34.9 C
San Nicolás de los Arroyos
viernes, 9 diciembre, 2022

Edición N° 4256

UN JURADO POPULAR DECLARÓ CULPABLE AL HOMICIDA DE UN POLICÍA OCURRIDO EN 2018

SAN PEDRO

Roberto Branto Ayala, un hombre con frondosos antecedentes, fue declarado culpable por unanimidad por el crimen de Nelson Lillo. El hecho había ocurrido en San Pedro en 2018. En San Nicolás un juicio por jurados lo consideró responsable de dar muerte al joven policía.

La valoración del jurado popular fue unánime. ILUSTRACIÓN

De la redacción de El Norte
redaccion@diarioelnorte.com.ar



En San Nicolás un jurado integrado por vecinos, a través de un veredicto unánime, declaró culpable a Roberto Branto Ayala por el crimen de Nelson Lillo, un joven policía, ocurrido en enero de 2018. Tras dos intensas jornadas que demandaron alrededor de doce horas cada una se determinó la responsabilidad del imputado. El próximo viernes 14 se realizará la audiencia de cesura en la que jueces técnicos evaluarán el monto de la pena que le será impuesta. Alrededor de 30 testigos intentaron formar la convicción del jurado acerca del desarrollo de los hechos que un mediodía de enero terminaron con la vida del numerario policial. El fiscal Marcelo Manso ante la complejidad del caso contó con la asistencia de Héctor Granda para acompañarlo como fiscal de juicio. Además, la abogada Marisa Lopez Bravo actuó como patrocinante de la familia Lillo, particular damnificada en el caso.



El juicio fue acompañado por poca gente y solo se pudo observar la presencia de familiares de Nelson Lillo y de la funcionaria Laura Lencina, que era quien acompañaba al agente policial al momento del luctuoso suceso.

Los hechos

Roberto Branto Ayala ya contaba con frondosos antecedentes al momento del crimen. Desde la Justicia se lo describe como a un reconocido asaltante de bancos y miembro de una banda de secuestradores extorsivos que tendría que haber estado cumpliendo condena, pero que se encontraba evadido de la cárcel donde cumplía la pena y adonde no regresó tras una salida transitoria. La Justicia volvió a tener noticias del prófugo el 25 de enero de 2018 cuando en la esquina de Rivadavia y Oliveira Cézar, Branto Ayala y su cómplice Pablo Morel, ambos oriundos  de Baradero, asaltaron un camión repartidor de una empresa de esa ciudad en San Pedro. Casualmente ese día el empleado además de entregar mercadería cobraba las facturas porque el responsable de cobranza estaba de vacaciones, dato preciso, por el que el fiscal Manso siempre entendió que la información fue entregada desde adentro de la propia firma. Sin embargo, la aparición de un patrullero de la Policía Local en la zona del supermercado adonde se dirigía el camión, blanco de los delincuentes, frustró el asalto y la situación terminó en un tiroteo.                                                                                               

En el móvil policial iban los agentes Laura Lencina y Nelson Lillo quienes al sorprender a los delincuentes en flagrancia intentaron detenerlos. Los ladrones se resistieron al arresto y respondieron con una balacera en la que Morel fue abatido por la agente Lencina. En tanto, Nelson Lillo recibió un balazo mortal disparado por Branto Ayala, quien inmediatamente se dio a la fuga. Corrió unas cuadras hasta donde lo esperaba otro cómplice en moto, un sujeto identificado como Marcos Bruzzone, oriundo del conurbano. Luego de esto el homicida se mantuvo escondido por 48 horas, le curaron las heridas y luego lo entregaron en un callejón rural adonde finalmente la policía logró detenerlo y ponerlo a disposición de la Justicia cuando se cree que estaba dispuesto a huir nuevamente por la Ruta 9. Desde entonces está detenido. Había dicho que no tenía nada que ver, que él no estaba en el lugar donde mataron a Lillo. Sin embargo, los jurados consideraron que las pruebas que lo ubicaban en el lugar y en el momento del hecho efectuando el asalto y el disparo mortal eran lo suficientemente contundentes como para declararlo culpable. Este martes fue condenado y el jueves de la semana que viene se sabrá qué pena va a purgar por el crimen.

ÚLTIMAS NOTICIAS





error: ¡Contenido protegido!