19 C
San Nicolás de los Arroyos
domingo, 14 agosto, 2022

Edición N° 4139

PREDICCIONES PARA EL 2022

CRÓNICAS DE LA TIERRA MEDIA

Desde crisis políticas, variantes terroríficas del covid, romances inesperados en el mundo del espectáculo, sorpresas galácticas y el mundial de fútbol, el 2022 pinta ser más intenso que el año que se fue (que si lo analizamos con el 2020 formaron uno). Videntes, astrólogos y contorsionistas avizoran un futuro alentador y desolador a la vez, como para no errarle.

Germán Rodríguez
diarioelnorte@diarioelnorte.com.ar



Miramos los astros para ver nuestro destino y nos maravillamos al saber que el paso de un cometa por Júpiter hará que todos los del signo virgo se enamoren de la mujer equivocada y sufran de desamor. Pero los planetas no sólo están al tanto de los mortales sino que además gustan de prepararle destinos al país y así armar una cartera que fue analizada por las mentes más avanzadas en todos esos aspectos esotéricos. 

En materia económica se espera que todo siga siendo una cagada y que de paso empeore. Las medidas difícilmente la peguen y desde el fondo monetario internacional al ver que no van a ver ni un peso, más que medidas económicas estarían pidiendo prendas, tipo que todos los argentinos se vistan de azul los jueves y que a cierta hora canten la marsellesa o algo así. Por lo menos que si no pagamos les sirvamos de memes.



El dólar puede llegar a los mil pesos o no, cuestión de azar y seguramente habrá cambios de ministros todo el tiempo. Con alguno la tenemos que pegar. Los libertarios proponen crear impuestos que bajen los impuestos y varios cerebros producirán un cortocircuito.

La inflación seguirá aumentando como siempre pero eso ya no hace falta un parapsicólogo para decirlo, hasta la abuela tejiendo en el asilo se da cuenta.

En materia política surgen romances inesperados entre miembros de distintos bloques que serán la comidilla de las revistas del espectáculo y de los programas de la tarde (¿Cristina y Mauricio? Mmmm, puede ser, puede ser)



En las Cámaras de Senadores y Diputados que están tan divididas se propondrá la creación de un ring y cada partido podrá elegir a su campeón que se medirá en batalla en la arena. En un primer momento se utilizaran armas con punta de goma para evitar lesiones, pero es sabido que el pueblo pide sangre por lo que probablemente todo se vaya a la mierda y se caguen matando con hachas (la pelea estelar Guillermo Moreno contra Javier Milei, ¡papá!). Ante la falta de proyectos y leyes la audiencia sube por esta gran idea y para años venideros se postularán candidatos de domos de lucha. La población celebrará el pan y circo y se hablará de la creación de un gran estadio al estilo coliseo romano. (¿Para eso están arreglando el monumental? Mmmmm)

El cuvid

A nivel mundial el covid seguirá buscando formas para matarnos con nuevas variantes más ingeniosas. La variante talkshow causará furor ya que tendrá niveles de popularidad sorpresivos. Esta variante tendrá un gran sentido del humor y se presentará en programas televisivos con monólogos desopilantes sobre la actualidad. Los espectadores al reírse se contagiaran de esta gripe y presentaran síntomas tipo Dady Brieva, quedando con una sonrisa estúpida todo el tiempo, como si estuvieran viendo memes por las redes sociales.



A pesar de lo que especulan muchos, todavía ninguna variante transformara a las personas en zombies, es decir seres apagados, centrados en sí mismo y su teléfono que se aíslan del mundo exterior y caminan bamboleándose y repitiendo los que escucharon en el noticiero.

Una nueva tecnología en materia de celulares sorprenderá al mundo y traerá consigo aplicaciones que pondrán a la ciudadanía más atenta y dicharachera. Se trata de la APP “sobolu” donde se crearan videos desopilantes en los que cada usuario podrá ver su muerte más divertida. Billa Gates aprobará esta aplicación ya que ayudará a entender a los chicos que pueden hacer lo que quieran porque nada tiene sentido mientras carga una gran bolsa con el signo pesos. 



En política internacional Estados Unidos volverá a invadir Afganistán y luego se retiraran porque los afganos le prometen que esta vez sí se van a portar bien y para asegurar el pacto se lo juran por la vieja.

A pesar de todo, tan jodido no va a ser el año porque no va a haber elecciones, lo que es bueno y malo. Bueno porque habrá un tanto de paz y malo porque ningún político va a mover un dedo hasta el 23 (¿pa´qué?)

ÚLTIMAS NOTICIAS





error: ¡Contenido protegido!