SE CONMEMORAN HOY 44 AÑOS DE LA MUERTE DE MONS. PONCE DE LEÓN

“Estuvo de obispo durante 11 años en la Diócesis de San Nicolás. En cada circunstancia presente, sobre todo poniendo su entrega y su corazón”, recordó en diálogo con EL NORTE el referente de la Comisión Diocesana para Informe Testimonial, Aníbal Pollacci. Sobre la investigación judicial dijo: “Se ha pedido una resolución más pronta ante el juez Bailaque. La causa está casi en un freezer”.

Hoy se conmemoran 44 años de la muerte de monseñor Carlos Horacio Ponce de León. La Comisión Diocesana para Informe Testimonial organizó una serie de actividades. A las 10, se celebrará una misa desde el Salón Comunitario que lleva su nombre en barrio San Martín. Será presidida por el P. Jorge Raad y transmitida en vivo mediante Facebook desde la Comisión. A las 11, se previó responso y ofrenda floral en la Iglesia Catedral y a continuación, un homenaje en la Ermita del km 211. A las 18, el Encuentro Regional, la Mesa de la Memoria por la Justicia de San Nicolás, la Comisión y la Secretaría local de Derechos Humanos de la UOM, proponen el conversatorio virtual “Hagamos Memoria y reclamemos justicia” en YouTube: https://youtu.be/X7pIN9JZ1BA. EL NORTE dialogó con el padre Aníbal Pollacci.

Carlos Horacio Ponce de León nació en Navarro (Provincia de Buenos Aires) el 17 de marzo de 1914. Fue ordenado sacerdote el 17 de diciembre de 1938 después de haber cursado sus estudios en el Seminario Arquidiocesano de Buenos Aires. El papa Juan XXIII lo designó obispo auxiliar de Salta, el 15 de junio de 1962. El 28 de abril de 1966 fue nombrado obispo de la Diócesis de San Nicolás de los Arroyos cuando tenía 52 años y al tomar posesión, el 18 de junio de 1966, se propuso llevar a cabo todas las orientaciones del Concilio Vaticano II. Tuvo un importante rol episcopal durante el régimen dictatorial del autodenominado Proceso de Reorganización Nacional que había irrumpido en 1976. A partir del 24 de marzo de ese año, recibió a los familiares de las personas desaparecidas, a cada una de las familias que le fueron a pedir que intercediera para saber los paraderos.

Circunstancias

El 11 de julio de 1977, el obispo de San Nicolás Carlos Horacio Ponce de León perdió su vida en la Ruta Nacional 9, a la altura del partido de Ramallo, en un supuesto accidente. Sin embargo, la causa judicial se reabrió en 2004 -por el impulso en ese momento del fiscal federal Juan Patricio Murray- poniendo en duda esta teoría.

El incidente investigado ocurrió el 11 de julio de 1977 a la altura del kilómetro 212.5 de la Ruta Nacional 9, cuando Ponce de León se dirigía a la ciudad de Buenos Aires y su automóvil Renault 4 colisionó con una camioneta Ford F-100 que viajaba en sentido contrario. En el informe “Nunca Más”, confeccionado por la Conadep en 1984, se detalló que al momento de su muerte, el religioso “se dirigía a la Capital Federal con el objeto de llevar documentación a la Nunciatura Apostólica, relativa a la represión ilegal implementada en la Diócesis de San Nicolás (Buenos Aires) y Villa Constitución (Santa Fe)”.

“La causa está casi en un freezer”

“Esta fecha es un día muy especial. Para los que lo conocimos en vida es muy fuerte, y para otros, una manera de tener presente a quien estuvo de obispo durante 11 años en la Diócesis de San Nicolás. En cada circunstancia estuvo presente, sobre todo poniendo su entrega y su corazón. De los obispos que han estado aquí es el único que ha muerto en la Diócesis. Está descansando en la Catedral. Celebramos su fortaleza para entregarse, su manera de estar presente en cada momento histórico, desde el día a día con la gente. Hacía las cosas con emoción, pasión y alegría”, recordó Aníbal Pollacci.

El referente de la Comisión Diocesana para Informe Testimonial, además, dijo sobre la causa judicial: “En febrero de 2020 se ha solicitado que se dé por cerrada la causa de 1978 que declaraba lo que había pasado como un accidente culposo, debido a todas las pruebas que se han ido encontrando en el proceso de investigación que se desarrolla desde 2004. La investigación se tornó larguísima. Se ha pedido una resolución más pronta, ante el juez Bailaque. Pedimos que resuelva pronto la nulidad de la primera causa para poder seguir con los pasos que corresponda en el juicio sobre Ponce. Los querellantes han reclamado recientemente que el juez le dé respuesta a esta situación. La causa está casi en un freezer”.