6.7 C
San Nicolás de los Arroyos
sábado, 13 julio, 2024

Edición N° 4836

Santa Fe: condenaron a 14 años de prisión a un policía que abusó de una subordinada

El ex integrante de la fuerza ya estaba cumpliendo prisión preventiva por ambos hechos

Casa de Justicia de Santa Fe, donde se desarrolló el juicio contra el policía

Un policía fue condenado a 14 años de prisión por haber abusado sexualmente de una subordinada en sendos hechos ocurridos en 2020 en la ciudad de Santa Fe y en la localidad aledaña de Santo Tomé.

Se trata de Catriel Giordano, de 40 años, quien se desempeñaba en la Brigada Operativa de Prevención Policial (BOPP) de la terminal de ómnibus de la ciudad de Santa Fe, y fue denunciado por una agente, quien compartía el mismo espacio de trabajo con el condenado.

Además, Giordano quedó inhabilitado de por vida para ejercer funciones en cualquier fuerza de seguridad, de acuerdo con el fallo judicial dado a conocer este miércoles.

La condena fue resuelta de manera unánime por el tribunal conformado por los jueces Sergio Carraro, Pablo Spekuljak y Jorge Patrizi; en tanto, la acusación fue sostenida por el fiscal de Violencia de Género, Familiar y Sexual, Matías Broggi, y el abogado querellante Javier Cóceres.



Precisamente, el fiscal Broggi sostuvo que “el contexto de los episodios de violencia de género estaba marcado por situaciones de acoso sexual laboral que él generaba”, y agregó que “se aprovechaba de su superioridad jerárquica en la Policía para hostigarla”.

El funcionario indicó que “en noviembre de 2020, una subinspectora de policía asumió el rol de control que tenía Giordano con respecto a la víctima”, y destacó que “entonces, la nueva funcionaria percibió que la víctima estaba mal anímicamente, razón por la cual le insistió para que le contara los motivos”.

En tal sentido, Broggi remarcó que “recién ahí la mujer abusada pudo revelar lo que había ocurrido”.

De todas maneras, Giordano ya llevaba tres años de prisión preventiva, ya que había sido acusado de “abuso sexual con acceso carnal reiterado en dos oportunidades, agravado por la condición de policía”.



La víctima denunció los dos hechos de abuso sexual, uno perpetrado en una vivienda particular, y el otro en el cementerio israelita de Santo Tomé, ubicada a 14 kilómetros al sur de la capital provincial.

Con respecto a la condena, Cóceres señaló en declaraciones a la prensa que “dentro de todo es razonable, nosotros habíamos pedido 19 años, pero de todas maneras estamos conformes”.

error: ¡Contenido protegido!