13.9 C
San Nicolás de los Arroyos
miércoles, 17 abril, 2024

Edición N° 4751

Según un estudio, los humanos contagiamos más virus a los animales que ellos a nosotros

Una antigua creencia indicaba que la situación se daba a la inversa

Algunas de las enfermedades más mortíferas que acecharon a la humanidad proceden de patógenos que saltaron de los animales a las personas. El virus que causa el SIDA, por ejemplo, pasó de los chimpancés. Y muchos expertos creen que el virus que causó la pandemia de COVID-19 procedía de los murciélagos.

Pero, como muestra un nuevo estudio, este intercambio no fue unidireccional. Un análisis de todas las secuencias de genomas víricos disponibles públicamente arrojó un resultado 
sorprendente: los humanos transmiten más virus -aproximadamente el doble- a los animales que ellos a los humanos.

Los investigadores analizaron casi 12 millones de genomas de virus y detectaron casi 3.000 casos de virus que saltaban de una especia a otra. +De ellos, el 79% eran virus que pasaban de una especie animal a otra. El 21% restante se refería a humanos. De ellos, el 64% fueron transmisiones de humano a animal, lo que se conoce como antroponosis, y el 36% fueron transmisiones de animal a humano, lo que se conoce como zoonosis.



Entre los animales afectados por la antroponosis se encontraban domésticos como perros y gatos, y animales domesticados como cerdos, cabalos y ganado vacuno, aves como pollos y patos, primates como chimpancés, gorilas y monos aulladores, y otros animales salvajes como mapaches, el tití de penacho negro y el ratón africano de pelo suave.

En particular, los animales salvajes eran mucho más propensos a la transmición entre humanos que a la inversa.

“Esto pone de manifiesto nuestro enorme impacto en el medio ambiente y en los animales que nos rodean”, afirma Cedric Tan, estudiante de doctorado en biología computacional del Instituto de Genética del University College de Londres y autor principal del estudio publicado esta semana en la revista Nature Ecology & Evolution.



Las personas y los animales son huéspedes de innumerables microbios que pueden saltar a otra especie por contacto estrecho.

El estudio analizó las transmisiones víricas que afectan a todos los grupos de vertebrados: mamíferos, aves, reptiles, anfibios y peces.

“Los virus pueden saltar de una especie a otra a través de los mismos modos de transmisión que se aplican a los humanos, como el contacto directo con los fluidos infectados o las mordeduras de otras especies, entre otros”, explica Tan.



“Sin embargo, antes de que un virus pueda saltar a un nuevo huésped, debe poseer ya el conjunto de herramientas biológicas, o adquirir adaptaciones específicas del huésped, para entrar en las células de la nueva especie huésped y explotar sus recursos”, añadió Tan.

A lo largo de los milenios, las pandemias que mataron millones de personas fueron causadas por patógenos como virus, bacterias y hongos que pasaron de los animales a las personas. La zoonosis fue la principal preocupación en relación con las enfermedades infecciosas emergentes peligrosas.

“La inmensa mayoría de los patógenos que circulan entre los humanos se adquirieron de los animales en algún momento”, afirma el biólogo computacional y coautor del estudio Francois Balloux, director del Instituto de Genética de la UCL.



“La mayor amenaza actual es probablemente la gripe aviar H5N, que circula en aves silvestres. La principal razón por la que los recientes saltos de hospedador pueden ser tan devastadores es  porque la población de especies hospedadoras no tiene inmunidad preexistente a la nueva enfermedad”, añadió Balloux.

La Peste Negra del siglo XIV -cuando la enfermedad bacteriana peste bubónica mató a millones de personas en Europa, Asia, Oriente Medio y el norte de África- fue causada por una bacteria que circulaba normalmente en roedores salvajes.

Y amenazas actuales como el virus del Ébola también surgieron de animales. “Se cree en gran medida que el SARS-CoV-2, el agente de la pandemia COVID-19, se originó probablemente en murciélagos de herradura y saltó a los humanos”, dijo Tan.



error: ¡Contenido protegido!