Diario El Norte

Locales

Por la sequía se estima una pérdida del 20 y 30% en el rinde de cultivos de la zona

08 Febrero 2018 (17:35)

La soja y el maíz de segunda se ven afectados por la escasez de lluvias, a lo que se suman algunas plagas típicas de las sequía. “Hoy la situación es preocupante. Hay zonas donde las pérdidas ya son marcadas”, explicó el ingeniero agrónomo Raúl Salvioni.

Facebook Twitter Compartir en Whatsapp

Por la sequía se estima una pérdida del 20 y 30% en el  rinde de cultivos de la zona
Foto 1/1    Los productores de la región ya reconocen pérdidas irrecuperables en el rendimiento de los cultivos. WEB

El 24 de enero último, EL NORTE publicaba una nota en la que el ingeniero agrónomo Ariel Bianchi encendía una alarma: “Si bien la situación no es tan complicada como en otras zonas, necesitamos que de aquí a una semana caiga un poco de agua. De lo contrario sí se va a tornar complicada la situación”. Desde entonces a hoy no se produjeron precipitaciones en la región, lo cual aquel estado de situación hoy ha empeorado al punto que los expertos estiman que se ha perdido un 20% del rendimiento de los cultivos de nuestra zona.

“Hoy la situación es preocupante. Hay zonas donde las pérdidas ya son marcadas”, explicó el ingeniero agrónomo Raúl Salvioni, un hombre que recorre permanentemente los campos de la región. Salvioni hizo una salvedad en relación a que no es igual la situación de los campos ubicados de la Ruta 9 hacia el río, donde ha caído un poco más de lluvia, al panorama que se vive de la Ruta 9 hacia adentro donde la sequía se expresa con más fuerza.

“Los cultivos más afectados son la soja de segunda, la que se ha sembrado tarde, y también se ha visto afectado un poco la soja temprana. Si bien hay posibilidades de recuperar la planta lo cierto es que parte del rendimiento ya se perdió”, aclaró Salvioni.

“Sobre los maíces hay que decir que ya estaban desarrollados y florecidos cuando comenzó la sequía, por lo cual no se han visto tan afectados como la soja. En cambio los maíces de segunda en este momento se encuentran en plena floración. Es un momento crítico para el maíz de segunda, y creemos que se va a ver muy afectado por la falta de lluvias. De hecho, estimamos que el rendimiento va a mermar un 30 por ciento”, avisó el ingeniero Raúl Salvioni.

El experto agrónomo explicó que la situación es complicada debido a que la sequía viene siendo acompañada por “muy altas” temperaturas diurnas y nocturnas. “La planta gasta mucha energía cuando la temperatura nocturna supera los 18 o 19 grados. La demanda atmosférica ha sido muy grande tanto de día como de noche mientras la humedad era mínima”.


Plagas de sequía

El experto agrónomo manifestó que al complicado panorama se suma la aparición de plagas que surgen como consecuencia de la sequía, en particular trips y arañuelas. Los trips son portadores de virus que causan pérdidas significativas en las cosechas y son incurables. Las arañuelas, en tanto, son pequeñas arañitas (0,5 mm) que tienen un aparato bucal chupador con el que succionan la savia de las plantas. Se reproducen rápidamente y, como son móviles, sus ataques se propagan a gran velocidad. Las arañuelas proliferan en lugares secos y de temperaturas altas, debilitando a la planta. Las hojas comienzan presentando clorosis, puntitos amarillentos o pardos, se marchitan y se secan. “Estamos viendo que los trips y arañuelas se presentan en prácticamente todos los lotes. Afectan principalmente a la soja”, apuntó Salvioni.