PASQUALIN: “MANES SIMBOLIZA LOS SUEÑOS DE LA CLASE MEDIA ARGENTINA”

RUMBO A LAS PASO

Julio Pasqualin, tercer precandidato a diputado provincial por la UCR en la Segunda Sección Electoral, puso en valor la figura del neurocientífico Facundo Manes como “la persona que viene a oxigenar la política de un país desencantado con los políticos”.

Para Julio Pasqualin, “Manes representa el oxígeno que necesita la política argentina para renovarse”. EL NORTE

Manes, primer precandidato a diputado nacional en la provincia de Buenos Aires por la UCR, ha irrumpido con fuerza en sectores medios y se posiciona como un catalizador de los reclamos de un sector que ha sido fuertemente erosionado en los últimos años.

“Facundo Manes refleja el aspiracional de la clase media argentina. Representa el valor de estudiar en la escuela pública, capacitarse, crecer por mérito, llegar a lugares de relevancia. Y hoy busca devolverle al país lo que, de alguna manera, la escuela y la universidad pública le permitieron lograr”, aseguró Pasqualin en diálogo con periodistas del programa «Pila y Media» (Radio U).

Para Pasqualin, “es preciso entender que la clase media sirve de articuladora de las tensiones sociales. Lo importante es ensanchar esa clase media porque cuando se ensanchan los extremos se va, indefectiblemente, a un sistema más autoritario y menos saludable para la república”.

Pasqualin no ve como una desventaja que Juntos tenga que dirimir internas, en este caso, entre Manes y Diego Santilli. “Cuando planteábamos la posibilidad de que Facundo Manes encabece la lista lo hacíamos a partir de que la relación entre la política y la ciudadanía está muy resentida, muy lastimada, mucho más desde la irrupción de la pandemia. Facundo Manes representa el oxígeno que necesita la política argentina para renovarse. No se pudo lograr que encabece una lista única dentro de Juntos, pero me da la impresión de que las dos listas van a tener una fuerte incidencia en el proceso electoral. Y posicionan al espacio con muchas chances de obtener el triunfo en la provincia”.

Capital humano

Consultado sobre por qué un outsider de la política hoy se posiciona con tanta fuerza en el mapa electoral, Pasqualin manifestó que “es evidente que la política, en estos casi 40 años de democracia, no le ha dado al país las soluciones que necesita para desarrollarse y progresar. Mientras el mundo avanza la Argentina sigue enfrascada en los mismos problemas y debates de hace 20, 30 o 40 años. Y Manes es un hombre que puede darle un giro a esa realidad porque no tiene los vicios de la vieja política. De hecho, plantea el desarrollo del capital humano como la puerta de entrada a un país diferente, un país de oportunidades. Hay que invertir en conocimiento, y no creer que los resultados se van a ver de un día para el otro. Tenemos que empezar a transitar un proceso que necesitará de diez o veinte años de trabajo para ver los frutos. Pero es imprescindible que comencemos a trabajar hoy”.

Pasqualin, en su carácter de precandidato seccional, viene recorriendo distritos de la Segunda en los que se entrevista con trabajadores, comerciantes, empresarios pymes y vecinos. En esas charlas no solo se revelan demandas sino también sentimientos. “Noto apatía en la gente y, en algunos casos, también bronca. Mucho más luego del episodio de la foto de Olivos. Sobre todo porque esa foto de la reunión de cumpleaños en el que participó el Presidente revive otros episodios como el del vacunatorio VIP, que no representan otra cosa que abusos de privilegios. Todo esto en medio de una situación económica y sanitaria muy difícil. En ese contexto, el problema de la inflación va ganando cada vez más terreno en la agenda de preocupaciones de la gente, de comerciantes, de empresarios. La seguridad también es otra de las demandas más escuchadas en la charla con vecinos de la Segunda Sección Electoral. Yo creo que para dar respuestas a este reclamo es preciso reformar el marco vigente en la provincia, lo cual incluye también abordar el tema educación. Porque seguridad y educación van de la mano”, concluyó Pasqualin.