Diario El Norte

Locales

La articulación entre la Provincia y el Municipio produjo que haya 97 nuevos propietarios nicoleños

09 Agosto 2018 (05:41)

Ayer 97 familias nicoleñas recibieron los títulos de dominio de sus casas. Y otras 187 avanzaron con el último paso de sus respectivos trámites. De cara a una colmada y entusiasta platea, presidieron la ceremonia el intendente Manuel Passaglia y el escribano general de Gobierno de la provincia de Buenos Aires, Marcos Rospide. El funcionario provincial informó que suman 600 las escrituras entregadas en la ciudad desde diciembre de 2015.

Facebook Twitter Compartir en Whatsapp

La articulación entre la Provincia  y el Municipio produjo que haya  97 nuevos propietarios nicoleños
Foto 1/1   

Entusiasmo. Eso fue lo que ayer se respiró en el Teatro Municipal Rafael de Aguiar de nuestra ciudad. Y no era para menos: muchas de las más de 280 familias que colmaron la plantea y el primer anillo del recinto vienen de una historia de décadas de intranquilidad, esa particular intranquilidad que produce el no contar con el documento que formalmente ante la Ley acredita que la casa propia es eso: la casa propia. Esas historias tuvieron ayer un final feliz para 94 familias que recibieron sus títulos, y un capítulo alentador para otros 186 grupos familiares que estamparon sus firmas sobre las escrituras que ahora van a La Plata y que en poco tiempo más volverán definitivamente a sus casas en San Nicolás.

Se trataba de escrituras entregadas y firmadas a través del Programa Provincial de Escrituración, a cargo de la Escribanía General de Gobierno de la provincia de Buenos Aires: un programa que permite al propietario realizar el trámite de manera totalmente gratuita, y que mejor funciona cuanto más articulación exista entre la Provincia (a través de su Escribanía General y del Instituto de la Vivienda) y los municipios, que son los iniciadores de los trámites.

Para el caso puntual de San Nicolás, puede decirse que el programa y la articulación funcionaron bien. Desde diciembre de 2015 hasta hoy, unas 600 familias completaron el trámite de manera gratuita y recibieron las escrituras que les dan tranquilidad definitivamente respecto de la propiedad de sus casas.

El dato fue informado ayer por Marcos Rospide, escribano general de Gobierno de la provincia de Buenos Aires. El funcionario bonaerense estuvo en San Nicolás y presidió junto al intendente Manuel Passaglia el acto celebrado en el Teatro Municipal.

 

Discursos

“Hoy ustedes están recibiendo las escrituras de sus casas, ese papel que significa tanto. Después de muchos años de espera, hoy lo están recibiendo; y a partir de hoy la casa donde ustedes viven va a tener un significado distinto. Tienen el reconocimiento de parte del Estado de que eso es de ustedes, que ya son dueños legalmente de la casa, y que ya nadie se las va a poder quitar. Es la casa que, con el aval de este papel, el día de mañana van a poder dejarles a sus hijos y a sus nietos”, señaló Rospide, quien participó del acto junto con la escribana adscripta de la Escribanía General de Gobierno, María Natalia Navas.

El Escribano General también subrayó que “todo esto se logra por una decisión”, y en tal sentido explicó que “la gobernadora María Eugenia Vidal nos pide que estemos atrás de los expedientes, porque detrás de cada expediente hay una familia y vecinos de la provincia que necesitan una respuesta”.

Por lo demás, también destacó el “trabajo en equipo” con los municipios para que más bonaerenses posean sus títulos de propiedad. “El trabajo con el municipio en forma conjunta es muy importante. Así es como se hacen las cosas. Con estas escrituras que estamos entregando hoy, desde diciembre de 2015 a la fecha llevamos entregadas cerca de 600 escrituras a familias de San Nicolás”, señaló Rospide. 

Después llegaría el mensaje del Intendente. Y fue en la misma tónica, hablándole directamente a la platea. “Hoy es un día para que estemos todos felices, porque es el día que estábamos esperando. Para alegría de todos, ese día que todos ustedes estuvieron esperando durante muchos años hoy se está convirtiendo en un hecho concreto: es el día en que de poseedores de una casa, pasan a ser dueños. Ahora se van a poder ir a dormir con la tranquilidad de que esa casa es suya, hoy y para siempre. Y esa tranquilidad que ustedes no tuvieron hasta hoy, ahora se la podrán transmitir a sus hijos”, comentó Passaglia, quien agradeció a los equipos provincial y municipal que trabajaron día a día en los trámites que ayer llegaron con éxito a su punto culminante.

