25.1 C
San Nicolás de los Arroyos
jueves, 28 octubre, 2021

Edición N° 3850

ORINAR EN LA DUCHA: EL HÁBITO QUE MUCHOS OCULTAN PERO LA CIENCIA AVALA



Un adulto promedio orina alrededor de 7 veces por día y, según estudios científicos, contribuye al planeta si lo hace en la ducha. Gracias a las personas que orinan mientras se bañan -un hábito cuestionable- se ahorra mucha agua y esto repercute en el cuidado del medioambiente.

Mientras que las heces sí necesitan mucha agua para poder irse a las plantas residuales, la verdad es que la orina solo necesita un poco para poder llegar al mismo lugar. A pesar de que algunos inodoros tienen la opción de descarga para orina o heces, la mayoría no la tiene y esto implica un gran desperdicio de agua.



Cada vez que vamos al baño y usamos el inodoro, tenemos que tirar la cadena. Se estima que cada vez que hacemos esto, en occidente, se utilizan más de seis litros de agua y se considera que el adulto promedio orina aproximadamente 7 veces por día. Es decir, que cada día que pasa, utilizamos alrededor de 40 litros del agua del inodoro para desechar la orina. Si lo ponemos en perspectiva en relación a un año, esto representaría unos 15.330 litros de agua de inodoro.

Según lo publicado en Redalyc, donde analizan la relación del agua y la salud pública, mencionan que el agua es fundamental para satisfacer las necesidades humanas básicas, la salud, la producción de alimentos, el desarrollo industrial, la energía y el mantenimiento de los ecosistemas regionales y mundiales.



La investigación afirma: “Alrededor del 97% del agua en el planeta se encuentra en los océanos; del 3% restante, el 2,3% está solidificada en los casquetes polares, el 0,3% se encuentra tan profundamente confinada que su extracción resulta antieconómica y el resto se distribuye en ríos, lagos, riachuelos y subsuelo. Considerando que sólo hay dos fuentes de agua utilizables por el hombre, a saber: las superficiales y las subterráneas y que éstas sólo constituyen el 0,4% del total disponible, es fácil deducir que es un recurso escaso. Pero más escaso resulta si se piensa en términos cualitativos, ya que los procesos de contaminación de las mismas reducen aún más su disponibilidad”.

Además, según los datos recopilados por IFL Science, orinar al ducharnos es una forma de cuidar el medioambiente, ya que disminuye la cantidad de agua que usamos al tirar la cadena del inodoro.



Si consideramos los datos mencionados anteriormente, orinar en la ducha ahorra una de las siete orinas diarias. Esto si consideramos que el adulto promedio se ducha una vez al día. Por lo que significa un ahorro anual de 2.190 litros de agua de inodoro. Extrapolando esto a toda la población de Estados Unidos, se ahorrarían 699 mil millones de litros de agua.

Otros consejos para ahorrar agua son: tardar lo menos posible en la ducha, cerrar la canilla mientras te enjabonas, lavarte los dientes con un vaso de agua, reutilizar el agua para otras cosas y no lavar el auto ni regar las plantas con manguera.

Considerando todo esto, al orinar en la ducha estás contribuyendo con el cuidado del medioambiente, en un momento donde los suministros de agua se están agotando en el mundo.


ÚLTIMAS NOTICIAS





error: ¡Contenido protegido!