Diario El Norte

Fútbol

Diego Medina: “Estamos encontrando el rumbo que veníamos buscando”

29 Agosto 2017 (22:18)

El volante de General Rojo, figura en la victoria del domingo en Pergamino ante Juventud, valoró la mejoría del equipo en las últimas fechas, que se reflejó en los resultados ante los rivales más encumbrados de la zona Pampeana Norte B. “Hicimos una buena pretemporada y estábamos bien, solo nos faltaba encontrarnos como equipo”, tiró.

Facebook Twitter Compartir en Whatsapp

Diego Medina: “Estamos encontrando el rumbo que veníamos buscando”
Foto 1/1    Medina, referente indiscutido del Chacarero.

 

Es uno de los jugadores más experimentados de General Rojo, de los pocos que quedan de una camada que le dio al club enormes alegrías, y que en esta temporada arrancó el Federal B “peleándola” desde abajo. Diego Medina, de 35 años, fue adaptando su juego con el correr de las últimas temporadas y en base a su despliegue y sacrificio siempre se ganó un lugar entre los once titulares. En este 2017, el otrora número “10” u “8” tiene estampada en la espalda de su camiseta el “5”, todo un símbolo de lo que esta nueva versión del Chacarero le pide. Y él no se achica. “Este año creo es diferente a nivel personal porque he jugado partidos como único ‘cinco’ por una cuestión táctica, pero hace varios años que vengo jugando desde otra perspectiva que antes, que era un enganche clásico, aunque igual siempre fui un jugador sacrificado”, remarcó el volante. “Ahora se nota más porque tengo la número 5, pero ya hace un par de años, desde que estamos prácticamente en el Federal B, que jugamos con un cinco tapón y dos interiores y siempre íbamos rotando. En esa zona hay sacrificio pero también hay que hacer jugar, porque de ahí sale la pelota limpia y de ahí se empieza la generación de fútbol. Es algo que vengo haciendo desde hace rato”, señaló. “A mi edad tengo que estar a la altura, porque los pibes corren bastante”, tiró entre risas, y expresó que “Me siento bien, y a medida que siga teniendo minutos también es importante porque el jugar siempre te da confianza. Hace un par de meses tuve una lesión y no empecé jugando el torneo porque no estaba a pleno, pero después cuando estuve al ciento por ciento me puse a disposición de Néstor (Octaviano), y traté de aprovechar las posibilidades que me tocaron”.

 

Un buen momento

Después de un arranque irregular en el Federal B, que lo tuvo en la mitad “de abajo” de la tabla, Rojo sumó un par de buenos resultados ante los rivales más duros del grupo y escaló hasta la tercera posición de la zona Pampeana Norte B, mostrando una sensible mejoría en su juego. “Estábamos probando otro sistema que no veníamos jugando y quizás adaptarnos nos llevó un par de fechas, pero sabíamos que hicimos una buena pretemporada, que físicamente estamos bien, y solo faltaba encontrar el equipo. El partido ante Juventud del domingo y el anterior con Baradero el equipo jugó más o menos con una misma intensidad, intentando jugar otra vez, que es el fuerte nuestro, y por ahí está la clave nuestra de esta etapa del torneo. Sabíamos que en algún momento los resultados iban a llegar, porque venimos terminando muy bien físicamente los partidos y si estás bien en lo físico después lo otro se acomoda”, analizó el jugador, y continuó: “Este momento tiene que ver con encontrar nuestro juego de tenencia, de intentar jugar, que fue por lo que siempre nos caracterizamos”.

“Somos un plantel corto y los lesionados o las expulsiones las sentimos mucho, pero el plantel está bien, está motivado, y los resultados son un granito de arena para que sigamos por estos carriles”, señaló.

 

“Por el buen camino”

Diego Medina lleva una década representando al “Chacarero”, viviendo los mejores momentos de un equipo que tuvo una seguidilla notable de títulos a nivel local y de exitosas presentaciones en los viejos Argentinos C y B. El paso de los años llevó al equipo a un lógico recambio generacional, pero que lo sigue teniendo al nicoleño como protagonista y referente. Por eso es una voz más que autorizada. “Rojo sufrió un cambio generacional desde la época en la que teníamos un grupo importante de jugadores, una columna vertebral con la que ganamos muchas cosas. Después a medida que fuimos jugando otros torneos se fue sumando mucha gente, y ahora creo que se está formando un equipo nuevo, que son lo que van a quedar. Creo que estamos por buen camino, porque hay varios chicos que llegan desde las Inferiores, algo que antes no pasaba, y que vienen trabajando de otra manera con (Alberto) Rielo, con Laureano (Di Grazia), con Damián (Casadei), o en su momento también con el Jony Delfedele… así que hay un buen material de acá a varios años, y en ese sentido Rojo se tiene que quedar tranquilo”.