Diario El Norte

Ramallo

Forzaron una ventana y se llevaron diez mil pesos de una casa

29 Agosto 2017 (05:54)

Autores ignorados ingresaron a un domicilio de calle Urquiza al 200 de Villa Ramallo y se llevaron diez mil pesos y una pistola de aire comprimido. Los delincuentes ingresaron a la casa luego de forzar las rejas de una ventana. Habían preparado otros elementos de valor para llevarse, pero se presume que el arribo del dueño de casa les hizo emprender la retirada.

Facebook Twitter Compartir en Whatsapp

Forzaron una ventana y se llevaron diez mil pesos de una casa
Foto 1/1    Los delincuentes ingresaron a la casa luego de forzar las rejas de una ventana y se dieron a la fuga por los fondos.

El hecho delictivo se produjo en un domicilio de calle Urquiza al 200 de Villa Ramallo y se habría perpetrado entre las 4,30 y las 6 del día domingo. Los delincuentes ingresaron a la casa luego de forzar la reja de una ventana que da a la cocina y luego habrían trabajo con mucho tiempo para poder preparar las cosas que pensaban llevarse en la huida. Pero algo los sobresalto y los hizo darse a la fuga solamente con el dinero y una pistola a gras comprimido, según indicó el dueño de casa ante EL NORTE. 

El caso policial se conoció mediante las redes sociales cuando Matías Pavoni, quien vive allí junto a su  novia, contó vía facebook lo que les había ocurrido:: “hoy la inseguridad terrible que nos acecha en Villa Ramallo, me tocó a mí!!!! En la madrugada me entraron a mi casa rompiendo la ventana de la cocina, me llevaron una suma importante de dinero, tenían preparado los dos TV LCD y toda la ropa mía y de mi novia en bolsas de residuos como para llevarse en un segundo viaje (por suerte no llegaron a ese segundo viaje). Lo más feo de esto es entrar, ver absolutamente todo dado vuelta, no les quedo cajón por revisar, invadieron nuestra privacidad… Es una sensación muy fea!!!!!, se podía leer durante la mañana de ayer luego que posteó lo ocurrido.

En la continuidad de su relato criticó al gobierno local por las políticas en materia de seguridad que se implementaron y los responsabilizó por lo ocurrido.

Los hechos

“ Yo volví a casa a las 6 de la mañana y mi novia había estado acá con las amigas hasta las 4,30 Hs. así que en ese lapso de tiempo se produjo el robo. Por lo que pudimos ver en ese momento los tipos sacaron un candado que teníamos en la reja y se metieron por el costado de la casa para forzar la reja de la ventana que da a la cocina. Habían dejado preparadas bolsas de consorcio con otras cosas que habían ido juntando del living y la habitación, pero algo los asustó y se fueron solamente con la plata y la pistola”, le contó a EL NORTE, Matías Pavoni, el dueño de casa. 

Posteriormente comentó que todo indicaría que se estaría ante la presencia de más de un delincuente por la forma en que fue forzada la reja de la cocina y que también se trataría de personas de contextura física pequeña de acuerdo al lugar por donde ingresaron al interior de la casa y que luego les sirvió como vía de escape.

“ Estaba todo revuelto”

“ Entré a la casa vi que estaba toda la casa revuelta, los televisores no estaban en su lugar, y entonces pensé que nos habían llevado todo. Pero cuando empiezo a recorrer la casa me encuentro las bolsas con los televisores y con toda la ropa de mi novia preparadas como para poder llevarla. Creemos que estaban adentro cuando yo llegué, a mi me trajo mi hermano y estuvimos hablando un ratito frente a la casa, y que se tuvieron que fugar por los fondos de la casa que dan a una construcción abandonada. Es como que los sorprendí y se llevaron lo que tenían a mano”, contó luego. 

Al parecer los delincuentes se habrían dado a la fuga por el mismo lugar que utilizaron para ingresar a la casa y después de ahí saltaron un tapial que da a una casa vecina que se encuentra abandonada. 

“ Una fea sensación”

Posteriormente el nombrado Pavoni se mostró muy conmocionado por lo vivido y con una sensación de impotencia que iba más allá del dinero que les habían llevado, tal como el mismo aseguró.

“ Llegar a tu casa y ver todo revuelto te da una sensación de impotencia muy grande. Nosotros somos gente de trabajo, todo lo que tenemos lo pudimos comprar con mucho esfuerzo, y no es justo que pasen estas cosas. Ahora ya no vamos a estar tranquilo porque como entraron una vez lo pueden hacer nuevamente y durante la madrugada se ve muchos movimientos extraños. Los patrulleros pasan muy espaciadamente, los tipos deben tener todo estudiado y así se producen los robos”, dijo al cierre del contacto periodístico.