5.9 C
San Nicolás de los Arroyos
miércoles, 15 septiembre, 2021

Edición N° 3807

Pato Fillol: “El fútbol me ha dado mucho”



Ubaldo Matildo Fillol, para muchos el mejor arquero de la historia del futbol argentino, charló días atrás con La Deportiva (Radio U 89.9); hizo un repaso de su carrera -con los momentos buenos y no tanto- y valoró el reconocimiento que recibe día a día.  También habló de la actualidad en su puesto. “El nivel es muy bueno y parejo, aunque quizás falta ‘el distinto’”.

“Uno hace un racconto y se le vienen a la cabeza momentos lindos y feos, porque el fútbol es como la vida, te caés y te tenés que levantar; pero lo cierto es que el resultado final me empachó”, definió Ubaldo Matildo Fillol, y agregó: “Estoy feliz, porque el fútbol me ha dado mucho a mí, y estoy orgulloso por el reconocimiento del día a día de la gente, del periodismo, eso me hace sentir bien”. El Pato mantuvo días atrás un distendido diálogo en La Deportiva (Radio U, lunes a viernes de 19 a 21), en el cual lo primero que hizo fue recordar su debut en la Primera de Quilmes: “Fue un horror”, tiró entre risas. Su equipo perdió 6 a 3 con Huracán. A los dos minutos, Brindisi ya le había metido un gol. “Estaba jugando en la quinta división, me fueron a buscar el domingo a las 10 de la mañana a la pensión en Quilmes dos dirigentes y me dijeron que me quería ver Florencio Doval, que era el técnico interino de la primera en ese momento. Fue el 1 de mayo del 69. Yo no entendía nada. Me llevaron en auto y llego a un restaurante donde estaban todos los jugadores de primera. Yo no conocía a nadie porque no había tenido ni un entrenamiento con ellos, nada, fue algo muy traumático”, recordó, y continuó: Doval me saludó, me hizo un par de preguntas y me dijo ‘esta tarde vas a debutar en Primera’. No entendía nada, no conocía a nadie y ellos a mí tampoco, estaba lleno de vergüenza. Fue muy traumático todo. Ahora hay departamento de psicología, asistente social, nutricionista, tenés 30 entrenamientos con la Primera y después debutás. Lo mío fue muy traumático, y así me fue, me fue mal”.

Pero el rumbo se torcería a partir de aquella tarde. “Estando en Quilmes fui a una selección juvenil en el 71. Después ya en Racing fue mostrarme en el fútbol grande, tuve unas actuaciones tremendas y eso hizo que me compre River. En River 10 años, el club del cual soy hincha, pero llegué también en medio de una tormenta, porque hacía 18 años que no salía campeón, no sabés lo que era el club”, recordó el Pato.

“Lo más grande”

“El Mundial fue lo más grande que me ha tocado, lo es para cualquier jugador, te llenás de gloria para toda tu vida”, expresó emocionado. “Ahora se juegan copas todos los días, Champions League, Copa de esto, Copa de aquello, pero ser campeón del mundo no es para cualquiera, y nosotros tuvimos el privilegio de estar ese día ahí y quedar en la historia. Fuimos la primera selección campeona del mundo en la historia de nuestro país. Y hoy uno se da cuenta lo difícil que es”, tiró, y analizó: “Además, salimos campeones del mundo esas dos selecciones muy seguidas. Ya éramos los mejores del mundo antes del 78, porque somos así (risas). Y como vinieron los dos títulos muy rápido se pensaron que era fácil, pero no es nada fácil, es sumamente difícil. Ahora es más fácil, que la próxima copa del mundo se va a jugar con 48 selecciones; te favorecen en el sorteo y llegás a la final. De hecho en el mundial anterior Argentina debutó con Islandia, que debutaba en mundiales. En el 78 había 16 selecciones mundiales, estaban los mejores. Ahora te ponen 48, te favorece el sorteo y llegas a la final. En aquella época del 78 o del 86 era mucho más difícil”.

