ORGANIZACIONES AMBIENTALISTAS REPUDIAN ACUERDO ENTRE OPDS Y EL CONSORCIO DEL PUERTO LOCAL

FUERTES CRÍTICAS AL ORGANISMO PROVINCIAL DE DESARROLLO SOSTENIBLE

FOMEA y CONA criticaron la firma de un convenio de trabajo celebrado entre el Organismo Provincial de Desarrollo Sostenible y el ente administrador del Puerto de San Nicolás para la instalación de un vivero forestal de especies nativas. “Consideramos preocupante que un organismo que ha sido condenado por la Justicia Federal por haber otorgado certificaciones a empresas que violaron de forma reiterada y sistemática las normas ambientales vigentes vengan hoy a entablar ‘conversaciones’ con empresas de fertilizantes, sospechadas de contaminación ambiental en todo el país”, advirtieron.

De la redacción de EL NORTE
diarioelnorte@diarioelnorte.com.ar

El director ejecutivo de OPDS, Juan Brardinelli, visitó días atrás el Puerto de San Nicolás, en el marco del Plan Trienal Ambiental Portuario.

El Organismo Provincial para el Desarrollo Sostenible (OPDS) y el Consorcio de Gestión del Puerto de San Nicolás firmaron un acuerdo de trabajo, pero se encontraron con el repudio de ambientalistas. La polémica surgió a raíz de reclamos de los vecinos que apuntan a las problemáticas de contaminación que no son resueltas por las autoridades provinciales.

Días atrás, el titular del OPDS Juan Brardinelli y la presidenta del Puerto de San Nicolás, Cecilia Comerio, acordaron la instalación de un vivero forestal de especies nativas, a partir de la adhesión al Plan Nativas Bonaerenses. Además, en aquella oportunidad recorriendo la nueva oficina del organismo que está emplazada dentro del edificio de administración portuaria.

La bronca de los vecinos se hizo sentir a raíz de un comunicado firmado por el Foro Medio Ambiental (FOMEA), Comunidad Nicoleña por el Ambiente (CONA), Partido Justicialista de San Nicolás, Partido Socialista, y otras organizaciones tanto de Ramallo, de Mar del Plata como de Rosario.

Entonces, apuntaron contra el OPDS y recordaron que “debemos destacar el lamentable historial en términos de controles que el mencionado organismo ha tenido respecto a las empresas regionales, que le valió incluso una condena en la Justicia Federal por la causa denominada Carboquímica del Paraná, dada la evidente falta de control y fiscalización de la empresa”.

En ese aspecto, manifestaron que “consideramos preocupante  que un organismo que ha sido condenado por la Justicia Federal por haber otorgado certificaciones a empresas que violaron de forma reiterada y sistemática las normas ambientales vigentes vengan hoy a entablar ‘conversaciones’ con empresas de fertilizantes, sospechadas de contaminación ambiental en todo el país”.

Sin consultar

También dejaron ver su malestar, ya que expresaron que la entidad comandada por Brardinelli debió primero “tomar contacto con los vecinos que venimos denunciando la destrucción y el relleno de los humedales del territorio nicoleño”.

Asimismo, explicaron que “el OPDS antes de emplazar un vivero forestal de plantas nativas debió proteger y dar respuesta de forma decidida y categórica  ante las reiteradas denuncias realizadas por los vecinos de la ciudad, cuando se estaba realizando el desmonte del Bosque Nativo en el Parque Aguiar, en el marco de una clausura que el propio organismo había dictaminado”.

Finalmente, aseguraron que se trata de “un incumplimiento de los deberes de funcionario público, dado que el OPDS es la autoridad de aplicación de la Ley de bosques nativos (14.888) y, por tanto, custodio obligado de los bosques nativos. También es el OPDS el encargado legal de proteger el ambiente según la Ley provincial”.