 

Entusiasmo

El titular del Ejecutivo local también destacó que “esto es un ejemplo más de que cuando todos tiramos juntos del carro para el mismo lado, las cosas buenas, los hechos concretos y las soluciones de verdad, llegan para todos”.    

El entusiasmo que se había generado en la platea, retroalimentándose de butaca en butaca, también se contagió al escenario: las autoridades esquivaron el protocolo y, además de entregar las cinco escrituras simbólicas que estaban pautadas, decidieron permanecer en el recinto y ya abajo del escenario, siguieron extendiendo los otros 89 títulos y fotografiándose con los nuevos propietarios. Mientras Passaglia y Rospide cumplían esa tarea, en otras dos mesas otros 187 nicoleños firmaban sus escrituras y esa rúbrica era el último paso antes de que los documentos vayan ahora a La Plata y vuelvan ya definitivamente a sus manos. 

La mayoría de los vecinos que ayer recibieron sus escrituras, son habitantes de los barrios Parque Norte, Ginés García, Coviccos, Astul Urquiaga y 12 de Marzo.

 

Propietarios

Antes del inicio de la ceremonia que presidió el intendente Manuel Passaglia y el escribano Marco Rospide, EL NORTE entrevistó a algunos propietarios de viviendas para que nos contaran sus sensaciones y anhelos ante este logro esperado por años como es tener finalmente la escritura de la propia casa.

 

“Hoy es un día de celebración para nosotros”, comentaron Marta y Margarita.

 

Sentada al lado, Romina expresó: “Estoy muy contenta. Yo soy de zona sur, barrio Savio. Empezamos hace un año con el trámite, y salió rápido, gracias a Dios”.

 

Por su parte Olga indicó que “yo soy de barrio Astul. Estuve 23 años esperando la escritura. Estoy superfeliz”.

 

“Hace un año que esperaba la escritura. Estoy contento”, dijo Miguel.

 

Eduardo y María aseguraron que “somos de barrio Astul Urquiaga. Somos nuevos en el barrio, hace seis años y medio que vivimos ahí. Gracias a Dios el trámite (de la escritura) salió”.

 

“Soy de Ponce de León. Hace 15 años que espero la escritura. Me siento muy alegre y emocionada. Sentís que estás regularizado, que estás entrando en el sistema, que podés arreglar impuestos. Tengo que poner la luz a mi nombre, hacer un montón de cosas que estaban pendientes de la entrega (de la escritura). A partir de que asumió Ismael Passaglia (en el Instituto de la Vivienda) se agilizó un montón el trámite, porque hace un año y medio hice la firma y a partir de esa gestión se aceleró todo”, manifestó Natalia.

 

Mientras que sentada a su lado, Yanina contó: “Soy de Parque Norte, hace 9 años que vivo allá. El trámite de escrituración lo empecé hace menos de un año. Hoy firmo la escritura, no me la entregan. Calculo que la recibiré en un año y medio más o menos. Conozco vecinos que mi barrio que ya la tienen”.

 

Por su parte Oscar expresó que “soy de de barrio Astul Urquiaga. Hace cerca de dos años que espero la escritura. Hace unos 20 años que vivo en el barrio en la casa que entregó Duhalde. Cuando reciba la escritura será como sentir un sueño cumplido, como confirmar algo que es nuestro patrimonio”.

 

“Soy de Ponce de León –expresó Atilio-. Estuve bastante tiempo esperando la escritura porque justo se dio el fallecimiento de mi madre y tuve que hacer la sucesión. Tengo todo pago desde hace 10 años. Este es un momento de alegría y satisfacción. Ojalá que las autoridades agilicen los trámites de escrituración. Yo quería regularizar mi situación lo antes posible, no quería que se dilatara”.

 

Finalmente Elizabeth manifestó: “Soy de barrio Astul Urquiaga. Lo mío fue rápido. Hace 6 años que estoy en el barrio, venía de barrio Ivba, donde no tenía vivienda y pude comprar ahí. Cuando hice todos los papeles, fuí a Tierra y vivienda y me dijeron que me iba a llegar la escritura a mi nombre. Hará unos 2 años que me llamaron y me hicieron firmar los papeles. Estoy ansiosa por recibir la escritura. Tengo 36 años y tener en mi mano ya la escritura de mi propia casa, es un logro para mí. Uno se queda tranquilo sabiendo que tiene algo que ya es propio”.-