“El Flaco Menotti el día de la final no nos hizo una charla técnica, nos dio una arenga, y nos decía ‘van a quedar en la gloria, en la historia, van a ser los primeros campeones del mundo del país, mundialmente van a ser conocidos’, y nosotros, al menos yo, no sabíamos lo que era tanto el mundo del fútbol. Y hoy que han pasado tantos años… qué verdad que nos decía el flaco, nosotros por nuestra juventud no apreciamos eso, pero fue un orgullo tremendo defender la bandera en la final de la Copa del Mundo”, rememoró Fillol. Al referirse a aquel grupo del 78, el arquero contó que “Yo me incorporé a la selección el 5 de enero del 78, entré por la ventana. No estuve los cuatro años laburando con ese grupo y el flaco Menotti. Hubo un problemita, yo que sé, y me metieron. Y lo primero que percibí en esa selección ese día fue el grupo humano, lo primero que percibí, qué hermoso, qué fuerte que estaba ese grupo; inmediatamente me puse a adaptarme a ellos. Había muchos chicos compañeros de River, pero valoro de esa selección ese grupo humano, era tremendo, sufrimos cosas bravas, la muerte del hermano de Luque, que estábamos concentrados, la derrota con Italia en cancha de River… y todo eso lo fuimos superando porque el grupo que había formado el profe Pizzarotti estaba muy unido”.

Siempre vigente

“Me retiré el 22 de diciembre del 90, van a ser 30 años, y estoy escuchando y viendo encuestas de todo tipo: vota la gente los dirigentes, los técnicos, los jugadores, todos, y en todas las encuestas gano, por algo debe ser”, contó el Pato y soltó una carcajada. Él se siente reconocido y lo valora muchísimo. “Uno siente una gran satisfacción. Hace tres meses hubo una encuesta en el continente, quién era mejor, Fillol o Buffon, que está jugando todavía!!! Y le gané!!! Yo me río, fue lindo… A mí la tecnología me salvó, porque el que no me vio, muchas generaciones, pueden verme hoy en un montón de videos que andan dando vuelta con atajadas mías. Las nuevas generaciones pueden ver eso, lo difícil que fue ganar el Mundial del 78, pueden ver lo del 86, y ahí es donde nacen los reconocimientos y que te valoren”.

En ese sentido, recordó los saludos y “posteos” en redes por su cumpleaños. “Me han llamado de todos lados, es como que sigo vigente, ‘la pucha uno no ha pasado en vano por el fútbol’. Hoy lo disfruto con mis hijos y con mi nietos”, contó el Pato, que se encuentra pasando la cuarentena en San Miguel del Monte con su esposa y una mascota, “Balboa”. “Nosotros llegamos a San Miguel del Monte con mi esposa el 1º de marzo; el 10 de abril ya los chicos de la filial de River se acercaron, la filial lleva mi nombre, y compramos 10 camas para el hospital, donamos 10 colchones, toqué algunos contactos y donamos alimentos… todo eso a través de la filial. Hicimos una rifa con un buzo mío réplica del 78, vendimos todos los números y compramos comida, colchones, pañales… Es un momento histórico que vive el país y el mundo. El último fin de semana que fue el día del niño nos juntamos la Filial de River con la Peña de Boca, y salimos a repartir juguetes”, contó.

Su mejor atajada

Para el cierre de la charla, guardó el recuerdo de sus mejores intervenciones bajo los tres palos. “La más importante fue sin dudas la del mundial (al holandés Rep, a quemarropa). Pero señalé antes que hay muchos videos míos dando vueltas, y hay una atajada que hice en el estadio de Wembley, creo que fue en el 81, contra Inglaterra, un cabezazo de Kevin Keegan, que cuando la vi me puse contento porque la había perdido de vista, ya había pasado mucho tiempo y no la veía. Un cabezazo y una atajada impresionante, creo que fue la mejor atajada de mi vida”, aseguró el Pato, y por otra parte agregó: “El mejor partido de mi vida fue en Quilmes frente a River en la cancha de Quilmes en el año 79, y la atajada más importante de mi vida fue en Argentina Holanda en el 78 a Rep”.

“Hay un nivel muy bueno y parejo”

“Veo que hay un recambio generacional muy bueno en el arco. Hoy Scaloni de hecho no tiene al arquero titular, y eso te marca que hay un nivel muy parejo y muy bueno. Después en la competencia es como decía Angelito Labruna, que en la cancha se ven los pingos. Andrada, Armani, Marchesín, Musso, Emiliano Martínez, Rulli, varios… Por ahí no está el distinto, el que le saca cinco escalones al otro, pero es un nivel muy parejo y muy bueno”, opinó el Pato, que en la actualidad trabaja en el Departamento de Arqueros de River, desde a cuarta división al fútbol infantil. “Doy gracias a Dios que puedo estar trabajando a los 70 años y sigo enamorado de la docencia, me encanta, me apasiona la docencia”, expresó.

ÚLTIMAS NOTICIAS

MIÉRCOLES 15 DE SEPTIEMBRE

╬ ARMELLINI, ROBERTO ALFREDO

BOCA NO PUDO VULNERAR A DEFENSA

error: ¡Contenido protegido!