Diario El Norte

Culturales

Un cierre musical impresionante frente a la Catedral

12 Noviembre 2017 (20:35)

El evento que se llevó los días sábado y domingo para recaudar fondos para la restauración de la Catedral contó con el auspicio de DESA-Energía que transforma, la organización de Movilizarte Catedral y la colaboración del Obispado de San Nicolás, la Municipalidad, el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación y la Federación de Comercio e Industria.

Facebook Twitter Compartir en Whatsapp

Un cierre musical impresionante frente a la Catedral
Foto 1/1    Patricia Sosa durante su actuación en la Catedral.

La noche serena y perfecta redondeó un recital de cierre ideal para el comienzo de la reconstrucción de la Iglesia Catedral de San Nicolás. Cerca de las 20 del sábado, la esquina de Mitre y Guardia Nacional, junto a la Catedral y el edificio de Tribunales, comenzó a poblarse, como presintiendo que algo grande iba a ocurrir.

Y así fue. A las 20.25 subió Lito Vitale junto a su excelente banda y fue recibido con aplausos expectantes. Una vez frente a sus teclados, el músico dijo: “es muy importante participar en esta movida para ayudar a la restauración de la Catedral y este es el final de este primer día de fiesta, se podría decir, pese a la catástrofe que vivió la ciudad con el incendio. Empezar a recomponer está buenísimo, suma, y las obras de arte exhibidas más la gente que colaboró, los que estamos acá y los que vinieron, ayudan un montón, la verdad que muchas gracias por habernos invitado”. Inmediatamente tocaron con calidad extrema algunos de los temas “himno” de Lito como el dulcísimo y poderoso “Ese amigo del alma”, que se llevó la primera ovación.

Falla y sonrisas

Cuando iba a comenzar con la Misa Criolla hubo una falla en los equipos, hubo que reiniciar la computadora que utiliza con los teclados, situación que tomó jocosamente, y aprovechó la pausa para nombrar uno a uno a sus músicos. Instantes después dijo “cómo puedo presentarla…mejor digo el nombre y listo: Patricia Sosa!!”, y estallaron los aplausos mientras la cantante subía al escenario.

Patricia se adueñó de la escena y dijo: “hay que ir pensando en lo que viene, en lo que todos juntos podemos lograr, estar aquí con esta energía especial de ganas de ir a más, de ganas que esto florezca otra vez, es un privilegio, muchísimas gracias por su presencia, muchísimas gracias a todos”. Y arrancó con varias canciones en homenaje a mujeres destacadas de la vida argentina como “Juana Azurduy” y “Alfonsina y el mar”, que dejó a varios con la boca abierta y las manos rojas de aplaudir.

Y llegó el momento cumbre del evento, la Misa Criolla. En ese momento Patricia Sosa contó que “con Facundo Ramírez, hijo de Ariel Ramírez, se comenzó a enviar e-mails a diferentes fiestas nacionales a ver si nos daban bolilla con esto, porque se festejaban los 50 años de la Misa Criolla y la primera respuesta que recibimos fue del Vaticano (risas), entonces pensamos que era un chiste, pero no, estaba con membrete, con las firmas, estaba todo; decía “el papa Francisco se enteró que van a hacer la Misa Criolla y vería con mucho agrado que lo visiten en diciembre…por lo tanto fuimos al Vaticano a cantar, ese día fue uno de los días más luminosos para mí, un día en que creí que los nervios se iban a apoderar de mí. Creí que estaba preparada para todo pero no fue así, y cuando lo veo llegar al Papa, en el medio de una multitud, rodeado de cinco cardenales, en Papa venía en una actitud de recogimiento y yo estaba temblando porque iba a estar al lado de él cantando, y cuando me pasó por al lado me levantó el pulgar y me guiñó el ojo (risas)…escúchenme…el Papa me guiñó el ojo!!, no me lo va a creer nadie nunca, menos mal que está filmado. Voy a ser una vieja loca escribiendo graffitis por la calle poniendo el ‘Papa  me guiñó el ojo’. Así que tenemos el honor de interpretar junto a estos maravillosos músicos y este maravilloso coro, con la dirección de Lito Vitale, para todos ustedes y para esta ocasión tan especial en que intentan reconstruir esta hermosísima Catedral, esta Misa. Lo que les voy a pedir a todos es que cuando terminemos vayamos adentro de la Iglesia porque allí hay una gran sorpresa. Esta Misa Criolla precede a esta gran sorpresa, esta Misa, gracias Ariel (Ramírez), gracias Félix (Luna), gracias Dios porque estamos todos acá, muchísimas gracias”…aplausos totales.

El público se deleitó con una interpretación notable de la cantante, los músicos y el coro de cuatro miembros, dirigido por Julián Sisterna, que apabulló el aire de la noche nicoleña con sus notas celestiales.

 

La sorpresa

Finalizado el espectáculo, cuando el público ingresó a la Catedral, se encontró con un banner muy grande con la imagen del Señor de la Salud (Cristo crucificado), ubicado donde comienza la cúpula de la Catedral aproximadamente, que fue bendecido por el Obispo y el párroco Fortunato. Separará la obra de la zona de los bancos mientras se realiza la restauración.-