14.5 C
San Nicolás de los Arroyos
miércoles, 28 septiembre, 2022

Edición N° 4185

POR LA APARICIÓN DE CASOS DE VIRUELA DEL MONO EN LA REGIÓN, SE REFUERZA LA VIGILANCIA SANITARIA EN SAN NICOLÁS

“Se reforzaron las medidas de vigilancia en los equipos. Es vital estar atentos ante situaciones sobre manifestaciones clínicas que puedan sospechar la enfermedad. La higiene es fundamental”, sostuvo la secretaria de Salud y Familia municipal Mirna Bottazzi.

Las personas que pueden tener síntomas de viruela del mono, y aquellas que tienen contacto cercano con ellas, deben hacer una consulta médica si tienen erupciones o lesiones inusuales. ILUSTRACIÓN INTERNET

De la Redacción de EL NORTE
redaccion@diarioelnorte.com.ar



El fin de semana pasado se registró el segundo caso de viruela del mono en Rosario y hay casi 40 en todo el país. El 78 por ciento de las personas tenían antecedentes de viaje, mientras que el resto mantuvo contacto con un viajero o caso confirmado. La Ciudad de Buenos Aires es el distrito con más afectados, seguido por la provincia de Buenos Aires y Córdoba. En San Nicolás se reforzaron las medidas de vigilancia en los equipos sanitarios, según lo informó consultada por EL NORTE la secretaria de Salud y Familia municipal Mirna Bottazzi.

“Se reforzaron las medidas de vigilancia en los equipos sanitarios. Es fundamental estar atentos ante situaciones sobre manifestaciones clínicas que puedan sospechar la enfermedad”, aseguró la funcionaria y agregó: “Es fundamental la higiene, ya que se trata de una enfermedad viral”.



Bottazzi señaló que la transmisión puede producirse por contacto cercano directo con lesiones cutáneas o mucosas de una persona enferma a otra, especialmente contacto sexual estrecho, con objetos contaminados recientemente o con secreciones de las vías respiratorias de corto alcance que requieren contacto cercano prolongado. 

Emergencia internacional

Agosto empezó con alza de casos de viruela del mono y baja de contagios de covid. Durante la primera semana del mes, el Ministerio de Salud registró 42.227 casos de coronavirus, un 20% menos que la última semana de julio. En tanto, los casos de viruela del mono llegaron a 37 en todo el país (actualmente, 38).

La Organización Mundial de la Salud (OMS) calificó al brote de viruela símica como una emergencia de salud pública de relevancia internacional.

El Ministerio de Salud de la Nación indicó que está centrado “en fortalecer la vigilancia epidemiológica, descentralizar el diagnóstico de laboratorio, capacitar a los equipos de salud y generar acciones de prevención y comunicación”. En la últimas horas, la “Administración Nacional de Laboratorios e Institutos de Salud (Anlis) “Dr. Carlos Malbrán” organizó una capacitación virtual para toda la red de laboratorios del país en la que participaron más de 500 personas para avanzar en la descentralización del diagnóstico de laboratorio”.

El fin de semana pasado la ministra Carla Vizzotti precisó: “El ciento por ciento son varones con una edad promedio de 36 años”.

La Organización Panamericana de la Salud (OPS) marcó que América notifica hasta el momento alrededor de 10.000 infecciones por viruela símica, o del mono, el equivalente al 36 por ciento del total de los casos mundiales.

El brote actual comenzó a mediados de mayo y ha afectado hasta ahora a 89 países de todo el mundo.

Síntomas

La viruela del mono es zoonótica y produce síntomas parecidos a los que se observaban en los pacientes de viruela en el pasado, aunque menos graves. Los primeros casos humanos se identificaron en la República Democrática del Congo en 1970. El número de casos en países de África occidental y central aumentó durante la última década.



La enfermedad comienza con fiebre, dolor de cabeza, dolores musculares, dolor de espalda, escalofríos, inflamación de los ganglios linfáticos —un síntoma que no tiene la viruela— y agotamiento. Hasta tres días después de tener fiebre, se puede desarrollar un sarpullido en la cara y el cuerpo que evoluciona hasta lesiones en la piel como costras. El período de incubación —el tiempo desde que la persona se infecta hasta que tiene síntomas—suele ser de 7 a 14 días, pero puede oscilar entre 5 y 21 días. La enfermedad puede durar entre 2 y 4 semanas.

Las personas que pueden tener síntomas de viruela del mono, y aquellas que tienen contacto cercano con ellas, deben hacer una consulta médica si tienen erupciones o lesiones inusuales.

Está aún en debate si la viruela símica puede considerarse una enfermedad de transmisión sexual. Hoy es más probable que la transmisión se dé a través del contacto con la piel de otra persona que ya tenga lesiones por la infección.

Vacunación

Se estima que la vacunación contra la viruela podría brindar protección cruzada contra la viruela símica. En la Argentina la vacunación contra la viruela finalizó en 1978 cuando se erradicó la enfermedad. Las vacunas contra la viruela producidas y utilizadas con éxito durante el programa de erradicación intensificada se denominan vacunas de primera generación y ya no están disponibles en el mundo. Las vacunas de segunda y tercera generación desarrolladas al final de la fase de erradicación o posteriormente son producidas mediante técnicas de cultivo celular. Las vacunas de segunda generación utilizan cepas del virus vaccinia replicantes mientras que las de tercera generación usan cepas de vacunas más atenuadas del virus vaccinia (LC16) o de virus cepas de virus vaccinia no replicativas (MVAa). Actualmente existe una nueva vacuna para la prevención de la viruela símica aprobada en Canadá, Estados Unidos y en la Unión Europea que se basa en una cepa del virus vaccinia, conocido genéricamente como cepa nórdica bávara de Ankara modificada de vaccinia, o MVA-BN. Su producción es limitada ya que está dirigida a la inmunización en áreas endémicas y poblaciones especiales específicamente seleccionadas.

ÚLTIMAS NOTICIAS





error: ¡Contenido protegido!