PRODENYA ATIENDE UNOS 400 CASOS ANUALES DE MENORES CON DERECHOS VULNERADOS

El dato fue informado por la coordinadora del área de niñez de PRODENyA, Celeste López. “Uno suele pensar que la zona norte es la más vulnerada, pero nosotros no lo vemos así. Estamos en todo el partido”, explicó la funcionaria. Un equipo de asistentes sociales, abogados y psicólogos trabajan con diversas instituciones de la ciudad por la protección y promoción de los derechos de los chicos alcanzados por el programa.

Las denuncias se deben realizar en la Comisaría de la Mujer para que PRODENyA actúe. DANIEL DORADO/EL NORTE

PRODENyA es el Servicio local de Protección y Promoción de los Derechos de Niños y Adolescentes creado en el marco de la Ley 13.298. El servicio se encarga de los menores de entre 0 y 18 años que se encuentren en situaciones en que sus derechos resultan –o pueden resultar– vulnerados.

Un equipo de asistentes sociales, abogados y psicólogos trabajan en conjunto con diversas instituciones de la ciudad por la protección y promoción de los derechos de las personas alcanzadas por el programa. A través de charlas abiertas a la comunidad y plenarios docentes, se promueve el cumplimiento y asesoramiento sobre la problemática. 

La coordinadora del programa, Celeste López, pasó por los micrófonos de «Primicia Nicoleña», que emite Radio U FM 89.9 (lunes a viernes a las 7:00), donde detalló que en San Nicolás atienden “cerca de 400 casos anuales entre niños, niñas y adolescentes con sus derechos vulnerados”.

La estadística se hace cada año y no discrimina por zonas de la ciudad, ya que el trabajo es en todo el Partido de San Nicolás. “Uno suele pensar que la zona norte es la más vulnerada, pero nosotros no lo vemos así. Estamos en todo el partido, los casos son en toda la ciudad, no tenemos un barrio o zona específica”, explicó López.

Alcances

El trabajo de protección consiste en concientizar a la comunidad y a las instituciones sobre la importancia de denunciar hechos que pongan en riesgo los derechos de niños y adolescentes. A partir de la denuncia PRODENyA puede intervenir en el caso brindando asistencia y contención, pero también aportando herramientas para que el derecho vulnerado quede garantizado y el menor no vuelva a convivir en una situación de riesgo.

Las escuelas o instituciones que lo requieran pueden solicitar charlas informativas para recibir asesoramiento de PRODENyA. Ello les permitirá conocer la manera adecuada para actuar según los casos puntuales de cada menor y contribuir a restituir sus derechos vulnerados.

“Específicamente en el área de niñez en la que soy la coordinadora, trabajamos con todos los derechos vulnerados de los niños, niñas y adolescentes de la ciudad de San Nicolás. Mi función específica es coordinar el grupo de profesionales que contamos – psicólogos, trabajadores sociales, abogados, psicopedagogos-, y además tengo a cargo un grupo de administrativos”, explicó López.

A lo que agregó: “Todos juntos nos centramos en brindar el apoyo necesario a quienes lo necesitan, con la intención de poder resolver la problemática que tienen en ese momento. Las temáticas pueden ser: maltrato, maltrato psicológico, maltrato físico, abuso sexual infantil, es decir, todas las denuncias que llegan a partir de alguna vulneración de derechos”.

El trabajo articulado es una de las claves que tienen desde PRODENya para poder ayudar y sobre todo evitar que se generen estos casos. “También trabajamos mucho en lo que tiene que ver con documentación y escolaridad. Nosotros trabajamos articuladamente con todas las instituciones de la ciudad, ya sea comisaría, hospital, escuelas que es con el área que más tratamos de tener al tanto de todo porque es el lugar donde se pueden evitar muchos problemas”, contó López. 

Merenderos

Guiados por la pandemia, la Municipalidad conjuntamente con la mesa social creada en el 2020 dieron lugar a 19 merenderos que, hasta el día de hoy, siguen firmes en distintos barrios de San Nicolás. Inclusive hay hasta dos merenderos por barrio debido a la gran necesidad que atraviesa la comunidad.

“Desde un principio, con la llegada del Covid-19 a nuestra ciudad, se comenzó a trabajar con la entrega de bolsones y mercadería para las familias que lo necesitaban. Luego de eso, formamos 19 comedores en distintos barrios y zonas de San Nicolás. Todo gracias a la coordinación y la buena predisposición que pusimos todos desde la mesa social, allí estaban concejales de la oposición, las iglesias, diversas instituciones también”, manifestó López.

“Los comedores siguen funcionando y van a seguir funcionando. En muchos de ellos logramos ampliar la cantidad de días, ya que había algunos que solo trabajaban dos días, ahora están repartiendo hasta cinco días a la semana; y los que ya daban la comida todos los días pudimos hacer que se agrande el cupo de personas y así lograr ayudar a un mayor número de nicoleños”, añadió López.