38.6 C
San Nicolás de los Arroyos
viernes, 21 enero, 2022

Edición N° 3935

NUEVA YORK SUFRE UN BROTE INFECCIOSO PROVENIENTE DE LAS RATAS



En estos días, las autoridades sanitarias de Nueva York están preocupadas porque se estima que dos millones de ratas habitan en la Gran Manzana, lo que podría provocar un nuevo brote de leptospirosis, una enfermedad bacteriana que se transmite por la orina de animales infectados, puede causar daños serios en el hígado y el riñón, y que, en los casos más graves, puede provocar la muerte.

Según medios internacionales, hasta el momento se ha registrado un fallecimiento como consecuencia de la enfermedad y al menos 15 casos de contagio, un 25% del total contabilizado en la última década y media.

De acuerdo con la OMS, los humanos pueden contraer esta enfermedad bacteriana por el contacto directo con la orina de los animales infectados o mediante el agua, el suelo o los alimentos contaminados. Es más común en los climas cálidos.

TN habló al respecto con el infectólogo Antonio Montero (M.P. 8.249), que explicó: “La leptospirosis es una enfermedad endémica muy común en el mundo, presente en latitudes templadas y húmedas, muy común en la Argentina. Se la considera inerradicable ya que se transmite por múltiples vectores de la naturaleza. El agente que la produce es una bacteria. Puede transmitirse por mordedura de animales infectados a personas o, mucho más común, por suelos contaminados con orina infectada. Ingresa al organismo a través de la piel. Afecta principalmente el hígado y el riñón, pudiendo provocar una insuficiencia renal grave, llevando a la muerte.

También afecta al corazón, pudiendo producir arritmias mortales. Como prevención, no hay que bañarse en cualquier parte como lagunas de campo, bañados, ya que son bebedores de roedores, donde también orinan. Casi todos los casos que he visto terminaron en terapia intensiva”.



Además, el especialista precisó que la enfermedad tiene dos fases: una infecciosa, que responde muy bien al tratamiento con penicilina (dura entre una y dos semanas) y una segunda fase que es tóxica y que está mediada por la respuesta inmune y donde la aplicación de antibióticos no sirve. “El diagnóstico y tratamiento precoz son fundamentales para superar esta enfermedad, que tiene formas leves y tratables y formas graves y potencialmente mortales”, concluyó.

Entre los principales síntomas de la enfermedad figuran:

  • Fiebre alta.
  • Dolor de cabeza.
  • Sangrado.
  • Dolor muscular.
  • Escalofríos.
  • Enrojecimiento de los ojos y vómitos.

Sin un diagnóstico temprano ni tratamiento, la leptospirosis puede causar daños en el riñón y el hígado (fallo renal y hepático), o incluso la muerte. En cambio, la infección responde bien a los antibióticos si es detectada a tiempo.

ÚLTIMAS NOTICIAS





error: ¡Contenido protegido!