PERSISTE EN SAN NICOLÁS LA FALTA DE REMISES Y TAXIS PARA CUBRIR LA DEMANDA

Más de un año y medio de pandemia, y en nuestra ciudad aún persiste la alta demanda en los servicios de remises y taxis de nuestra ciudad. Los motivos, explican desde el sector, se deben principalmente a la incertidumbre económica y al desfasaje en las tarifas a pesar de que se aumentó un 10% hace unas semanas atrás.

Imagen ilustración.

A medida que avanza la campaña de vacunación y bajan los casos de coronavirus, se abren cada vez más espacios y vuelven más actividades en la ciudad. En este marco, en las últimas semanas quedó en evidencia una situación: la falta de remises. Se nota, más aún, llegada la noche en la ciudad.

En diálogo con EL NORTE, el referente de los remiseros, Héctor “Pato” Bottazzi, aseveró que “es un cúmulo de cuestiones. Primero los cambios que sufrieron los horarios de colectivos que hizo que muchos nicoleños optaran por tomarse un remis porque no les quedaba cómodo ninguno de los horarios de las líneas de colectivos; y a pesar de que hoy hay más frecuencia, la gente sigue volcándose, sobre todo cuando llueve, por nuestro servicio. Sabemos que éste no es el adecuado para la gente, hay que realizar un ordenamiento interno para poder afrontar esta situación”.

De inmediato, Bottazzi agregó que “por ejemplo, ya no es rentable para los dueños de los vehículo alquilar los mismo porque generan menos ingresos. Entonces, los dueños eligen manejar ellos y por ahí el coche que vos veías de día y de noche hoy solo hace un turno y eso se traduce en un auto menos para el nicoleño”.

Con una inflación que come los sueldos, el remisero que necesitaba un viaje para comer en el día hoy necesita seis. Muchas familias dependen de este trabajo y el inconveniente se genera por no poder lograr los ingresos necesarios para vivir. “Tras que ha habido una caída en el empleo en este rubro, los choferes que quedaron tienen más dificultades para llegar a fin de mes. Yo hace 28 años que vivo de esto y la situación es cada día más difícil”, esbozó Bottazzi.

Última actualización

Aprobado por unanimidad, es decir con el voto positivo de los 20 concejales que integran los cuatro bloques (Juntos por el Cambio, Frente Renovador, Frente de Todos y Unidad Ciudadana) del Honorable Concejo Deliberante, aumentaron las tarifas de los servicios que prestan los taxis y remises de la ciudad. “Se trata de un aumento del 10%, hoy San Nicolás tendría un costo de $55 por kilómetro. El acceso al servicio es de $77 y el minuto de espera queda en $4,4”, explicó Sergio Ponce, presidente del máximo órgano deliberativo de nuestra ciudad.

Fue en el programa «Pila y media» que emite Radio U FM 89.9 (lunes a viernes a las 9:00), donde Ponce también recordó que “los precios son para ambos servicios porque así lo estipula la nueva ordenanza aprobada para, entre otras cuestiones, unificar las tarifas y que sea lo mismo tomarse un remis que un taxi”.  A pesar de ello, desde ambos sectores coincidieron en que el aumento sirve pero sigue quedando desfasado a raíz de la inflación de los últimos meses.

“Otro de los principales problemas que tenemos, es que en San Nicolás el costo de vida es más caro. Rosario está con problemáticas similares pero ellos tienen otras ventajas. Acá por ejemplo el repuesto para el auto te sale el doble que en Rosario; ir al supermercado ya es toda una odisea para el trabajador, ni hablar los alquileres o la nafta”, aseguró Bottazzi.



Aquí es donde se marca el motivo principal de la falta de choferes. El servicio no soporta la malaria económica que estamos atravesando como país y, entonces, los nicoleños debemos optar por otros medios de transporte en algunas ocasiones.

“Yo cuando llamo para trabajar, no puedo esperar tanto. Una vez me dijeron que había como tres horas de demora. La verdad que a veces no sé cómo hacer y el problema está en todas las remiserías porque vivo llamando a todos los números hasta que encuentro un coche”, manifestó Sandra a este medio.

El enojo en el ciudadano se hace sentir en los sectores de taxis y remises, pero hasta que el país no repunte no tenemos un panorama alentador de que se pueda solucionar en el corto plazo la problemática. “Esperamos que de apoco todo vaya repuntando”, cerró Bottazzi.