6.7 C
San Nicolás de los Arroyos
sábado, 13 julio, 2024

Edición N° 4836

Pidieron la prisión preventiva para los cinco imputados por el crimen de César Butara

La fiscalía pidió la prisión preventiva para los cinco sujetos detenidos por el homicidio del reconocido abogado y comerciante Cesar Butara ocurrido en Ramallo en febrero pasado durante un asalto. La fiscal Verónica Marcantonio les imputó la coautoría en la figura del Homicidio Criminis Causa que prevé una pena de prisión perpetua.

De la redacción de EL NORTE
[email protected]

La fiscal Verónica Marcantonio a cargo de la UFI Nº1 pidió la prisión preventiva para los cinco hombres acusados por el crimen de César Butara ocurrido en febrero pasado en la vecina localidad de Ramallo en ocasión de robo. Facundo Gómez, Walter Rubén Díaz, Miguel Ángel Pereyra Retamal y Dalmiro Nicolás Cáceres están imputados de asaltar a la familia y asesinar a Cesar Butara, un reconocido abogado y comerciante ramallense. El pedido fue presentado ante el Juzgado de Garantías Nº1 presidido por el magistrado Román Parodi quien deberá resolver luego de la audiencia respectiva la situación de los detenidos. La fiscalía los considera coautores de Homicidio Criminis Causa, Robo calificado por el uso de arma y Portación de arma de fuego de uso civil; donde cada uno tuvo participación en el plan común y cumplió un rol.  Mientras tanto avanza la instrucción. Entre otras medidas de prueba se analizaron las imágenes de las cámaras que ubican a los acusados antes, durante y después del hecho en el lugar de comisión. Desde la fiscalía informaron a EL NORTE que aun restan los resultados de las pericias de un teléfono, de unas pruebas de ADN y del cotejo del proyectil extraído del cuerpo de Butara con el arma incautada. Todas medidas tendientes a obtener las pruebas para pedir la elevación a juicio.

César Antonio Butara era un reconocido comerciante de 56 años, estaba casado y tenía tres hijos. En febrero pasado fue asesinado en su casa ubicada en un sector de quintas en la localidad de Ramallo por dos delincuentes que lo abordaron en la puerta, mientras otros tres les hacían de “campana”. En horas de la tarde de ese día los investigadores lograron dar con los presuntos autores del salvaje ataque en un asentamiento cercano. Eran cinco hombres de entre 18 y 32 años. El menor de ellos sería quien efectuó el disparo mortal.

A través de la recopilación de información y la toma de declaraciones testimoniales determinaron que no serían ajenos al delito cinco sujetos mayores de edad oriundos de San Pedro quienes se encontraban viviendo en un precario asentamiento de Ramallo.



Las primeras medidas se cumplieron en el asentamiento barrio La Laguna en Obligado y Estrada de Villa Ramallo. Allí aprehendieron a Facundo Agustín Gómez de 26 años, a Walter Rubén Díaz de 32, Miguel Ángel Pereyra Retamal de 22 y a Dalmiro Nicolás Cáceres de 18 años, quien sería el autor del disparo. Poco después detuvieron en la vía pública a José Antonio Pereyra Retamal, alias “Toti”, quien habría sido el organizador y entregador del domicilio asaltado. Todos permanecen detenidos.

Los hechos

El crimen ocurrió el 19 de febrero poco después de las 8 de la mañana, en una zona de casaquintas ubicada sobre la avenida Mitre al 2500 de Barrio Sur donde residía el apreciado vecino César Antonio Butara junto a su esposa y sus tres hijos. Conforme a lo trascendido desde las fuentes investigativas el trágico suceso comenzó a gestarse cuando la víctima fatal salía de su casa junto a su esposa y fueron sorprendidos por dos desconocidos que los amenazaron con armas de fuego intentando robarles. Acto seguido los asaltantes se habrían abalanzado sobre ellos generándose un forcejeo. Es en esa situación que uno de los malvivientes disparó sobre la humanidad de César Butara. El impacto dio de lleno en el pecho de la víctima quien falleció de manera instantánea. Los sujetos, sin inmutarse, habrían continuado amenazando a la mujer mientras acopiaban el botín. Una vez concretado el robo huyeron rápidamente. Quienes ingresaron a la casa serían Walter Díaz y Dalmiro Cáceres, este último sería el autor del disparo fatal, mientras que el resto se quedó afuera cuidándoles las espaldas. Todos los movimientos habrían quedado registrados en las secuencias fílmicas.

error: ¡Contenido protegido!