16.5 C
San Nicolás de los Arroyos
miércoles, 24 julio, 2024

Edición N° 4847

Pinedo afirmó que la “confiscación de YPF fue una tragedia” y puso el foco en el rol del Grupo Eskenazi

El ex presidente provisional del Senado denunció que el kirchnerismo “se adueñó de la empresa sin pagarla”.

El ex presidente provisional del Senado Federico Pinedo afirmó que la “confiscación de YPF fue una tragedia”. Y puso el foco en el rol del Grupo Eskenazi.

“El Gobierno no le dejó a una empresa privada retirar dividendos y le pidió que le regale el 25% de la empresa a un amigo del Gobierno”. Señaló el referente del PRO.

En diálogo con Si pasa, pasa, aseguró que “la confiscación de YPF fue una tragedia”. Y denunció que el Grupo Eskenazi “se adueñó del 25% de YPF sin poner un mango”. Que luego el Gobierno “se adueñó de la empresa sin pagarla”.



Además, se quejó de que el entonces ministro de Economía, Axel Kicillof, “ya había pagado antes por YPF tres veces más de lo que valía”.

“Es una cosa atroz para los argentinos, una puñalada”, señaló el ex senador nacional en alusión al fallo de primera instancia. Considera que condena a la Argentina a pagarle 16 mil millones de dólares a un fondo buitre.

En ese sentido Pinedo remarcó que “el objetivo central de la Argentina es reconstruir la confianza en cuatro años, desde el primer día”.

“Hay que mostrarle al mundo lo que la Argentina puede hacer, cumpliendo la ley de manera ostensible y evidente. Vamos a abandonar las posturas de las bravuconadas y a acordar con nuestros acreedores”, manifestó.



El ex presiente provisional del Senado también se quejó de la inclusión de la Argentina en el BRICS. Al que definió como “un club político, no económico: no es para aumentar la producción y las ventas”.

“Es un grupo de países que quieren tener una misma mirada del poder mundial y es una mirada que no compartimos. Ahí está Rusia y ahora también Irán”, añadió.

Finalmente, se manifestó sobre la figura del papa Francisco y un eventual Gobierno de Bullrich. “Habrá la óptima relación que corresponde a los argentinos tener con un Papa argentino, más allá de que haya diferencias de opinión política”.

“La Iglesia es una fuerza espiritual formidable en la Argentina. Sería muy bueno que el Papa argentino pudiera venir a su país el año que viene si se puede. Más allá de quien sea Presidente”, concluyó.

error: ¡Contenido protegido!