Diario El Norte

Básquet

Nicolás Ferreyra y Manuel Córdoba, dos nicoleños juntos en Chile

12 Septiembre 2018 (18:08)

Nicolás Ferreyra llegó a Chile y ya se puso a trabajar a las órdenes de otro nicoleño, Manuel Córdoba (foto). Ambos coincidirán en el Club Deportivo Valdivia, con el que disputarán la Liga Nacional chilena a iniciarse a fines de este mes. “Para mí es un placer enorme dirigir a un jugador de la calidad de Nico, alguien que además tiene la misma cuna que yo, que es Don Bosco”, destacó Córdoba en diálogo con EL NORTE. El lunes fue presentado el plantel albirrojo en el Estadio Municipal, ante 1000 personas.

Facebook Twitter Compartir en Whatsapp

Nicolás Ferreyra y Manuel Córdoba, dos nicoleños juntos en Chile
Foto 1/1   

Nicolás Ferreyra dio vuelta la página, dejó Mar del Plata y ya se instaló en Chile, en donde se puso a trabajar bajo las órdenes de otro nicoleño, Manuel Córdoba. Ambos coincidirán en el Club Deportes Valdivia, con el que disputarán la Liga Nacional chilena a iniciarse a fines de este mes. “Para mí es un placer enorme dirigir a un jugador de la calidad de Nico, alguien que además tiene la misma cuna que yo, que es Don Bosco”, destacó Córdoba en diálogo con EL NORTE.

Para “Nico” (de 33 años) esta será su primera experiencia jugando fuera del país, más allá de que cuenta con experiencias internacionales actuando en la Selección argentina de Cadetes campeona sudamericana en el 2001 y compitiendo en diferentes torneos continentales con Regatas Corrientes y Quilmes. Justamente, desde Quilmes llegó a Valdivia el jugador que se inició en el Mini de Don Bosco y que se formó en las Inferiores de Belgrano, desde donde saltó al profesionalismo tras haber debutado oficialmente en diciembre del 2001 frente a Pico Football Club. Ferreyra tuvo una traumática salida de Quilmes, con el que había disputado la reciente temporada de la Liga Nacional de nuestro país, promediando 11 puntos, 4.8 asistencias y 28 minutos de juego, en 38 presentaciones. Tenía un año más de contrato allí; y también una deuda importante por cobrar. Finalmente, tras meses de tensas negociaciones, entre la entidad marplatense y Ferreyra llegaron a un acuerdo para rescindir el vínculo que los unía hasta mediados del 2019. A cambio de ello, el jugador debió resignar gran parte de la suma de dinero que Quilmes le adeudaba. Además, quedó en una situación compleja dentro del mercado de pases, teniendo en cuenta que la mayoría de los planteles ya estaban armados y en plena pretemporada.

Atento a esta situación personal y profesional de Ferreyra, desde Chile –en donde trabaja desde hace 15 años- Manuel Córdoba realizó averiguaciones, con la firme intención de llevarse al base. Al respecto, comentó: “A nosotros se nos fue Erick Carrasco, que era nuestro base y es base de la selección chilena. Siempre estoy al tanto  de lo que pasa en la Liga Nacional. Y uno apunta a la Argentina, porque hay jugadores que entienden e interpretan muy bien el juego”. “Vi que Nico estaba con problemas en Quilmes –detalló-, hablé con amigos en común que tenemos y me comentaron que él la estaba pasando muy mal”. “No quise llevarle un problema y esperamos a que él resolviera su situación en Quilmes, que era muy complicada. Su prioridad era continuar ahí, pero no pudo llegar a un acuerdo. Una vez que cerró su salida de Quilmes nosotros hicimos todos los esfuerzos para poder tenerlo”, agregó el DT, que cuenta con un largo recorrido en el baloncesto chileno, dirigiendo inclusive a los seleccionados juveniles entre el 2010 y el 2016 (también se desempeñó en Colombia).

