10 C
San Nicolás de los Arroyos
martes, 21 mayo, 2024

Edición N° 4785

Qué es la huella digital y cómo borrarla

Todo lo que haces en Internet se queda registrado. La forma de denominar a los rastros que se dejan en la red es “huella digital”. Se trata de un término que se ha puesto de moda durante los últimos años, puesto que a muchas personas su huella digital les ha supuesto problemas bastante graves, tanto a nivel laboral como social.

Precisamente por ello se debe saber exactamente qué es la huella digital, los riesgos que supone y cómo borrarla.

Qué es la huella digital

Si te preguntas qué es la huella digital, debes saber que se trata de un concepto para denominar las actividades pasivas y activas realizadas en Internet. La web no es como la vida real, si se hace algo, se quedará registrado, y posiblemente para siempre. Tanto en búsquedas realizadas en un navegador, como las compras y, lo que más dolores de cabeza suele traer: publicaciones polémicas. Existen dos tipos.

Huellas digitales pasivas

Son aquellas que se dejan de forma involuntaria. Se recopila información sobre uno sin que hagas nada. Por ejemplo, al acceder a un sitio web, posiblemente este guarde la dirección IP. No estás realizando ninguna acción directa, pero sí dejando una huella digital, en este caso, la IP, la cual incluso podría usarse para hallar la ubicación.



Huellas digitales activas

Por otro lado están huellas digitales activas. La diferencia entre las huellas digitales activas y las pasivas radica en que las primeras surgen como efecto de una acción. Por ejemplo, si se publica un texto en Facebook, se rellena un formulario o se crea un correo electrónico.

Peligros de la huella digital

Uno de los mayores peligros de Internet es que todo lo que hagas puede permanecer para la posteridad. Si un documento físico se elimina, no quedará rastro de él, se podría negar su existencia y no existirán pruebas de ello. Esto no sucede con la huella digital, puesto que en Internet siempre suele quedar un registro de cualquier actividad, aunque sea un simple búsqueda.

En una sociedad digitalizada resulta prácticamente imposible no tener huella digital. Sin embargo, lo que también resulta aconsejable es meditar las posibles consecuencias al realizar una acción en Internet, por la huella digital que deje. Básicamente a publicar fotos, o textos, en redes sociales o realizar comentarios polémicos.

Los usuarios son libres de publicar en Internet lo que plazca, pero se debe saber que todo trae consecuencias. Muchas personas han perdido su trabajo por las publicaciones o actividades que realizaron en Internet años atrás. Las huellas digitales pueden afectar de todas las maneras. Además, son susceptibles a que los doxeen y cierta información sensible salga a la luz.

Cómo borrar la huella digital

Borrar toda la huella digital resulta prácticamente imposible. Sin embargo, sí que se puede eliminar una gran parte, especialmente la más sensible y que más problemas podría ocasionar. Aquí 5 acciones que puedes realizar para deshacerte parcialmente de la huella digital:

  • Revisar tus redes sociales: puedes borrar tus redes sociales, pero también el contenido selecto de esta. Ten en cuenta que también los post que te gustan, personas a quien sigas u otra información también cuenta como huella digital.
  • Eliminar las cookies: las cookies registran información sobre ti, puedes borrarlas y no seleccionarlas para mejorar la privacidad.
  • Practicar egosurfing: el egosurfing es un gran método para saber qué información sobre uno pulula en Internet. Básicamente consiste en buscarte en la red.
  • Borrar historiales: cuando se habla de borrar el historial, no se trata de uno concreto, sino al de Google, al de YouTube o al de cualquiera que te interese que no se guarde.
  • Navegar de forma segura: para navegar de forma segura puedes emplear navegadores especializados en la búsqueda privada.
  • Crear alertas de nombre en Google: uno de los buscadores más utilizados es Google, el cual permite crear alertas para ser notificados cuando surja información nuestra en él.

Ten en cuenta que hay huellas digitales y huellas digitales, no es lo mismo ciertos rastros pasivos contra los que poco puedes hacer que una publicación en X que desate polémica y pueda volverse contra uno en el futuro. No estar en Internet en pleno siglo XXI es una quimera, pero mejor estar lo más seguro posible.

error: ¡Contenido protegido!