28.7 C
San Nicolás de los Arroyos
viernes, 28 enero, 2022

Edición N° 3942

RED PROVINCIAL DE MUJERES: ARREGLARON LAS VIVIENDAS DE CUATRO NICOLEÑAS VÍCTIMAS DE VIOLENCIA DE GÉNERO



Tal como había consignado EL NORTE, la Red Provincial de Mujeres Libres de Violencia, que tiene como referente de la Segunda Sección Electoral a Elizabeth Abramor, ya logró que se refaccionen las cuatro viviendas de las nicoleñas de barrio Las Mellizas seleccionadas por la provincia. Fue en el marco del plan provincial de mejora de viviendas para mujeres con casos de violencia de género.

De la Redacción de El Norte
diariolenorte@diariolenorte.com.ar

Tras la gestión de la Red Provincial de Mujeres Libres, en todo el territorio bonaerense se otorgó un beneficio económico a 100 mujeres que fueron sobrevivientes de violencia de género, destinado a la refacción de sus viviendas. En San Nicolás, cuatro vecinas recibieron la ayuda como parte del proceso que les permita comenzar a armar un nuevo proyecto de vida. La idea se basó en brindar una mejora habitacional ya que las elegidas vivían entre chapas y nylon.



“Las mujeres beneficiarias sufrieron violencia doméstica, son mujeres muy resilientes, están haciendo el tránsito de la ruta crítica, el camino emancipatorio de esa violencia, y en ese camino, la mejora habitacional es un acceso a derechos, es arrancar una vida libre de violencia. No solo liberarse de la violencia en la relación de pareja sino la violencia que significa no tener un techo, un inodoro en el baño o agua en la cocina”, dijo Claudia Carpintero, coordinadora general de la Red Provincial por Mujeres Libres de Violencias.

En la Segunda Sección, la nicoleña Elizabeth Abramor consiguió ayudar a las cuatro mujeres mencionadas anteriormente. En diálogo con EL NORTE, Abramor explicó que “se trata de una ayuda a mujeres víctimas de violencia de género que pudieron sobrevivir al calvario”. “Son personas que venimos acompañando desde la red local y que vamos a seguir haciéndolo hasta que puedan darle un salto de calidad a sus vidas”, indicó.

“Es triste lo que se vive en San Nicolás. Estas mujeres fueron seleccionadas por sus historias, por haber convivido con sus agresores y haberse quedado literalmente en la calle. No tienen ingresos suficientes para repararse las casas y por eso se optó por ellas. Literalmente vivían entre chapas, maderas, nylon y tierra”, añadió la referente local.



La coordinadora general explicó que la Red “es una institución comunitaria que funciona desde el 2006, con más de 130 organizaciones comunitarias, varias ONG y referentes territoriales presentes en 110 municipios bonaerenses, como en La Matanza, San Nicolás, Merlo, Avellaneda, Lanús, Lomas de Zamora, Quilmes, San Isidro, Berazategui, La Plata, entre otros, desde donde se brinda acompañamiento a las mujeres en situación de violencia de género”.

La entidad presentó ante el Ministerio bonaerense de Desarrollo de la Comunidad un proyecto para mejorar las viviendas de 100 mujeres que habían atravesado violencia de género. La iniciativa “fue aprobada y hubo una reunión con el subsecretario de Hábitat bonaerense, Rubén Pacolini, y las beneficiarias seleccionadas”, contó Carpintero.



La ayuda

De las 100 mujeres, cuatro corresponden a San Nicolás. Todas están radicadas en barrio Las Mellizas, en la zona norte de la ciudad. Abramor manifestó que “es un orgullo enorme haber conseguido que se visibilice a San Nicolás en estas cuestiones”.

“El subsidio que damos a través del Ministerio es de 40.000 pesos por cada mujer, y desde la Red haremos la compra comunitaria de materiales para que esas 100 mujeres puedan mejorar sus viviendas, y también hay algunas compañeras que ya tienen los materiales y necesitan ese dinero para pagar la mano de obra”, precisó.

La iniciativa consta de dos etapas, la primera ya finalizó, y en los próximos días se podría concretar la última. Además, vale destacar que en este proyecto se consiguió la mano de obra totalmente gratuita para las cuatro nicoleñas beneficiadas. Fue la Uocra (Unión Obrera de la Construcción de la república Argentina) quien se ofreció a realizar los trabajos pertinentes para que el dinero solo se utilice en los materiales.



“Con la primer etapa realizada, los próximos $40.000 van a estar destinados a culminar en detalle los arreglos realizados. Tenemos compañeras que eligieron hacer una habitación para los hijos, otra que quería construir un baño con todo lo que eso implica; los trabajos fueron realizados con éxito”, detalló Abramor.

ÚLTIMAS NOTICIAS





error: ¡Contenido protegido!