Córdoba confesó sentir “un placer enorme” por dirigir “a un jugador de la calidad de Nico”. “Además tiene la misma cuna que yo, que es Don Bosco. Estoy muy feliz por su llegada y que dos dombosquenses nos encontremos acá, a 2000 kilómetros de nuestra ciudad”, expresó quien –como muchos otros- diera sus primeros pasos en el básquet de la mano de Juan Rimoldi.

El lunes fue presentado el plantel de Valdivia en el Estadio Municipal,  ante 1000 personas; un hecho que sorprendió a propios y extraños.

Emocionado hasta las lágrimas, Córdoba se refirió a esta sorprendente bienvenida de parte de los hinchas albirrojos al nuevo equipo, en el que, además de Ferreyra, se destacan como principales incorporaciones los estadounidenses Amir Carraway y Kaphri Alston. “Esta recepción de nuestros hinchas es una inyección anímica a las venas, una caricia al corazón”, expresó “Manu”.

También Ferreyra habló –con el área de prensa del club- sobre este recibimiento. Al respecto, marcó: “Hace mucho tiempo que juego y que ando de un lado para el otro; inclusivo vengo de jugar en un club que tiene una de las hinchadas más grandes de la Argentina, pero nunca había tenido un recibimiento como este. Nos tenemos que sentir dichosos y afortunados, porque esto no se ve todos los días y me voy con una alegría que hacía mucho tiempo no sentía”.

Por último, Córdoba sostuvo que “por la tradición, la historia y la hinchada que tiene el club”, el Valdivia tiene que ser “competitivo” y “protagonista”, más allá de que explicó que el presupuesto para la próxima campaña será inferior al que se utilizó en las anteriores. “Tenemos toda la fe y la esperanza de que con pasión, compromiso e identidad, entre todos vamos a llevar a Valdivia a hacer una buena temporada”, apuntó.

En ese sentido, la sola presencia de un  coterráneo de la calidad de Ferreyra lo hace mirar con ilusión el futuro. “El nos va a ayudar mucho como equipo pero a la vez no tengo dudas de que nosotros también lo vamos a ayudar a que él recupere felicidad y tranquilidad, algo que creo que está necesitando. Nos vamos a complementar muy bien y estoy seguro que le vamos a sacar su mejor rendimiento a Nico”, remató Córdoba.

 

 

El dato

 

Deportes Valdivia será el noveno club de Nicolás Ferreyra en su carrera profesional. El base debutó en Belgrano y luego pasó por Gimnasia de Comodoro Rivadavia, Regatas Corrientes (campeón del Súper 8, la Liga Sudamericana y la Liga Nacional entre 2012 y 2013), Estudiantes de Concordia, Boca Juniors, Ciclista Olímpico de La Banda, Hispano Americano de Río Gallegos y Quilmes de Mar del Plata (en dos ciclos diferentes).

 

Córdoba, un prócer en Valdivia

 

De la mano de Manuel Córdoba, Valdivia –una de las emblemáticas instituciones del baloncesto chileno- se reencontró con la gloria en el 2016 al gritar campeón en el máximo nivel luego de quince años de sequía. Lo logró al conquistar la Liga Nacional, superando a Universidad de Concepción en una emotiva definición que en cierto momento lo tuvo 2 a 0 abajo en la serie final (al poco tiempo ganó la Liga Saesa también).

Córdoba –de 45 años- llegó a Chile en 2004 acompañando a Luis Oroño, quien lo eligió para ser su Asistente en el mismísimo Deportes Valdivia. Desde entonces, solo dejó el vecino país para tener una breve experiencia en Colombia. En Chile dirigió también a Osorno y condujo tanto a las selecciones juveniles como a la Mayor entre 2010 y 2016.

Antes de cruzar la Cordillera, Córdoba se desempeñó como DT en la Liga Rosarina, en Banco de Santa Fe y El Ciclón. En ese ámbito habían terminado sus días como jugador, en el 2000 (jugó en Central y se retiró en Banco de Santa Fe). En San Nicolás actuó en Don Bosco –en donde se inició en la actividad-, luego pasó por Regatas y también lo hizo por Automóvil.