PUTIN: “HAY QUE DEJAR DE CONSTRUIR ‘DEMOCRACIAS’ EN OTROS PAÍSES”

SOBRE LA CRISIS EN AFGANISTÁN

La situación en Afganistán indica la necesidad de poner freno a la práctica de imponer “vías de desarrollo” a países desde afuera, ha afirmado el presidente ruso, Vladímir Putin, tras reunirse este viernes en Moscú con la canciller alemana, Angela Merkel.

En una rueda de prensa conjunta, el mandatario ruso señaló que los talibanes* controlan prácticamente todo el territorio de Afganistán, incluida su capital, lo que describió como “una realidad a partir de la que hay que actuar para no permitir la desintegración del Estado afgano”.

“Hay que poner fin a la política irresponsable de imposición de valores ajenos desde afuera, a las ambiciones de construir democracia en otros países según moldes ajenos sin considerar las peculiaridades históricas, nacionales, religiosas e ignorando completamente las tradiciones de estos pueblos”, acentuó.

Putin señaló que “Rusia está interesado en un Afganistán estable”, aunque constató que ahora “no lo es” y expresó la esperanza de que el nuevo poder garantice la seguridad de las legaciones de otros países y mantenga el orden público.

Según el presidente, la operación de EE.UU. y de la OTAN no se puede describir como “exitosa”, si bien Moscú no quiere incidir en ello ni presentarla como “fracaso”.

En la situación actual, añadió, es importante impedir la infiltración de terroristas encubiertos como refugiados en los países vecinos.

Merkel, que llegó este viernes a Moscú en su última visita en calidad de canciller, lamentó que los talibanes se hayan hecho con el poder en Afganistán. La política constató que los insurgentes “han ganado más apoyo del que nos gustaría” y ahora “habrá que realizar negociaciones” con esta fuerza.