Diario El Norte

Locales

Le dieron cuatro años de prisión a una mujer por vender droga

12 Febrero 2018 (14:30)

La Sra. Juez del Tribunal en lo Criminal Nro. 1, Dra. María Belén Ocáriz, resolvió condenar a Sandra Bibiana Posadas, como autora penalmente responsable del delito de tenencia de estupefacientes con fines de comercialización, a la pena de cuatro años de prisión. Con su concubino vendían estupefacientes en su hogar y tenían una amplia clientela.

Facebook Twitter Compartir en Whatsapp

Le dieron cuatro años de prisión a una mujer por vender droga
Foto 1/1    El juicio se desarrolló en los Tribunales de San Nicolás.

La Sra. Juez del Tribunal en lo Criminal Nro. 1, Dra. María Belén Ocáriz, resolvió condenar a Sandra Bibiana Posadas, como autora penalmente responsable del delito de tenencia de estupefacientes con fines de comercialización, en los términos del artículo 5 inciso c de la ley 23.737, a la pena de cuatro años de prisión y mil pesos de multa, con la accesoria del artículo 12 del Código Penal. 


El hecho

El 3 de octubre de 2014, en el marco del allanamiento a un domicilio de calle Juan B. Justo, personal judicial y personal de la Delegación Departamental de Investigaciones de Tráfico de Drogas Ilícitas, procedieron al secuestro de 87.9 gramos de cocaína fraccionada y 4.9 gramos de marihuana, que Sandra Bibiana Posadas y otra persona tenían con fin de comercialización; como así también, una balanza de precisión para el fraccionamiento de la sustancia, papel engomado marca OCB, teléfonos celulares y dinero en efectivo de baja denominación.

En las declaraciones testimoniales de los oficiales que intervinieron dan cuenta de las tareas investigativas realizadas respecto de la detenida a través de observaciones en las inmediaciones del domicilio donde residían los imputados, advirtiendo la concurrencia de numerosos jóvenes, en distintos días y horarios, observando y acreditando con filmaciones, distintos movimientos compatibles con la venta de drogas al menudeo.


Testigo

En el juicio una mujer expresó que es tía biológica de Leonardo, y fue quien radicó la denuncia en sede de la Comisaría San Nicolás Primera en fecha 11 de agosto de 2014, por los disparos de armas de fuego que dos sujetos realizaron en contra de su sobrino, hecho del cual había sido testigo ocular. Además manifestó ser vecina lindera de Sandra Posadas y de su concubino, quienes residen en el inmueble sito en calle Juan B. Justo. Observó que en ese inmueble dichas personas venden estupefacientes, en especial cocaína, a toda hora y todos los días de la semana, a gente que arriba en autos modernos. Que en una oportunidad, en que ella venía de hacer las compras, observó cómo Sandra Posadas personalmente le entregaba un envoltorio a un sujeto que se encontraba a bordo de una motocicleta estacionada frente al portón de su vivienda y este joven le entregó a Sandra Posadas una suma de dinero en efectivo. Denunció que era incesante el arribo de autos a toda hora, cuyos conductores se quedan un rato en el interior de la vivienda y luego se retiran. 

En la casa de Sandra no existe comercio alguno, ellos sólo viven con una hija de unos 5 años de edad. Tampoco la mujer justifica la cantidad de gente que viene a visitarla todos los días, un promedio de diez autos por día y unas quince a veinte personas por día. Además vio que gente que sale del interior de la vivienda de Sandra, no aguantan e ingresan a sus vehículos y allí mismo comienzan a consumir sustancias estupefacientes.


Más testimonios

Otro testigo, Leonardo, afirmó que había denunciado a Sandra Bibiana Posadas y a su concubino, agregando que el verdadero motivo por el cual fue amenazado por esta pareja fue que en realidad Sandra Posadas le atribuyen ser el autor de un faltante de drogas que la misma y su concubino comercializan en su inmueble. Esta mujer le achaca que se quedó con tres kilos de cocaína de propiedad de Sandra Posadas y también haberse apoderado de la suma de $ 60.000, y le profirió una amenaza "que la próxima vez no le iba a errar", en franca alusión a un episodio de violencia del que fue víctima el testigo en fecha 11 de agosto, del delito de abuso de armas por parte de dos sujetos que a bordo de una motocicleta le efectuaron, a una distancia menor a diez metros, once disparos con un arma de fuego sin impactar ningún proyectil en el cuerpo. Al testigo le consta por haberlo visto y por haber intentado adquirir cocaína, que en el inmueble de calle Juan B. Justo, Sandra Posadas y su concubino venden cocaína, a toda hora y todos los días de la semana. Se nota más la afluencia de jóvenes que vienen a comprar drogas a partir de las 16 horas, hasta no más allá de las 23:30 horas, porque se acuestan temprano. Que arriba a la casa gente en autos importantes y de alta gama, chicos en moto, a pie no va nadie, porque los que compran ahí drogas generalmente no son gente del Barrio. Le consta que Sandra Posadas y su concubino venden entre 3000 a 4000 pesos por día, ella no vende de a cien pesos, vende más cantidad, bolsas de cinco gramos. La gente ingresa a la vivienda por el portón, está unos instantes y luego se retiran en sus autos. 

También se acredita el delito con el acta de análisis de las comunicaciones y sus anexos y con los registros de llamadas y mensajes de textos, respecto de los teléfonos celulares secuestrados en poder de los encartados, donde surgen mensajes compatibles con la comercialización de estupefacientes.