RECICLAJE Y PLANTACIÓN DE ÁRBOLES, DOS INICIATIVAS CON IMPACTO VERDE

El del cuidado del medioambiente es uno de los procesos más saludables que se implementan en la ciudad. El plan de reciclaje está logrando recolectar 6.000 kilos de basura inorgánica por semana y, por otro lado, el Municipio ya finalizó con la plantación de 10.000 árboles repartidos en todo San Nicolás.

De la Redacción de El Norte
diarioelnorte@diarioelnorte.com.ar

Las propuestas municipales para el cuidado medioambiental están rindiendo frutos. EL NORTE

Desde hace un tiempo, la Municipalidad está llevando adelante un programa que lo nombraron «San Nicolás te quiero verde», cuyo objetivo es configurar una ciudad más sustentable. Dentro de éste eje se terminó de plantar 10.000 ejemplares de árboles en toda la ciudad y también, están en un promedio de 6.000 kilos de recolección de residuos reciclables desde que lanzaron el proyecto hace un mes exactamente.

Estas iniciativas mejoran la calidad de oxígeno en el caso de la plantación de árboles, y estira la vida útil del relleno sanitario ya que la basura inorgánica es reciclada y vendida por la cooperativa El Palenque para que pueda reutilizarse.

Al igual que el año pasado, el Municipio plantó 10.000 ejemplares en todo el Partido de San Nicolás. Remarcaron que se nota la diferencia, ya que hoy se puede apreciar una ciudad que está mucho más arbolada y el vecino también lo ha expresado así. Se trata de una apuesta para el futuro, porque el árbol recién se va a poder disfrutar dentro de cinco o seis años cuando sea más visible.

Entre las especies plantadas, se destacan: A cer buergerianum, Acacia de Constantinopla, Aguaribay, Alcanfor, Albizzi inundata, Bahuinia, Barba de chivo, Casuarinas, Ceibo, Cina cina, Cornillo, Curupí, Fresno y Jacarandá. También Lapachillos, Lapacho amarillo, Lapacho rosado, Laurel de río, Ligustro aureo, Liquidambar, Ombú, Pavonia hastata, Roble americano, Roble de los pantanos, Sauce criollo, Sauce llorón, Sauco, Tala, Timbó, Tipa y Timbó blanco, entre otras. Los árboles actúan como pantalla reduciendo los ruidos, moderando las altas temperaturas, disminuyendo la polución.

“Cuando los árboles empiecen a darnos más oxígeno y empecemos a ver una ciudad mucho más verde, es cuando sabremos que hicimos una buena apuesta. Creo que al ser un tema que tiene sus frutos cuando terminan los mandatos, es lo que hizo que ninguna otra gestión llevara adelante algo semejante”, destacaron desde el Ejecutivo.

Reciclaje

En cuanto al nuevo programa «Recolección Diferenciada de Residuos», del cual ya pasó exactamente un mes desde su lanzamiento, Félix Acosta, perteneciente a la cooperativa El Palenque, aseguró que “ya estamos recolectando 6.000 kilos de basura inorgánica por semana. El vecino se está volcando a esta iniciativa y están con ganas de colaborar cada vez más”.

El programa se centra en poder generar el reciclaje correspondiente de los desechos habituales. Cada jueves, un nuevo camión recolecta las bolsas rosas, las cuales deben tener todo desecho reciclable y también deben estar limpios y secos. Esto se traduce en un paso muy importante para el medioambiente, trayendo beneficios para San Nicolás y sus vecinos.

“Esto trajo consigo darle más vida útil al relleno sanitario, ya que reduce la cantidad de residuos a la disposición final. Antes, el 100% de lo que recolectaba el camión iba a la fosa, ahora sería solamente un 70%. Nosotros tenemos calculado que cada vecino produce por día, aproximadamente, 400gr de basura reciclable”, explicó Azcotía, Gerente general del ENTRE.

Para entender el impacto positivo de estos porcentajes arrojados, debemos recordar cómo funciona el relleno sanitario. “Las fosas son de 20mts de ancho, por 40mts de largo y cinco metros de profundidad. Están cubiertas por una geomembrana para que la basura no esté en contacto con el suelo, eso se compacta con tierra y, cuando llega a una altura determinada, se cierra. Cuando hacemos eso, crece pasto arriba”, aseveró Azcotía.

El campo donde está el predio del ENTRE tiene 36 hectáreas y, desde 1997 a la fecha, se utilizó apenas el 30% del lugar, aproximadamente. “Ahora que va menos basura, San Nicolás tiene el problema resuelto por 30 años más”, insistió Azoitía. 

Promotoras ambientales

Otro de los trabajos que se debe destacar por parte de la cooperativa, es el que realizan las promotoras ambientales. Ellas son las encargadas de poder transmitir a la ciudadanía el trabajo que se suscita por parte de los recolectores, ayudando así a que la gente entienda la importancia de la separación en origen.

“Nosotras somos mujeres cartoneras, que lo que hacemos es contarle a la sociedad quienes son los recuperadores urbanos, explicándoles el servicio que brindan a la comunidad. Les detallamos la importancia de la separación en origen y cómo lo tienen que hacer. Si el nicoleño logra separar, como viene haciendo desde hace tres jueves, los materiales reciclables de los orgánicos, se les facilita el trabajo a los compañeros y es más sencillo cuidar el planeta porque solo se entierra lo orgánico y no lo inorgánico que tarda años en biodegradarse”, afirmó Jésica, perteneciente a las promotoras ambientales.

También, recordó cuáles son los materiales que debemos separar. “Nosotras lo que siempre solicitamos es que visualicen su casa y pongan dos tachos de basura, uno con la bolsa rosa y otro para la basura común. En la rosa, deben colocar todo lo que sea latas, envases de tetrabrik, telgopor, cartón, plástico, bazar, papeles, vidrio. Todo seco y limpio, es muy importante que se respete esto”, contó Jésica.