PUEBLADA EN ZONA NORTE CONTRA UN PRESUNTO ABUSADOR

A raíz de un presunto episodio de abuso del que fue víctima una niña de 7 años, vecinos de barrio 25 de Mayo, hicieron una pueblada e intentaron prender fuego la vivienda de un hombre de 60 años. Debieron intervenir numerosos patrulleros para calmar la situación y se dejó una custodia en el lugar.

De la redacción de El Norte
diarioelnorte@diarioelnorte.com.ar

Cerca de 150 personas se reunieron en frente de una vivienda de calle Brasil en barrio 25 de Mayo exigiendo que se haga justicia contra un presunto abusador de 60 años. Lo que empezó como una protesta fue subiendo en intensidad y la gente ya empezó a querer hacer justicia por sus propias manos, arremetiendo contra los efectivos he intentado tomar la casa del acusado. En ese momento el personal policial, al verse superado, debió replegarse pidiéndose refuerzos, lo que generó una gran movimiento en el barrio. Los manifestantes entraron en el domicilio, que estaba vacío y trataron de prenderlo fuego, rompiendo muebles y objetos que había en el lugar. Finalmente la policía logró calmar a la multitud e instalaron una guardia ya que los ánimos continuaban caldeados.

Denuncia

Todo comenzó el pasado martes cuando una mujer denunció en la Comisaria de la Mujer y la familia que hacia aproximadamente dos meses su hija de 7 años habría sido manoseada por un vecino del lugar, una persona de 60 años.

Según su relato, fue en momentos en que la mujer salió a hacer la compras que este individuo la habría llamado a la pequeña al garaje de su casa y la niña acudió en su inocencia, siendo abusada por el mismo, tocándola en sus partes íntimas. La madre inició acciones penales y se abrió una causa por “Abuso Sexual”, con intervención de la UFI 4, a cargo de la Dra. Lagostena.

El suceso tomó trascendencia y los vecinos indignados decidieron hacerse escuchar y que este hombre deje el barrio. Se manifestaron primero quemando neumáticos y luego apedrearon el frente de la vivienda del acusado, hasta que la multitud se desbordó e intentaron prender fuego el domicilio, lo que derivó en la intervención policial.

Según lo manifestado por gente del barrio este individuo tiene actitudes reprochables con las mujeres, tanto en la cuadra como en su trabajo de remisero y piden que se vaya.