RECOLECCIÓN DIFERENCIADA: EN TRES SEMANAS SE REUNIERON CERCA DE 13 MIL KILOS DE BASURA RECICLABLE

Hace tres semanas que comenzó el programa de Recolección Diferenciada de Residuos, con el cual se busca proteger el medioambiente. Se realiza todos los jueves, cuando los nicoleños debemos sacar una bolsa rosa con la basura reciclable. EL NORTE dialogó con el gerente general del ENTRE, Lucas Azcoitía, y con Félix Acosta, representante de la cooperativa El Palenque. Cuáles son los beneficios y cómo están respondiendo los nicoleños frente al programa.

Se recolectaron 13.000 kilos de material reciclable y se estira la vida útil del relleno sanitario. Imagen gentileza del ENTRE

Guillermo Puliti
diarioelnorte@diarioelnorte.com.ar

El pasado jueves 5 de agosto, se dio comienzo al nuevo programa «Recolección Diferenciada de Residuos», el cual se centra en poder generar el reciclaje correspondiente de los desechos habituales. Cada jueves, un nuevo camión recolecta las bolsas rosas, las cuales deben tener todo desecho reciclable, que deben estar limpios y secos.

Esto se traduce en un paso muy importante para el medioambiente, trayendo beneficios para San Nicolás y sus vecinos. EL NORTE tomó contacto con el gerente general del ENTRE, Lucas Azcotía, quien brindó detalles de los beneficios de haber comenzado con el programa de reciclaje. “Gracias a esto, la ciudad tiene el problema de la basura resuelto por 30 años más”, afirmó Azcoitía.

Beneficios

Desde el vamos, la iniciativa tiene como objetivo principal beneficiar al medioambiente. Sin embargo, también va a permitir estirar los años de vida útil del relleno sanitario, que es donde van los residuos de nuestra ciudad.

“Desde el ENTRE, nuestra tarea consiste en brindar una arista más al servicio que ya estamos desarrollando en la ciudad. Incorporamos dos camiones ploteados diferente a los que ya conocemos y que no compacte, ya que así es más fácil poder reutilizar los materiales reciclables que lleva hasta el predio”, manifestó Azcoitía.

“Esto trajo consigo darle más vida útil al relleno sanitario, ya que reduce la cantidad de residuos a la disposición final. Antes, el 100% de lo que recolectaba el camión iba a la fosa, ahora sería solamente un 70%. Nosotros tenemos calculado que cada vecino produce por día, aproximadamente, 400 gramos de basura reciclable”, explicó Azcoitía.

Para entender el impacto positivo de estos porcentajes arrojados por el gerente del ENTRE, debemos recordar cómo funciona el relleno sanitario. “Las fosas son de 20 metros de ancho por 40 de largo y 5 de profundidad. Están cubiertas por una geomembrana para que la basura no esté en contacto con el suelo, eso se compacta con tierra y, cuando llega a una altura determinada, se cierra. Cuando hacemos eso, crece pasto arriba”, explicó Azcoitía.

El campo donde está el predio del ENTRE tiene 36 hectáreas y, desde 1997 a la fecha, se utilizó apenas el 30% del lugar, aproximadamente. “Ahora que va menos basura, San Nicolás tiene el problema resuelto por 30 años más”, insistió Azcoitía. 

Para cerrar, el gerente añadió: “Desde la empresa notamos que los vecinos quieren ser parte de cuidar el medioambiente. Hemos tenido una respuesta muy favorable, se nota una ciudadanía comprometida y también a las nuevas generaciones. Buscar el cambio es el primer paso para poder combatir el calentamiento global y el resto de los problemas que crea la sociedad. Le agradecemos al nicoleño por su compromiso y esperamos que puedan continuar por este camino”.

La cooperativa  

Este medio también dialogó con Félix Acosta, perteneciente a la cooperativa El Palenque, la cual está desempeñando los trabajos de reciclado conjuntamente con el ENTRE. La labor que realizan es sumamente importante ya que son los encargados de separar, clasificar y compactar en fardos todos los materiales para luego ser comercializados.

“El primer jueves recolectamos 4500 kilos, el segundo fue de 3500 kilos y este último fueron un poco más de 5000 kilos. Es decir, un total de 13.000 kilos aproximadamente. Se viene trabajando en planta de una manera favorable, estamos tardando un día y medio en terminar de catalogar todas las bolsas”, contó Acosta.

“En vistas de cómo venimos, creo que la gente se está tomando muy en serio el tema del reciclaje. Hay que recordar que el Municipio tiene a disposición la línea 147, para que los vecinos llamen y soliciten las bolsas rosas para colocar allí los residuos inorgánicos. Además, se puede pactar desde ese número para que pasemos a buscar la basura reciclable si es que no pasa el camión por la puerta de la casa”, agregó Acosta.

Respecto de esto, al ser una prueba piloto y hasta que el nicoleño se acostumbre al proyecto en cuestión, los camiones de reciclaje pasan únicamente por el macrocentro: los domicilios comprendidos entre Morteo, Alberdi, Falcón y el río. Pero de no vivir en esta parte de la ciudad, comunicándose al 147, se puede coordinar para que un recolector de la cooperativa retire la basura reciclable.

“Nosotros separamos los residuos, acopiamos en los distintos puntos que tenemos en la ciudad y después llevamos todo al predio del ENTRE. Ahí es donde tenemos divididos los trabajos y cada compañero tiene materiales determinados. Luego, se hace el enfardado para poder comercializarlo”, explica Acosta.

De inmediato, añadió que “estamos sacando un camión de cada material por semana. Es tanto el trabajo que estamos teniendo, gracias al nicoleño que se ha comprometido con esta tarea, que estamos incorporando compañeros cartoneros para que podamos cumplir con la demanda”.

Promotoras ambientales

Otro de los trabajos que se debe destacar por parte de la cooperativa es el que realizan las promotoras ambientales. Ellas son las encargadas de poder transmitir a la ciudadanía el trabajo que se suscita por parte de los recolectores, ayudando así a que la gente entienda la importancia de la separación en origen.

“Nosotras somos mujeres cartoneras, que lo que hacemos es contarle a la sociedad quiénes son los recuperadores urbanos, explicándoles el servicio que brindan a la comunidad. Les detallamos la importancia de la separación en origen y cómo lo tienen que hacer. Si el nicoleño logra separar, como viene haciendo desde hace tres jueves, los materiales reciclables de los orgánicos, se les facilita el trabajo a los compañeros y es más sencillo cuidar el planeta, porque solo se entierra lo orgánico y no lo inorgánico que tarda años en biodegradarse”, afirmó Jésica, perteneciente a las promotoras ambientales.

También, recordó cuáles son los materiales que debemos separar. “Nosotras lo que siempre solicitamos es que visualicen su casa y pongan dos tachos de basura, uno con la bolsa rosa y otro para la basura común. En la rosa, deben colocar todo lo que sea latas, envases de tetrabrik, telgopor, cartón, plástico, bazar, papeles, vidrio. Todo seco y limpio, es muy importante que se respete esto”, contó Jésica.