Diario El Norte

Básquet

Belgrano sufrió una eliminación increíble en Ceres

27 Mayo 2018 (23:37)

El Rojo sufrió una increíble derrota en Ceres frente a Central Argentino Olímpico, por lo que quedó eliminado en cuartos de final de la fase nacional. De esta manera, se quedó otra vez a las puertas del ascenso. Los nicoleños dilapidaron en el último cuarto una ventaja de catorce puntos y terminaron cayendo por 74 a 70.

Facebook Twitter Compartir en Whatsapp

Belgrano sufrió una eliminación increíble en Ceres
Foto 1/1   

Belgrano sufrió una increíble derrota en Ceres frente a Central Argentino Olímpico, por lo que quedó eliminado en cuartos de final de la fase nacional. De esta manera, se quedó otra vez a las puertas del ascenso en el Torneo Federal. Los nicoleños tuvieron un cierre para el olvido, dilapidaron en el último cuarto una diferencia de catorce puntos y terminaron cayendo por 74 a 70.

Central arrancó muy derecho y por una primera parte del cuarto con muchas luces en ofensiva hizo la diferencia (estuvo al frente 18-11), a través de la decisión para buscar el canasto de Benítez y Martínez y a un par de triples de Vittar. En consecuencia, se quedó con el parcial por 21 a 17. Belgrano tuvo en ese pasaje a Lete como su jugador más certero, aunque jugó con una excesiva serenidad, sin generar sorpresas en ataque. Además estuvo errático y no generó el volumen de juego suficiente como para lastimar a una férrea defensa del dueño de casa (totalizó 4-12 en tiros de cancha y 5 pérdidas).

El inicio del segundo período fue crítico para Belgrano, puesto que en apenas dos minutos y medio recibió un parcial de 10-0 por parte de los locales, quienes recuperaron la confianza y la efectividad para tomar una renta de dos dígitos, con las primeras unidades de González (31-17). Al menos, la visita reaccionó rápidamente y le puso freno al impulso de Central, con un quinteto más combativo, volviendo a ser importantes sus suplentes. Fue así que gracias a ese mayor empeño para defender, Belgrano recobró la fe para jugar en territorio contrario; ya con Maxi Ríos como su principal referente a esa altura. Y más allá de que alternó buenas y malas determinaciones, cuando se pasó bien la bola lastimó el conjunto nicoleño. En consecuencia, de repente pasó a ganar y, tras algunas buenas conversiones de Dentis y de Toranzo, revirtió un mal momento para llegar a los vestuarios arriba por 38 a 35. Enfrente tuvo a un adversario que cayó en la sequía (1-8 en sus lanzamientos de campo y balones perdidos después del 31 a 21 a su favor) y que ni siquiera desde la línea de libres estuvo seguro (3-9 en el PT).

Lejos de conformarse con esa levantada, Belgrano salió más decidido todavía a jugar el complemento. Repitiendo las energías y varios de los jugadores que habían provocado su reacción, se afirmó al comando de las acciones, con una defensa muy activa y una ofensiva encendida, tanto en los ataques fijos como en el contragolpe. Entonces, no sorprendió que los de la calle Pellegrini promediando el tercer segmento se colocaran 54 a 42, teniendo como líderes a Ríos y a Víctor Fernández –muy seguro en la conducción-. Luego Belgrano no pudo mantener la lucidez ni el porcentaje de aciertos, aunque logró meterse al capítulo final en ganancias por once (61-50).

Y tras un triple de Nacho Fernández (en lo que fue otra mala noche para el base cordobés) Belgrano alcanzó una ventaja de catorce en el amanecer del último acto (64-50). A partir de allí le costó una enormidad llegar al gol. Se le cerró el aro (4-17 en tiros de cancha en ese tramo y 3 pérdidas), en medio de un desconcierto generalizado en ataque, por lo que además le regaló espacios para el contragolpe a un Central tonificado. Frente a ese panorama, su adversario –que un par de minutos antes parecía estar rendido- se agrandó y empezó a achicar. Aparecieron los triples de Vittar y de González para que los suyos queden tan solo a uno con menos de tres minutos por jugar. Y luego de otro mal avance de Belgrano, Central anotó por intermedio de Martínez (el mejor de todo el cruce) y pasó a ganar, para locura de sus hinchas (67-66 a 2´29´´). El propio Martínez y Lizarraga con sus simples (su equipo cerró con 13-16 el ST) mantuvieron arriba al dueño de casa mientras los de Cachari resistían tan solo con Dentis. Claro que ahora el tiempo jugaba a favor de Central. Ya Belgrano había tenido su chance; y una enorme chance. La dejó pasar de una forma que cuesta explicar. Y los cerecinos con actitud, básquet –lo que pareció faltarle a su oponente a juzgar por lo que fue la definición del encuentro- y los simples de Benítez se quedaron con el triunfo, la serie y el pase a una de las finales por el ascenso a la Liga Argentina (ex TNA).

 

 

Central de Ceres 74

Belgrano 70

 

Arbitros: M-Pérez-G. Martínez-D. Saravalli

Parciales: 21-17, 14-21, 15-23, 24-9

 

Central (74): Vittar 16, Lizarraga 3, González 10, Benítez 19, Martínez 20 (fi), Quintana 3, Salicru 3, Buticci 0. DT: E. Lancellotti.

 

Belgrano (70): I. Fernández 3, Ríos 22, Lete 9, Fioretti 5, Dose 4 (fi), Camino 2, V. Fernández 8, Dentis 13, Toranzo 4. DT: A. Cachari.

 

El dato

 

Por tercera temporada consecutiva, Belgrano fue eliminado por un equipo santafecino. En la 2015/16 perdió la chance de llegar al TNA ante Sportivo Las Parejas, en la siguiente quedó en el camino ante Deportivo Norte de Armstrong y en esta oportunidad fue su verdugo Central Argentino Olímpico de Ceres.  En estos últimos dos campeonatos fue en lo que sería una instancia de semifinales por el ascenso.

 

 

El resto

 

En los otros dos cruces que quedaban abiertos, se clasificaron Lanús y River Plate, dos equipos de la División Metropolitana. El Granate como local superó a El Tribuno de Salta por 89 a 73, mientras que el Millonario se impuso en Concepción del Uruguay en suplementario por 90 a 82 sobre Regatas. De esta manera, para definir los dos ascensos a la Liga Argentina se enfrentarán –nuevamente al mejor de cinco enfrentamientos- Racing de Chivilcoy-River y Lanús-Central de Ceres.