6.7 C
San Nicolás de los Arroyos
miércoles, 18 mayo, 2022

Edición N° 4052

PASSAGLIA: “NO DEPENDE DE NOSOTROS LA DETENCIÓN O LIBERACIÓN DE LOS GREMIALISTAS”

Tras haber pasado un fin de semana de convulsiones en su desarrollo habitual, la ciudad de San Nicolás comenzó la normalización de las condiciones higiénicas y de abastecimiento. Luego del dictado de conciliación obligatoria por parte del Ministerio de Trabajo de la Provincia, los servicios restringidos por el bloqueo del Sindicato de Choferes de Camiones fueron restablecidos. “Es una locura que hayan tomado de rehenes a los 160.000 nicoleños por un conflicto en el que nada teníamos que ver”, reparó el intendente Manuel Passaglia en el aire de Radio U.

Carolina Mitriani
redaccion@diarioelnorte.com.ar



Luego de un puñado de horas cargadas de alta tensión, las calles nicoleñas comienzan a retomar su curso habitual. A partir del conflicto judicial entre la empresa sampedrina «Rey Distribuciones» y dos dirigentes de la seccional del Sindicatos de Choferes de Camiones, Maximiliano Cabaleyro y Fernando Espíndola, la detención de los sindicalistas desató una serie de medidas que trascendieron las barreras de lo personal y organizativo, trasladándose a consecuencias poblacionales.

En la tarde del domingo se reactivaron las tareas retenidas por Camioneros, quienes a modo de presión habían propuesto que solo las retomarían en caso de que Cabaleyro fuera liberado. Por intervención del Ministerio de Trabajo, y tras el reclamo desde el Municipio, tanto la recolección de residuos como la distribución de productos volvieron a su curso habitual. Manuel Passaglia aseguró que en el término de 72 horas será normalizada la higiene del partido de San Nicolás.



Extorsión

En el aire del programa «Pila y Media» (Radio U), el intendente aseveró: “Es una locura que se haya tomado de rehenes a los 160.000 nicoleños por un conflicto en el que nada teníamos que ver. Se había originado en la ciudad de San Pedro, era el bloqueo de una empresa, y después fue una decisión de la Justicia detener a dos sindicalistas”. Al respecto, insistió en que “ninguno de los nicoleños teníamos por qué haber recibido todos estos inconvenientes”.

Consultado sobre la intervención que podía tomar el estamento municipal por la decisión de cese de tareas de recolección de residuos y transporte general, hasta que llegara una posible excarcelación de Cabaleyro y Espíndola, Passaglia consideró: “No podíamos llevar adelante ningún tipo de negociación con el gremio de Camioneros porque no depende de nosotros la detención o liberación de los gremialistas detenidos”. A su vez, destacó que no podían “ceder a este tipo de extorsiones” desde el gobierno que comanda.

Marcando distancia respecto de los intereses del bloqueo y las consecuencias que tuvo en la población, Manuel Passaglia consideró que “esto nos unió porque todos sentimos que nos estaban extorsionando, que nos estaban usando para extorsionar a la Justicia”.



Normalidad

En medio de horas que transcurrieron bajo la amenaza del gremialista Julio Cabaleyro de desabastecer de alimentos a la ciudad, bajo la premisa “en San Nicolás se van a morir de hambre” (en declaraciones al medio «Crónica San Pedro»), crecían las malas perspectivas de la continuidad del paro de Camioneros.

Passaglia confirmó que actualmente “las distribuidoras han empezado a funcionar y los camiones empezaron a llegar a San Nicolás. De hecho, los camiones no llegaban a los accesos; veían una cruz y pasaban de largo para evitar el conflicto”.

También garantizó que “todos los servicios públicos o privados con empresas y pymes que están relacionados con el gremio de Camioneros, incluso los que tienen que ver con lo portuario, estaban frenados; ya se trabaja con normalidad”.

Sin embargo, desde el Palacio Municipal se mantienen en estado de alerta, considerando que puede repetirse una situación similar: “Lo tenemos que seguir evaluando y en eso nos vamos a hacer cargo. Nuestra responsabilidad es tomar todas las medidas necesarias para llevarles tranquilidad a los vecinos. Lo que acá no puede pasar es que utilicen de rehén a los vecinos de San Nicolás para ningún tipo de extorsión”.



En el caso de la recolección de residuos, Manuel Passaglia aseguró: “Si el conflicto persistía, ya estábamos evaluando la decisión de municipalizar el servicio porque los nicoleños no podemos depender de las decisiones judiciales entre un gremio y la Justicia”.

Silencio

La repercusión del problema en tierras nicoleñas cobró rápidamente una fuerte repercusión a nivel nacional, tanto en lo mediático como en lo político. Sin embargo, Passaglia reclama que desde los estamentos superiores no intervinieron: “Mientras duró el conflicto no recibimos comunicación ni del Gobierno nacional ni del Gobierno provincial. Ni para preguntar qué estaba pasando ni para ponerse a disposición”, expresó.

En el orden local, apuntó contra los ediles que comparten espacio político con el detenido Cabaleyro: “Hubo una declaración del bloque de concejales del Frente de Todos que se solidarizaba con uno de sus concejales, Maximiliano Cabaleyro, y no dijeron absolutamente nada de los inconvenientes que estábamos sufriendo todos los nicoleños”.

ÚLTIMAS NOTICIAS





error: ¡Contenido protegido!