pidieron anonimato y contaron lo que se habla en la calle. 

La dueña de un almacén del barrio nos comentó que lo que se dice es que el pibe que efectuó los disparos andaba siempre armado y tenía muy mala fama.

“Acá los clientes me cuentan que este pibito siempre andaba armado y que se había tiroteado un par de veces la casa del tío de la victima”, explicó.

“El barrio es lindo pero desde hace un tiempo se puso feo el ambiente. Hay muchos pibes que se nota  que están drogados dando vueltas y viendo que robar. Pero no creo que esta situación difiera mucho que en el resto de otros barrios”, contó otro vecino quien aseguró que los chicos que estuvieron envueltos en la balacera eran amigos pero que por cuestiones que desconoce se habían peleado.

“Acá en el barrio se hablan muchas cosas. Algunos dicen que tiene que ver por una cuestión de drogas”, sostuvo una mujer.

Todos coincidieron en que, sacando algunos pibes revoltosos y que se sabe que delinquen, el barrio es en su mayoría de gente trabajadora  y buena, pero que lamentablemente siempre hay  manzanas podridas que arruinan el cajón.


Arresto sin cumplir

Las autoridades del hospital informaron a EL NORTE que el niño Tomás Gabriel P., de 13 años,  recibió un disparo en la cabeza que le provocó lesiones de mucho riesgo. 

El chico está muy grave, conectado a un respirador artificial. 

Por su parte el fiscal informó que el menor imputado estaba con arresto domiciliario, y debería haber estado cumpliéndolo al momento de efectuar los disparos, ya que tendría otras causas graves en su contra.-