11.5 C
San Nicolás de los Arroyos
miércoles, 22 septiembre, 2021

Edición N° 3814

QUISO ROBAR PERO SE LASTIMÓ SOLO Y TERMINÓ EN EL HOSPITAL

Un vecino de barrio Fonavi, al volver a su hogar descubrió que el vidrio estaba roto, que había manchas de sangre y le habían sustraído un juego de llaves. Enseguida la policía tomó conocimiento de que un sujeto con antecedentes estaba siendo atendido en el hospital por heridas en los brazos y con las llaves sustraídas.



De la redacción de El Norte diarioelnorte@diarioelnorte.com.ar

No hay peor sensación de impotencia que la que se produce cuando uno vuelve a su hogar y se encuentra con la puerta de ingreso rota o una ventana destrozada, como claro signo de que entraron a robar. En ese momento se produce la angustia de no saber que se llevaron los malvivientes, o que más daños se produjeron dentro del hogar, todo parte de esa bronca incontrolable de saber que la intimidad de la casa fue mancillada por extraños.

Todas estas sensaciones fueron las que vivió un vecino de barrio Fonavi al volver a su casa de calle publica 4 y encontrase con la ventana de ingreso de su casa rota, con pedazos de vidrios por todos lados. Pero en este caso lo llamativo fueron las manchas de sangre en la vereda, que eran bastantes. Rápidamente dio aviso a la policía y personal de la Comisaria Primera estuvo revisando el departamento donde se detectó solamente el faltante de un juego de llaves.

En ese momento los oficiales son alertados de que en el hospital San Felipe  había ingresado justamente un hombre de 30 años, con antecedentes penales, el cual tenía heridas corto punzantes en sus brazos siendo las mismas lesiones de carácter leves. Al momento de la requisa se procedió al secuestro de las llaves que habían sustraído de la vivienda anteriormente mencionada.



Al herido se le iniciaron actuaciones por tentativa de robo calificado por efracción, siendo aprehendido apenas se le terminaron de efectuar las curaciones.



ÚLTIMAS NOTICIAS





error: ¡Contenido protegido!