13.7 C
San Nicolás de los Arroyos
lunes, 20 septiembre, 2021

Edición N° 3812

SE VIENE LA REUNIÓN DE LA COMISIÓN POR EL CÓDIGO DE ORDENAMIENTO URBANO



La novela continua. Comenzó hace once años atrás y hoy todavía es incierto su final. Pasaron concejales, intendentes, y el Código de Ordenamiento Urbano y Territorial en Ramallo sigue pendiente.

Se convocó a la primera reunión de la Comisión Participativa para el Ordenamiento Territorial. ARCHIVO

Ramallo sigue sin tener una planificación pensada, organizada y proyectada hacia las próximas décadas. Más allá de los tironeos y las idas y vueltas, esta semana se produjeron novedades. El presidente del Concejo Deliberante, Sergio Costoya, convocó a la primera reunión de la Comisión Participativa para el Ordenamiento Territorial (COPOT), integrada por instituciones, organizaciones sociales, un concejal por bloque político y un representante del Departamento Ejecutivo Municipal. La misma fue convocada para el 21 de septiembre en el Concejo Deliberante. La Comisión deberá comenzar a tratar y revisar el Código de Ordenamiento Urbano y Territorial (COUT).

“El código de La Plata volvió con algunas sugerencias, por lo que convocamos para el martes 21 de septiembre para empezar a conversar y ver la posibilidad, si la comisión lo permite, ampliar el espacio, ya que hay muchas asociaciones civiles, inmobiliarias, Centros de Comercio y Producción que se anotaron. Este espacio es para empezar a trabajar el Código, ver los puntos que marca provincia”, explicó Costoya.

Y agregó: “Creo que con las sugerencias que ha mandado provincia nos podemos poner de acuerdo rápidamente, ya que marca algunas de las situaciones que ya habían señalado asociaciones civiles. Hay un estudio de una universidad que ha hecho un relevamiento sobre la parte urbana de Ramallo. Esperamos poder sacar este código, bien y ordenado lo antes posible, para poder tener esta normativa en Ramallo”.

La oposición

El concejal Leandro Torri oportunamente expresó “todos tenemos en claro que resolver la situación del código es generar empleo, dar acceso a la tierra, es resolver el problema del hábitat y creo que esta gestión no lo está atendiendo”.

“El ejecutivo actual ha reformado la Ordenanza de uso del suelo; también hay otra situación con la manga del puerto, donde hay una calle que pasó de dominio público a dominio privado no se analizó la plusvalía urbana que habla claramente sobre el porcentaje de plusvalía que se debe dar con el cambio de zonificación, me parece que este ejecutivo no demuestra interés. No le está dando una respuesta a la gran demanda de acceso a la tierra que tiene hoy la gente en Ramallo” subrayó.

 “Creo que la situación del código en Ramallo llego a un punto que lo hemos expresado con el ex Intendente Mauro Poletti cuando planteamos derogarlo y desarrollar un nuevo código. Villa Ramallo, El Paraíso, Villa General, tienen otras realidades, como las demás localidades han ido cambiando. Si uno analiza la situación hay cuestiones que hay que corregir. En Pérez Millán por ejemplo no se amplió la zona urbana, así como también muchas otras situaciones”.

Luego explicó que “esto pasa con los desarrollos urbanísticos que no se han incluido para poder avanzar y los vecinos puedan escriturar”.

Después recordó “el código tiene que observaciones. Habrá que trabajar en un código que tenga un consenso de toda la sociedad de las instituciones intermedias, de las empresas, de todo el arco político y social. Con el consenso de todos los que desarrollamos actividades en diferentes localidades. El código tiene que contemplar una mejor calidad de vida, en lo habitacional, en lo ambiental y en la generación de empleo”.

Comisión vinculante

Sobre la comisión que intervendrá en la realización de las modificaciones del COUT dijo “me parece que es una herramienta más la creación de una comisión, pero no comparto darle la responsabilidad de los legisladores a los vecinos. Esta es una comisión vinculante, y me parece que si es así los concejales nos tenemos que correr. La comisión debería dictaminar sobre distintos sectores, pero después deben ser los legisladores quienes se deben hacer responsable, para eso hemos sido elegidos”.

En el final del dialogo manifestó que “había un dictamen que decía que había que hacerle correcciones. Las personas que lo tratan en provincia no son funcionarios políticos son técnicos de la provincia. Lo técnico no se va a modificar. Me parece que las zonas de amortiguación, las zonas que van a ser urbanas, me parece que esas cuestiones no se van a modificar lo técnico se va a seguir sosteniendo. Ahora sí hay situaciones que han cambiado mucho y hoy se tiene que hacer un trabajo integral”.

Unidos por la Vida y el Medio Ambiente

La ONG Unidos por la Vida y el  Medio Ambiente fue desde del tratamiento inicial quien marco su posición a los diferentes gobiernos. Cabe recordar que desde sus inicios señalaron que el COUT debía ser participativo: “la idea es que se haga un código nuevo, hay que formar un comisión, hay que tener un reglamento, se tiene que reformular el código entero, se tiene que hacer de nuevo” después subrayó “este código lleva diez años yendo y viniendo a La Plata y como está no se va a resolver la situación. Nosotros necesitamos un código que sea viable y sea sustentable y que tenga legitimidad social” señaló hace un tiempo atrás Nicolás Cerretani.

 “En primer lugar estamos a la expectativas de que se cumpla con la Ordenanza que se sancionó en noviembre del año pasado y recordar que este código debe ser participativo, que incluya a partes interesadas de la comunidad de Ramallo como nuestra organización y otras organizaciones puedan llegar a participar también. Además pedimos que personas individuales puedan participar también en calidad de la profesión que desempeñen” explicó.

  “Desde UPVA tenemos un código, tenemos un modelo, lo que ocurre es que más allá de ir presentando distintas opciones queremos conversar con otras personas por lo que debería ser el futuro de Ramallo. Hay cuestiones que se nos escapan a nosotros porque tememos la mirada desde lo ambiental por lo que debería participar desde el colegio de arquitectos e inmobiliarios porque ellos van a tener una mirada como debe ser crecimiento de Ramallo. También pensar que actividades agropecuarias y donde se pueden realizar. Hay una Ordenanza de fitosanitario que va a afectar a los campos lindantes. Nosotros tenemos que discutirlo entre todas las partes afectadas que código vamos a tener los ramallenses, porque va determinar la vida de todos. Nuestra demanda es que se abierto y plural” concluyó.


ÚLTIMAS NOTICIAS





error: ¡Contenido protegido!