Diario El Norte

Locales

Bonelli: “Me encanta como habla pero no me gusta nada como gestiona la Provincia”

12 Octubre 2017 (17:41)

El diputado provincial Lisandro Bonelli apuntó contra María Eugenia Vidal a partir de algunos indicadores de gestión a los que calificó de “muy preocupantes”. “La gobernadora se posiciona como la primera en combatir las mafias, sin embargo el delito en la provincia aumentó casi cinco puntos. Y la mortalidad infantil creció por primera vez en veinte años”, acusó.

Facebook Twitter Compartir en Whatsapp

Bonelli: “Me encanta como  habla pero no me gusta nada  como gestiona la Provincia”
Foto 1/1   

El diputado provincial Lisandro Bonelli, que el próximo 22 de octubre buscará renovar su banca en la Legislatura, apuntó sin eufemismos contra la gestión de Cambiemos en Provincia. Y no ahorró fuertes críticas al momento de analizar la coyuntura macro económica del país. En el programa periodístico «Primeros temas» (Radio U), Bonelli se refirió a la inseguridad y salud como dos de las batallas que se están perdiendo en suelo bonaerense. “El domingo escuchaba a la gobernadora en un programa televisivo del canal América. Y la verdad es que me encanta como habla pero no me gusta nada como gestiona. La realidad y los datos la contradicen todo el tiempo. La gobernadora se posiciona como la adalid en la lucha contra las mafias, sin embargo los datos publicados por la Procuración dan cuenta de que el delito en la provincia de Buenos Aires creció casi cinco puntos. Pero hay un punto que es verdaderamente canallesco: por primera vez en los últimos años ha crecido la mortalidad infantil en la provincia de Buenos Aires. Estamos hablando de pibes menores de un año que se mueren. Y eso es responsabilidad del gobierno bonaerense”, enfatizó el legislador massista.

Bonelli también se mostró muy crítico con la administración nacional. Y lanzó fuertes críticas a la política económica del gobierno de Mauricio Macri. “Están conduciendo a la Argentina y a los argentinos a una situación inviable”, se despachó. 

El disputado provincial por la Segunda Sección Electoral definió el panorama macro económico como “poco sustentable en el corto plazo”. “Esta película la vimos visto dos veces en los últimos 40 años. Primero fue con el modelo económico que aplicó el Gobierno militar y que terminó implosionando por el lado de la deuda, en los años ´82 y ´83. El segundo ejemplo lo tuvimos con las políticas ejecutadas durante el menemismo, que hizo estallar al país política, social y económicamente”, dijo Bonelli en referencia a los episodios de 2001. “Este Gobierno está haciendo lo mismo. De hecho, en las últimas horas hemos visto al exministro [Domingo] Cavallo jactándose de que gran parte del equipo que trabajó con él hoy está en el gobierno de Macri”.


Dos déficit

Si bien Bonelli reconoció que hay algunos indicadores económicos positivos en sectores como el agro, construcción y minería, puso el foco en la situación estructural de una economía a la que diagnosticó “asfixiada por el déficit comercial y fiscal”. “Compramos mucho más de lo que vendemos, a punto tal que hoy tenemos el déficit comercial más grande de la historia. Al mismo0 tiempo la fuga de capitales crece escandalosamente. La inflación de 2017 es todavía más alta que la que recibieron en diciembre de 2015. El poder adquisitivo sigue cayendo, y eso impacta de lleno en el consumo. Es decir, no hay una variable económica que nos anime la expectativa de un futuro mejor”, disparó Lisandro Bonelli.

El diputado massista desechó la posibilidad de que el crecimiento -en forma de brote verde- derrame sobre las clases populares y medias. “Esto repunte beneficia a un sector mínimo de la población, y deja afuera al 70 por ciento de los argentinos”, tiró.

Finalmente, Bonelli dijo estar “muy preocupado” por la política de endeudamiento que viene ejecutando Cambiemos, tanto en Nación como en Provincia. “Hoy el país y la provincia de Buenos Aires sostienen el déficit a partir de un nivel de endeudamiento nunca antes visto. La deuda pública del Estadio nacional creció un 20 % en los últimos dieciséis meses, y en dólares, lo cual nos deja expuestos a cualquier vaivén de la economía internacional. El panorama es oscuro”.