Diario El Norte

Locales

A partir del lunes se frena la producción en Motomel

12 Julio 2018 (05:43)

La planta de ensamble de motopartes ubicada en La Emilia adelanta vacaciones a sus empleados durante el lapso de dos semanas, tiempo durante el cual no estarán activas las líneas de producción. El objetivo de la empresa es nivelar el stock en un escenario de retracción de ventas.

Facebook Twitter Compartir en Whatsapp

A partir del lunes se frena  la producción en Motomel
Foto 1/1   

Tal como había anticipado EL NORTE, los trabajadores de la planta Motomel La Emilia acogerán a un período de vacaciones adelantadas dispuesto por la empresa con el objetivo de equilibrar el stock de productos en un contexto de ventas retraídas. Para evitar sobre stockearse de productos, la empresa dejará de producir durante las próximas dos semanas. Sólo se mantendrán activas las tareas de mantenimiento y limpieza.

Vale agregar que durante mayo se produjo la no renovación de contratos a unos 130 trabajadores de la planta, mientras que en junio el gremio de la Unión Obrera Metalúrgica y las autoridades de la empresa hicieron acuerdos para instrumentar vacaciones de aquellos empleados que tenían días pendientes.

El enfriamiento del mercado de motos tiene números muy elocuentes. Un total de 58.038 unidades fueron patentados en mayo, lo que significa una merma del 7,4% respecto a abril pasado, según datos de la Asociación de Concesionarios de Automotores de la República Argentina (Acara).

En tanto el patentamiento de motos en junio alcanzó a las 37.291 unidades, que significa una caída del 36,1% en comparación con mayo de este año, y del 18,2% en forma interanual, que originó un reclamo de las empresas al gobierno para "intentar aminorar" la contracción en las ventas.

La proyección de la entidad es que con un acumulado en lo que va del año de 323.471 unidades, en el año 2018 “disminuirá fuertemente” la venta de unidades “debido a la devaluación de la moneda local y una demanda en retroceso”.

 

Guerrero, en problemas

La caída en las ventas afecta a todo el sector de producción de motos. De hecho, la fábrica de motos Guerrero despidió operarios y cerró sus puertas la semana pasada.

Los trabajadores del turno mañana llegaron para desempeñar sus actividades y se encontraron con que todos los portones de acceso a la planta industrial ubicada en la localidad de San Lorenzo estaban cerrados con candados.

La firma construye más de 400 unidades por día en cuatro líneas de producción motorizadas, centros de mecanizados, bancos de prueba, cabina de pintura, horno de secado, tornería y herrería, para lo que destina un equipo de 280 personas.

Según la propia firma, más de 2.500 puestos de trabajo están indirectamente relacionados a la operatoria de Guerrero, entre quienes se encuentran talleristicas, transportistas, concesionarios, motopartistas, vendedores y promotores.

 

DESTACADO I

Sólo se mantendrán activas las tareas de mantenimiento y limpieza.

Vale agregar que durante mayo se produjo la no renovación de contratos a unos 130 trabajadores de la planta.