SE ELEVARON PROYECTOS LOCALES DE PROTOCOLOS PARA AMPLIAR LA PRESENCIALIDAD UNIVERSITARIA

KICILLOF SE REUNIÓ CON RECTORES

El Gobierno de la provincia de Buenos Aires está en búsqueda de poder ampliar la presencialidad en las aulas universitarias. En San Nicolás, ya han vuelto muy pocas carreras, centrándose en las actividades prácticas. Estudiantes nicoleños manifestaron tiempo atrás la necesidad de concurrir cuanto antes a los ámbitos académicos físicos.

De la Redacción de El Norte
diarioelnorte@diarioelnorte.com.ar

Axel Kicillof estuvo reunido con rectores de diferentes universidades nacionales que tienen sede en los distritos de la provincia de Buenos Aires. El motivo: poder buscar la forma para que haya más presencialidad en las distintas carreras, ya sean terciarias o universitarias. Al igual que en otras partes del país, en San Nicolás se está volviendo lentamente a la presencialidad en aulas aunque enfocadas específicamente en lo que  requiere práctica. Por ejemplo, en laboratorios para realizar investigaciones, en los terciarios que ofrecen cursos de soldadura, entre otras cuestiones que son imposibles de enseñar de modo virtual.

“Respetando los tiempos y la autonomía de cada universidad en la toma de decisiones, ya estamos trabajando para tener listos y en funcionamiento lo antes posible los protocolos necesarios para profundizar la presencialidad”, dijo Kicillof durante el encuentro, que se desarrolló en la Casa de Gobierno provincial, en La Plata.

El gobernador destacó, además, “el papel protagónico que cumplió el sistema universitario en diferentes aspectos durante la pandemia”, especialmente a través de los desarrollos científicos, los centros de monitoreo telefónico y espacios para la vacunación.

Estudiantes Autoconvocados

Al respecto, EL NORTE consultó a Jeremías Musso, un estudiante de Ingeniería que forma parte de la agrupación Estudiantes Autoconvocados. Desde hace varios meses que vienen requiriendo la presencialidad y hasta elevaron proyectos en el Honorable Concejo Deliberante, aunque sin respuesta por parte de los ediles.

“La virtualidad es insostenible desde inicios de 2021. Este año deberíamos haberlo empezado al menos con un sistema bimodal. El regreso de los exámenes presenciales es poco, y llega muy tarde porque el ciclo lectivo ya se está terminando, pero de todas formas nos pone contentos porque es mejor que nada. “Nos quita un poco de preocupación respecto al fantasma de un tercer año consecutivo (2022) con las facultades cerradas. Hace poco se hizo una encuesta en la UTN, propuesta por la propia institución, y la mayoría -tanto alumnos como docentes- manifestaron que es necesaria la vuelta”, agregó.

Monitoreo

En ese aspecto, el secretario general de la Gobernación, Federico Thea, explicó que “la Jefatura de Gabinete y el Ministerio de Salud están terminando los protocolos que serán los estándares mínimos que se van a tener que cumplir para una mayor presencialidad”.

Indicó que a partir de estos lineamientos “no será necesaria una autorización previa de funcionamiento, lo que marca también el resultado exitoso de la campaña de vacunación, que abre una nueva etapa, que será progresiva y va a depender de todos continuar construyéndola”.

“Si se cumplen los protocolos de cuidado necesarios, estamos en condiciones de comenzar a tener una presencia más importante en las aulas. Podemos hacerlo mientras sostenemos el monitoreo permanente de la situación epidemiológica y su contexto. Es importante el rol que tienen las universidades para una formación docente permanente de calidad que considere dentro de sus propuestas, las estrategias para la enseñanza a distancia y en entornos virtuales”, sostienen desde el Gobierno.

Kicillof señaló: “Debemos avanzar con la articulación de la oferta universitaria y las necesidades de la Provincia”. “Trabajamos con un mapa de expansión de la oferta universitaria provincial, donde el objetivo es alcanzar un espacio de articulación permanente entre la Provincia y su sistema universitario”, concluyó.

Las manifestaciones

Durante todo 2021, hubo diferentes actos realizados por estudiantes de las facultades locales, a fin de exponer su reclamo. Entre ellos se encontraron la clase abierta en el anfiteatro del Parque San Martín con los pupitres vacíos, simbolizando la falta de educación presencial que estaban atravesando.

“Lo que se busca es que se devuelva el derecho a una educación de calidad a la juventud. La tasa de deserción escolar en la Argentina ha aumentado a niveles alarmantes. Antes de la interrupción de las clases, aproximadamente, 400.000 jóvenes abandonaban sus estudios al año. Hoy en día, esa cifra asciende a los antes citados 1.600.000 alumnos, con lo que a una situación de por sí caótica, se le agrega las dificultades propias de la cuarentena y aislamiento impuestos”, consideró Musso.

A pesar de ser estudiantes del nivel superior, también estaban buscando la reapertura de las clases en primaria y secundaria. “Afortunadamente ya se retomaron las clases en esos ámbitos. Era parte del proyecto que habíamos enviado al Concejo Deliberante. Esperemos que el Gobierno cumpla su palabra y los universitarios podamos volver a estudiar de forma presencial”, concluyó Musso.